Usted está aquí: Inicio Política Presentarán denuncia ante la Femospp por desaparición de David Jiménez

Investigación de La Jornada sobre el tema motivó la decisión, dice ex guerrillero

Presentarán denuncia ante la Femospp por desaparición de David Jiménez

Integrante de la Liga Comunista 23 de Septiembre, su rastro se pierde en 1975

JESUS RAMIREZ CUEVAS

Familiares de David Jiménez Fragoso, presuntamente desaparecido hace 30 años por la policía política mexicana, presentarán este día una denuncia ante la Fiscalía Especial de Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (Femospp) para que inicie la investigación correspondiente.

David Jiménez Fragoso, impresor de oficio y padre de David Jiménez Sarmiento, dirigente de la Liga Comunista 23 de Septiembre, fue detenido en 1975 por la Dirección Federal de Seguridad (DFS).

Arturo Rivas Jiménez, ex militante de la Liga y sobrino de Jiménez Fragoso, elaboró la denuncia con la asesoría del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez y la Fundación Diego Lucero.

En entrevista, asegura: "un reportaje publicado por La Jornada sobre los desaparecidos políticos me convenció de presentar la demanda ante la fiscalía".

El caso de Jiménez Fragoso no está en el informe sobre desaparecidos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Además, fue tal la saña empleada contra los familiares cercanos a los Jiménez Sarmiento, que siete fueron asesinados y dos siguen desaparecidos.

La desaparición

El 7 de mayo de 1975 agentes de la DFS capturaron a Jorge Manuel Torres Cedillo, María Trinidad León Zempoaltécatl, Norma Martínez Watanabe y David Jiménez Fragoso en una casa de Atizapán, en el estado de México. De ahí fueron trasladados a prisiones clandestinas y sometidos a crueles y prolongados interrogados.

Un informe de la DFS, firmado por Luis de la Barreda el 8 de mayo, registra la declaración de Jiménez Fragoso: "que fue reclutado en enero de 1974 por la Liga Comunista 23 de Septiembre y llevado más tarde a la clandestinidad por su hijo mayor David. Su actividad fue en el Comité de Impresión, donde estuvo editando material subversivo".

Otro expediente del 24 de mayo de 1975, registra: "que su hijo David se encuentra dedicado a la lucha revolucionaria, al igual que su esposa Teresa Hernández Antonio, y su otro hijo, Carlos, se encuentra recluido en la cárcel preventiva de la ciudad (...) estando también en reclusión un primo suyo de nombre Arturo Rivas Jiménez; aclarando que, por esas circunstancias, con frecuencia el que habla era investigado por la policía".

Luis de la Barreda reportó el 27 de mayo: luego de "un operativo en Guadalajara con elementos de DFS, DIPD y del Servicio Secreto Municipal (...), donde se localizó una imprenta clandestina (...), David Jiménez Fragoso fue llevado allá para señalar a los inculpados".

El 19 de junio de 1975, las autoridades presentan ante un juez a 12 personas acusadas de ser guerrilleros, incluidos quienes fueron detenidos con David Jiménez. A partir de ese momento se perdió su rastro en documentos oficiales.

En un expediente policiaco en poder de la Femospp, aparecen 22 guerrilleros fotografiados en el cuartel de Granaderos de Tlatelolco, incluido Jiménez Fragoso. Además de haber sido careado con otros detenidos, existen testimonios de que éste fue visto en el Campo Militar número uno y en el cuartel de Granaderos.

Todos los parientes de la familia Jiménez Sarmiento, cercanos o lejanos, amigos o vecinos, fueron torturados y acosados por la policía política.

A quienes estaban relacionados con la Liga Comunista 23 de Septiembre se les ejecutó o desapareció. En este caso están Teresa Hernández Antonio, esposa de David Jiménez Sarmiento, ejecutada el 15 de junio de 1975 en Ciudad Universitaria; David Jiménez Sarmiento, muerto el 11 de agosto de 1976, luego de un intento de secuestro de Margarita López Portillo, y Angel Delgado Sarmiento, desaparecido junto con su esposa, Olivia Ledesma Flores, el 6 de julio de 1977 en enfrentamiento con la Brigada Blanca.

Asimismo, Carlos Jiménez Sarmiento, preso seis años y ejecutado luego de salir libre en 1978; Leticia Galarza Campos, compañera de David Jiménez, desaparecida el 5 de enero 1978 en Guadalajara; Joaquín Porras Baños, esposo de Lilia Jiménez Sarmiento, detenido en 1975 por la DFS y muerto misteriosamente.

En la misma situación se encuentra María Eugenia Calzada Flores, esposa de Carlos Jiménez, quien permaneció presa durante seis años y salvó la vida al huir a Estados Unidos, al lado de Gloria Sarmiento de Jiménez y sus hijos que sobrevivieron a ese periodo.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.