Usted está aquí: Inicio Política "Urge", proteger derechos sobre el secreto de fuentes

Momentos de extremo peligro para periodistas: Corral

"Urge", proteger derechos sobre el secreto de fuentes

Debe incluirse el tema en la agenda del periodo extra, dice

Ampliar la imagen Durante una protesta de comunicadores de Sonora por la desaparici�e su compa� Alfredo Jim�z Mota, de El Imparcial FOTO Cortes�de cambio

Ante los crímenes y desapariciones de periodistas ocurridos en los últimos tiempos, es urgente que la minuta sobre la confidencialidad de las fuentes de información de los reporteros sea incluida en el eventual periodo extraordinario de sesiones que se negocia en el Congreso, para que se apruebe a la brevedad, propuso el senador panista Javier Corral Jurado.

Impulsor de esa reforma, que se aprobó el mes pasado en el Senado, destacó que se requiere proteger a los comunicadores "en momentos de extremo peligro", ante el riesgo de que sean citados a declarar por el Ministerio Público en investigaciones relacionadas con el crimen organizado.

Corral Jurado precisó que un día antes, durante un foro sobre libertad de expresión convocado por la revista Zócalo, la mayoría de los participantes demandó que la Cámara de Diputados se aboque al estudio y análisis de la minuta sobre confidencialidad de las fuentes de información, para que el dictamen esté listo y el tema se incluya en la agenda del periodo extraordinario al que se convocará para desahogar las observaciones del presidente Fox al presupuesto.

"Creo que hay consenso tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados sobre la urgencia de esa reforma frente a la ola de asesinatos y desapariciones de periodistas a manos de narcotraficantes y demás miembros del crimen organizado".

Explicó que esas reformas a los códigos Federal de Procedimientos Penales y Penal Federal constituyen uno de los avances más significativos en la protección del derecho a la información, al establecer el secreto de las fuentes.

La modificación a esos ordenamientos establece que los periodistas, al igual que los abogados y ministros de culto, entre otros, no están obligados a declarar sobre la información que obtengan, conozcan o tengan en su poder y que hayan recibido con carácter de reservado, dentro del ejercicio de su actividad profesional.

Este reconocimiento de la protección al secreto profesional de los comunicadores se incorporó en los códigos penales debido a la tendencia cada vez mayor de las autoridades judiciales para convertir a los periodistas en coadyuvantes de averiguaciones o indagaciones relacionadas sobre todo con la delincuencia organizada.

Corral Jurado señaló que en otros países el secreto de las fuentes de información de los periodistas se estableció en los principales ordenamientos, como son las constituciones, pero en el caso de México es un avance que el Ministerio Público no pueda ya presionar a los comunicadores para que revelen la identidad de sus informadores.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.