Efectos del encallamiento del buque Rubin en el arrecife Pájaros, sistema arrecifal veracruzano

Juan Manuel Vargas-Hernández1 y Guillermo Horta-Puga2

1Universidad Veracruzana, Centro de Ecología y Pesquerías.
Boca del Río, Veracruz.

2Universidad Nacional Autónoma de México, Facultad de Estudios Superiores Iztacala, UBIPRO. Tlalnepantla, Edo. de México.

Correos electrónicos: juavargas@uv.mx y horta@servidor.unam.mx

El 28 de febrero del 2001, una noticia llamó la atención del público general, autoridades y científicos. El buque carguero de nacionalidad alemana Rubin, encalló en el talud frontal al sureste del arrecife Pájaros, uno de los 23 arrecifes del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano en el Golfo de México. No es raro que en periodo de "nortes" existan encallamientos en estos arrecifes, ya que las embarcaciones deben librarlos para entrar al puerto, pero en muchos de los casos, como en éste, el factor humano es el responsable directo de los accidentes.


El encallamiento del Rubin
 
El buque, de 100 metros de eslora y más de 7 mil toneladas de desplazamiento, impactó sobre el arrecife a una profundidad de entre tres y siete metros. Las evaluaciones del sitio del siniestro mostraron que se afectó un área de 4 mil 150 m2, equivalente a aproximadamente la que ocupan cinco canchas de futbol.

El paisaje arrecifal se modificó drásticamente pues se perdió gran parte del relieve que caracteriza a estos ambientes. Parecía que una aplanadora hubiera pasado por el arrecife dejando al descubierto los pedazos de coral resplandecientes, que reflejaban la luz del sol desde sus partes expuestas de carbonato de calcio. Comparando con un área control aledaña no dañada, se pudo demostrar que el 77 por ciento de los corales vivos desaparecieron šmás de mil 700 colonias adultas! Además se provocó un cambio drástico en la composición de la comunidad ya que las especies dominantes masivas de gran tamaño prácticamente fueron arrasadas. Sólo sobrevivieron las colonias de tallas pequeñas, que por su tamaño se salvaron de ser aplastadas por el buque.

A esto se debe agregar que una de las especies coralinas protegidas por leyes nacionales e internacionales, el coral "cuerno de alce", Acropora palmata, se vio seriamente afectada. Muchas especies de invertebrados asociadas a los corales también lo fueron. Los peces, aunque pueden desplazarse a otros lugares, perdieron sitios para la puesta de sus huevos, protección y alimentación, como en el caso del "pez sargento", Abudefduf saxatilis.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) acordaron con la empresa naviera dueña del buque formar un comité de expertos que se avocara a la evaluación del daño ecológico causado por el siniestro. Después de evaluar los efectos causados por el siniestro y establecer las condiciones ecológicas en el área impactada (mencionados en el párrafo anterior), se propusieron medidas para la restauración y compensación de los daños. Adicionalmente se hizo una valoración económica del daño.


La zona dañada
 
La estimación de la compensación económica por daños materiales a los ecosistemas naturales va más allá de la simple valoración de las actividades directas que se dejan de realizar por la restauración del sistema. Implica también estimar el costo de las actividades directas de restauración que contribuyan a acelerar el proceso natural de recuperación del ecosistema a sus condiciones originales.

Entre las acciones propuestas de restauración se incluyeron:

  1. remoción del cascajo coralino para evitar un mayor daño cuando éste es movido por el oleaje;
  2. cimentación de bloques coralinos grandes para evitar que sean movidos en caso de oleaje intenso derivado de nortes y/o tormentas;
  3. colocación de bloques de roca caliza para recuperar la estructura tridimiensional del relieve;
  4. transplante de corales vivos para promover la recuperación de la comunidad coralina;
  5. boyamiento del área del siniestro para evitar cualquier actividad que altere el proceso y los trabajos de restauración; y
  6. establecer un programa de monitoreo para dar seguimiento al proceso de recuperación.

En los costos de compensación del daño también se incluyeron: a) un programa de educación ambiental, para concienciar a la población de la importancia de la conservación de los ecosistemas arrecifales en Veracruz, y b) la elaboración de un manual de procedimientos para la atención inmediata a encallamientos.

Tuvo que pasar aproximadamente un par de años después del encallamiento para que la empresa dueña de la embarcación y nuestro gobierno llegaran a un acuerdo económico para restaurar y compensar económicamente los daños causados al Parque Nacional. A más de tres años desde que sucedió el encallamiento, no se han emprendido las acciones propuestas para la restauración ƑPor qué tardamos tanto en actuar? ƑEsperaremos a que los procesos naturales recuperen gradualmente el arrecife? ƑNecesitamos que unas cuantas décadas o cientos de años?

Los arrecifes de Veracruz tienen aproximadamente de 5 mil a 9 mil años de antigüedad y los corales en el área de impacto crecen unos cuantos milímetros al año. Los arrecifes del mundo se están perdiendo aceleradamente en las últimas décadas por la acción directa y/o indirecta del hombre. Es por tanto imprescindible que se tomen las medidas necesarias para preservar y, en su caso, recuperar estos valiosos ecosistemas.