DOMINGO 5 DE NOVIEMBRE DE 2000




Las panistas, poca cosa para su partido

ƑCuántas llegarán al gabinete?

Vicente Fox ofreció que habría "muchas mujeres" en el primer nivel de su gobierno. "La equidad -dijo la semana pasada, ya como presidente electo- no cuesta, nos beneficia". Quizá para empezar su cruzada antimachismo, Fox debería volver los ojos a su partido, el PAN, que, en lo que se refiere a espacios políticos para las mujeres, no tiene buenas cuentas


Daniela PASTRANA

sesion-camara-ni–a Decían los fundadores del Acción Nacional: "Cuando se juega la suerte de la nación, cuando está de por medio la subsistencia misma de los valores que dan el sentido a la vida humana, mujeres y hombres tenemos derecho a participar en la pelea".

Más terrenales, los panistas de hoy escribieron en la plataforma 2000-2006:

"Respecto al proceso de democratización que atraviesa nuestro país es claro que éste no ha reflejado lo suficiente una inclusión más equitativa de las mujeres, ya que hasta ahora su participación casi se ha reducido a votar y, en menor medida, auxiliar electoral o propagandista y muy escasa en ocupar puestos de toma de decisiones..."

ƑY?

Después de seis décadas, el partido de Vicente Fox tiene cuentas más bien pobres en cuanto a espacios políticos para las mujeres: una secretaria general adjunta en el CEN, la coordinación parlamentaria en la actual Asamblea Legislativa, un lugar en el gabinete alterno de Manuel Clouthier y un puñado de cargos de elección popular.

El ejercicio vale la pena, ahora que andan tan activas las feministas:

De la militancia total de Acción Nacional -calculada en 350 mil afiliados-, la mitad son mujeres. Los números, empero, son muy distintos cuando se trata de cargos de dirección.

Un breve repaso: son mujeres 10 de los 43 integrantes del Comité Ejecutivo Nacional, y 59 de los 274 miembros del Consejo Nacional. Es decir, las panistas apenas son una quinta parte de los tomadores de decisiones a nivel nacional.

En las instancias estatales y juveniles la diferencia es mucho mayor; en el primer caso, por ejemplo, las mujeres no llegan a 7% de las jefaturas en las entidades.

Eso en lo que toca a la estructura interna. Los espacios en puestos de elección popular son todavía más restringidos: de 207 diputados federales del PAN en la actual legislatura, 24 son mujeres. Y de 46 senadores, sólo hay cinco legisladoras. El porcentaje de mujeres, en ambos casos, ronda los 11 puntos, y es más o menos igual en diputaciones locales.

Los números se caen en los cargos de gobierno. Las 11 mujeres que gobiernan algún municipio representan apenas 4% de las presidencias municipales en poder del PAN.

Y gobernadoras panistas no hay.

Será por eso la reflexión de las dirigentes de promoción política de la mujer del CEN del PAN, disponible en Internet: "Si para evaluar la participación política de la mujer panista nos limitáramos a tomar en cuenta sólo el porcentaje de quienes han alcanzado un cargo de elección popular, el resultado valorativo sería pobre y parcial para los 60 años que tiene de existencia..."

* * *

De la historia de las mujeres del PAN destacan algunos datos:

-Las panistas celebraron el 16 de noviembre 1939 su primera asamblea general, en la que se nombró la primera presidenta de la "Sección femenina".

-Pasaron 31 años para que un comité estatal tuviera una presidenta: Mercedes Padilla, en Tlaxcala.

-Ocho años antes, en 1962, el PAN postuló la primera candidata a gobernadora en el país, Rosario Alcalá, por Aguascalientes.

-En 1964, la panista Florentina Villalobos ganó la primera diputación federal por mayoría, en Parral, Chihuahua.

-En 1966, Norma Villarreal ganó la primera alcaldía del PAN, San Pedro Garza García, Nuevo León. El mismo municipio fue gobernado en segunda ocasión por una mujer, Teresa García de Madero, de 1997 a 2000.

Sin embargo, en términos cualitativos, los espacios políticos asignados a las mujeres en Acción Nacional todavía dejan mucho que desear.

El cargo más importante que ha tenido una mujer dentro del PAN es el de secretaria general adjunta del Comité Ejecutivo Nacional, que ocupó la actual senadora Cecilia Romero.

Hacia afuera se cuentan dos: el lugar que Manuel Clouthier le dio en el gabinete alterno a María Elena Alvarez, y el reciente nombramiento de Patricia Garduño al frente de la bancada panista en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Es todo. Nunca una presidenta nacional, como en el caso de María de los Angeles Moreno y Dulce María Sauri en el PRI, y Amalia García en el PRD.

Tampoco una gobernadora (aunque ha tenido cinco candidatas), ni una coordinadora parlamentaria en la Cámara de Diputados.

* * *

ƑCambiará la suerte de las mujeres con el nuevo gobierno?

Vicente Fox jura que sí, aunque no sea "sólo" por razones de justicia.

"Por razones de conveniencia y estrategia -argumentaba el 10 de julio, en entrevista con la Triple Jornada- yo ya no puedo concebir un gobierno eficaz que no integre a muchas mujeres".

El repaso es obligado:

Sólo dos mujeres han encabezado la Cámara de Diputados: Socorro Díaz y María de los Angeles Moreno.

Otras siete han ocupado una secretaría de Estado: Rosa Luz Alegría, la primera mujer en México con un cargo de ese nivel, fue nombrada por José López Portillo secretaria de Turismo. María de los Angeles Moreno y María Elena Vázquez Nava fueron titulares de Pesca y de la Contraloría, respectivamente, con Carlos Salinas. De la actual administración: Silvia Hernández, en Turismo; Norma Samaniego, en la Contraloría; Rosario Green, en Relaciones Exteriores, y Julia Carabias en Semarnap.

En el Distrito Federal, Cuauhtémoc Cárdenas dio un impulso significativo a las mujeres: nombró seis delegadas (de 16 cargos) e incluyó a tres mujeres en las principales secretarías: Gobierno, Desarrollo Social y Desarrollo Económico.

Sin embargo, el camino de las mujeres en la política es largo.

En la elección del 2 de julio, todos los partidos políticos se cuidaron de cubrir la cuota de 30% en las candidaturas que establece la ley, pero las mujeres fueron ubicadas mayormente como suplentes o en los últimos lugares de las listas plurinominales. El resultado: las representación femenina en las cámaras de Diputados y de Senadores disminuyó de 115 a 100 legisladoras.

* * *

ƑMujeres para integrar el gabinete? "Hay de sobra y con mucha capacidad", decía en julio pasado Vicente Fox.

Con la borrachera electoral, el panista no vio "ningún problema en integrar a todas las mujeres que se requieran en el gabinete y el gobierno".

La semana pasada, en cambio, fue más prudente. Cuando las feministas le presentaron su lista de prospectos, prefirió tomarlo a chunga. "Híjole, va a estar difícil, porque sólo hay 18 secretarías".

Y, para colmo, ninguna panista fue considerada.