Avi—nCa–onazo
La Habana, Cuba. Fotos: Francisco Mata



 
 

ojarasca

12 años     SUPLEMENTO MENSUAL   número 54  octubre de 2001



 

Al llegar el milenio
 

Era un tiempo muerto: hielo en el río,

nieve en las riberas, nieve en los campos del fondo,

el cielo hasta lo que no de blanco, desnudos los árboles.
 

Y nada se movía. El paisaje

tieso como una piedra, más quieto que el hielo.

El viento, caído en una fijeza enorme.
 

Hasta que algo se agitó: una cosa con alas

bajó en busca de algo, lo que haya sido.

Allí en la nieve, un brillo, una inscripción
 

concentrada y detenida. Y yace allí,

densa mancha, donde ocurrió

lo que sea que haya ocurrido. Qué fue
 

es lo que, al ocultarse, altera el paisaje.

Como si el día señalado un ángel del aire

hubiera aparecido por cuenta propia
 

para tocar la lengua de otros con las cenizas de un fuego muerto.
 

Anthony Thwaite *

Umbral
 

En estos tiempos oscuros

textos: 

Armando Bartra

György Konrad
 
 

Nueva poesía de los Altos de Chiapas

María Concepción Bautista Vázquez

Armando Sánchez Gómez

Manuel Sántiz Gómez
 
 

Reunirse, reconstituirse

El camino de los pueblos indios
 
 

Milpa Alta, nueve siglos después


 

ojarasca@laneta.apc.org

números anteriores

directorio