Usted está aquí: Inicio Economía Repudian en Canadá antisindicalismo de Wal-Mart; anuncian boicoteo nacional

La empresa cerró una sucursal en Quebec cuyos empleados lograron agremiarse

Repudian en Canadá antisindicalismo de Wal-Mart; anuncian boicoteo nacional

La compañía adoptó línea muy dura para mostrar que no aceptará a los sindicatos: experto

AFP Y NOTIMEX

Ampliar la imagen Sucursal de la cadena de tiendas minoristas en Niles, Illinois. La compa�anunci� noviembre pasado que tuvo un incremento de 30 por ciento en sus ganancias y prev�ayores beneficios por las ventas en d� festivos FOTO Afp

Montreal, 11 de febrero. Los sindicatos canadienses anunciaron hoy que realizarán un boicoteo nacional contra la firma Wal-Mart por el anunciado cierre de la sucursal en Jonquiere, Quebec, cuyos trabajadores lograron sindicalizarse hace seis meses. En tanto dos tiendas de la cadena estadunidense Wal-Mart fueron evacuadas por precaución este viernes en Ottawa, después de recibir amenazas sobre una supuesta bomba, informó un vocero de la policía local. Las tiendas que recibieron los amagos son: una en Gatineau y la otra en Hull.

"Siempre tomamos las amenazas en serio y nuestros equipos están preparados para una revisión completa", declaró André Pellerin, de la policía de Gatineau.

El gigante estadunidense de ventas al consumidor, conocido por sus precios bajos y sus acciones sociales, levantó un clamor de indignación en Quebec el miércoles, al anunciar el cierre de su sucursal de Jonquiere, la primera en América del Norte en la que se creó un sindicato.

La cadena estadunidense Wal-Mart, que tiene un millón de empleados en Estados Unidos, 70 mil en Canadá y 600 mil en el resto del mundo, anunció que la sucursal de Jonquiere será cerrada el 6 de mayo próximo por "razones de rentabilidad."

Los 190 empleados de la sucursal de Jonquiere, una ciudad a unos 600 kilómetros al norte de la ciudad de Montreal, lograron sindicalizarse hace seis meses y empezaron a negociar un contrato laboral en noviembre último.

La Federación de Trabajadores de Quebec (FTQ), el Sindicato de Trabajadores Unidos de la Alimentación (TUA, por su sigla en inglés) y el sindicato de Trabajadores Canadienses del Automóvil (TCA, por su sigla en inglés) anunciaron un boicoteo y acciones legales contra la firma.

Otros sindicatos anunciaron a la prensa que apoyarán las medidas contra la empresa, la cual lucha por todos los medios contra la sindicalización en sus sucursales.

Con excepción de Alemania, donde los empleados de Wal-Mart están sindicalizados por obligación, la de Jonquiere fue la primera en lograr un sindicato pese a las medidas legales emprendidas por la firma, y dos más en Quebec están en proceso de sindicalización.

En el caso de Jonquiere la solidaridad sindical cuenta con el apoyo de las autoridades municipales y políticas de la región, incluyendo a la ministra delegada del gobierno de Quebec, Francoise Gauthier.

Gauthier, especialista en relaciones laborales, criticó ante la prensa la decisión de Wal-Mart de cerrar justo cuando se estaba negociando la primera convención laboral y dijo que ésta es una acción "contraria a los derechos de los trabajadores."

El jefe del Partido Quebequense (PQ), que forma la oposición oficial en el Parlamento de Quebec, Bernard Landry, advirtió que boicotearía los comercios Wal-Mart porque está en contra de "las prácticas antisindicales de esa empresa", que no deben ser toleradas.

La firma estadunidense decidió el cierre hace dos días justo cuando el sindicato de TUA pidió que se nombrara un árbitro para romper el estancamiento de las negociaciones que duran desde hace tres meses.

El experto en Relaciones Laborales Richard Chaykowski, de la Universidad Queen de Toronto, dijo que es probable que Wal-Mart adoptó con el cierre de Jonquiere una línea muy dura para mostrar que no aceptará la sindicalización en ninguno de sus comercios.

El abogado del TUA, Paul Cavalluzzo, opinó que el sindicato tiene tres opciones: el boicoteo, una demanda ante el Consejo de Relaciones Laborales de Quebec y poner presiones políticas sobre Wal-Mart.

El Consejo de Relaciones Laborales de Quebec puede obligar a Wal-Mart a reabrir la sucursal de Jonquiere y multarla con sumas considerables por violación de las leyes laborales en materia de negociación de un contrato laboral.

Sólo se defienden, argumenta vocero de la empresa

Por su parte, el vocero de Wal-Mart, Andrew Pelletier, declaró que esta empresa sólo se está defendiendo de las acciones "agresivas" de los sindicatos que se amparan "en (las) leyes laborales antidemocráticas" de Quebec y otras provincias canadienses.

Los sindicalistas y políticos en Quebec consideraron que este cierre es una señal que Wal-Mart está enviando a los empleados de otras sucursales que luchan por sindicalizarse.

El presidente del TCA, Buzz Hargrove, destacó que la multinacional había adoptado una "actitud antisindical viciosa" y que era necesario llevar esa empresa ante los tribunales.

El alcalde de Jonquiere, Jean Tremblay, acusó a Wal-Mart de ser "un mal ciudadano corporativo" al no respetar las leyes laborales "que todo el mundo aplica en Quebec."

La Comisión de Relaciones del Trabajo de la provincia de Quebec acreditó el 19 de enero pasado a un sindicato para representar al personal del comercio Wal-Mart en Saint-Hyacinthe, una ciudad a 40 kilómetros al este de Montreal.

Los empleados de la sucursal de Brossard, en la periferia de Montreal, recibirán en pocos días la decisión de la Comisión de Relaciones de Trabajo sobre un pedido de acreditación.

Un boicoteo contra Wal-Mart tendría un impacto relativo, pero si los sindicatos recurren a los tribunales del trabajo y éstos determinan que la compañía actuó de manera ilegal, entonces esa empresa estará en el centro de un debate político y legal en todo Canadá.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.