Usted está aquí: Inicio Estados Labriegos de Arteaga acusan a terrateniente de bloquear acceso de sus ganados a presa

Comuneros solicitan al gobierno michoacano escriturar los terrenos que ocupan

Labriegos de Arteaga acusan a terrateniente de bloquear acceso de sus ganados a presa

DANIELA MORALES ENVIADA / LA JORNADA MICHOACAN

Ampliar la imagen Cabezas de ganado yacen muertas en la comunidad El Platanito, municipio de Arteaga, Michoac� debido a la falta de agua FOTO Eduardo Herrejon/ la Jornada Michoacan

Arteaga, Mich., 7 de mayo. Campesinos de las comunidades El Platanito, Las Cañas y El Reparito, del municipio de Arteaga, denunciaron al dirigente de la organización Campesinos del Sur, Manuel García Cuevas, dueño de más de mil 400 hectáreas en las cuales se encuentran esas poblaciones, de impedirle a sus hatos el acceso a la presa El Infiernillo.

En una gira por estas comunidades, los comuneros solicitaron al secretario de Gobierno, Enrique Bautista Villegas, intervenir para que las escrituras de los terrenos que ocupan les sean entregadas. El funcionario respondió que el gobierno del estado trabaja en la solución del problema y se comprometió a llevar una respuesta a más tardar en el mes de agosto.

Asentada desde 1964 en una orilla de la presa de El Infiernillo, a raíz de la inundación que provocó la construcción del embalse, la comunidad de El Platanito, en la que viven aproximadamente 70 familias, empezó hace casi siete años a enfrentar serios problemas de subsistencia cuando a la baja producción de pescado en ese cuerpo de agua se sumó el de la aparición de los hermanos García Cuevas, quienes se acreditaron como dueños de más de mil 400 hectáreas.

"El señor Raúl García Cuevas, hermano del citado dirigente campesino, empezó a cercar sus terrenos y colocar guardaganados para que nuestros hatos no tuvieran acceso a la presa. El Platanito, un poblado de 40 casas, comenzó a quedar entonces cercado, en medio de la sequía y subsistiendo de la pesca que es muy poca y mal pagada", se quejaron.

Durante la visita del secretario de Gobierno a la comunidad, los habitantes de El Platanito y otros poblados vecinos hicieron solicitudes al funcionario, a quien acompañaba, entre otras autoridades, el presidente municipal de Arteaga, Iván Madero Naranjo.

La solicitud que más destacó fue la de la entrega de las escrituras de los terrenos que habitan los comuneros, a lo que Bautista Villegas respondió que para dar cumplimiento a su solicitud el gobierno del estado negocia con los dueños del predio la venta de unas 500 hectáreas con acceso a la presa, para entregarlas a la comunidad.

Sin embargo, José María Garibay Navarro, subsecretario de Organización y Concentración Agraria de la Secretaría de Gobierno, explicó que García Cuevas está dando la hectárea "a un precio muy elevado", lo que ha impedido que se realice la compra, por lo que, informó, también se analiza reubicar a la comunidad en 600 hectáreas que otro propietario le vende al gobierno "en un precio mucho más razonable"; pero esta opción es quizá la menos adecuada, entre otras razones, por la perdida de raíces que implicaría para los habitantes de la comunidad.

Los comuneros, sin embargo, también tienen la posibilidad de promover un juicio de prescripción adquisitiva para defender el espacio que han habitado durante 40 años.

El problema en El Platanito ha ocasionado la muerte de varias cabezas de ganado de la comunidad, la mayoría de sed. Afirmaron los comuneros que nueve de ellos inclusive estuvieron encarcelados durante ocho meses luego de que en 2001 quitaran un cerco "por desesperación" y fueron demandados por los propietarios.

La situación no es muy distinta en Las Cañas, cuyos pobladores denunciaron al dirigente de Campesinos del Sur de "matar el ganado" y mantenerlos en una situación de persecución y zozobra; inclusive, lo responsabilizaron de la "desaparición" de un habitante de ese poblado.

En esa misma comunidad se solicitó al secretario de Gobierno una alternativa de trabajo para los habitantes que al concluir la construcción de la autopista Morelia-Lázaro Cárdenas se quedaron sin trabajo, y, como los viajeros ya no pasan por esa comunidad, tampoco pueden subsistir del comercio como hasta hace poco.

En Las Cañas, Bautista Villegas también inauguró el funcionamiento de un pozo de agua potable que ya estaba listo para operar desde la administración anterior, "pero García Cuevas y la falta del trámite con la Comisión Nacional del Agua" habían impedido que se pusiera en funciones, según los habitantes.

Los habitantes de la comunidad de El Reparito también solicitaron a Bautista Villegas intervenir en el asunto de la tenencia de la tierra, pues enfrentan un conflicto similar con el propietario García Cuevas, a lo que el funcionario se comprometió a revisar la situación.

En El Reparito hay cerca de 10 demandas contra sus habitantes, quienes denunciaron a García Cuevas de haber recibido varias tierras en comodato en nombre de la organización que dirige, cobrando 50 mil pesos por hectárea y pagándola a comuneros a 17 mil pesos.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.