DOMINGO Ť 6 Ť MAYO Ť 2001

Ť El valor del socialismo reúne 11 ensayos escritos entre 67 y 99

Marx es vigente, premisa de Adolfo Sánchez Vázquez

Ť Reivindicar la idea y el proyecto de la izquierda en tiempos oscuros, fin de la compilación, explica el autor

PABLO ESPINOSA

Un análisis del discurso de Argel, mediante el cual Ernesto Che Guevara marcó su distancia del que, por entonces, se presentaba falsamente como socialismo; las limitaciones que la democratización encontró en el proceso histórico de transición, que desembocó en el "socialismo real", y las intervenciones del autor en el célebre Encuentro Vuelta de 1990, efectuado a un año del derrumbe del muro de Berlín y ya cercana la desintegración de la Unión Soviética, son algunos de los materiales que integran una novedad bibliográfica fundamental: El valor del socialismo, de Adolfo Sánchez Vázquez, publicado por Editorial Itaca, que se encuentra ya en circulación.

Entre los valores de este libro, además del rigor científico y la lucidez de pensamiento del autor, una convicción y una certeza lo gobiernan: "sí, vale la pena luchar por el socialismo".

Este volumen, informa su editor, David Moreno Soto, recoge textos dados a conocer entre 1967 y 1999. Entre los once ensayos, el que se titula -invirtiendo el referente conocido de Federico Engels- "Del socialismo científico al socialismo utópico", fue publicado por Ediciones Era a principios de los setenta, pero se agotó y no se había vuelto a editar.

El libro que aporta ahora Ediciones Itaca (5611-5896 o itaca00@hotmail.com, aunque el libro se consigue en las tiendas del sur de la ciudad de México) contiene textos clásicos de Sánchez Vázquez cernidos a propósito del valor del marxismo en tiempos de crisis, como los actuales. Las evidencias, explica Moreno Soto, "están al orden del día, en la actitud claudicante de la izquierda mexicana, pero más que nada en su pérdida de perspectiva estratégica. El valor de este libro radica en que comprueba que vale la pena luchar por el socialismo".

Reafirmación de un ideal

En el prólogo explica el doctor Sánchez Vázquez: "lo que nos mueve a agruparlos (los textos) es la necesidad, que muchos sentimos y compartimos, de reivindicar la idea, el proyecto o la utopía socialista. Y tanto más en tiempos oscuros de incertidumbres, así como de renegados y confundidos o desencantados de buena o mala fe. Se trata, pues, de afirmar o reafirmar -desde el título mismo del libro--el valor del socialismo".

Esta reivindicación, explaya el filósofo, se hace necesaria no sólo ante los que, por evidentes motivos ideológicos de clase, lo atacan, deforman o tratan de enterrarlo de una buena vez, sino también ante los que lo han deformado o incluso negado invocando su nombre. "En consecuencia, nos interesa reivindicar el socialismo en el plano de las ideas como proyecto que originariamente trazó Marx, pero asimismo en el plano de la realidad, en el que llegó a presentarse falazmente como la realización de ese proyecto marxiano, en el 'socialismo realmente existente'. Este encuentro, o más bien desencuentro, del socialismo con la realidad sólo se da -si dejamos a un lado el breve y efímero 'asalto al cielo' (Marx) de la Comuna de París- a partir de la Revolución Rusa de 1917. Tras la toma del poder por los bolcheviques se inicia un complejo y difícil proceso histórico que, por una serie de circunstancias de las que se hablará en este libro, desemboca en la construcción de una sociedad atípica, ni capitalista ni socialista, que sin embargo se presenta -desde mediados de la década de los treinta- como construcción del socialismo".

El movimiento comunista mundial que seguía incondicionalmente a la burocracia soviética, así como un amplio sector de la izquierda, identificaron, "con las excepciones de rigor", ese "socialismo" con el verdadero de origen marxiano. Es hasta los años sesenta cuando se inicia un cuestionamiento "que a duras penas se abre paso en las filas del movimiento comunista y de la izquierda que hastamarx entonces consideraban inapelable la naturaleza socialista de los regímenes de la Unión Soviética y de sus aliados -o vasallos- del Este europeo. De ahí que, al derrumbarse esos regímenes, se derrumbara también en muchas mentes -cerradas hasta entonces a la crítica- la idea misma del socialismo".

Así pues, en estos últimos años el valor del socialismo no sólo ha sido negado por los ideólogos del capitalismo al proclamar gozosos que con el desmoronamiento del muro de Berlín había llegado el fin del socialismo, "sino que éste ha desaparecido del horizonte utópico de quienes habían puesto sus esperanzas emancipatorias en las sociedades 'socialistas' que se derrumbaban".

El valor del socialismo es el segundo libro de Editorial Itaca dedicado a la obra de Adolfo Sánchez Vázquez. El primero se tituló De Marx al marxismo en América Latina, publicado en 1999 y están en preparación otros dos volúmenes, uno de ellos acerca del joven Marx y el otro a propósito de sus ideas estéticas.