Usted está aquí: Inicio Capital Reporta ahorros por 8 mil millones la política de austeridad: Finanzas

Mil 100 millones de pesos fueron para la primera parte de los segundos pisos

Reporta ahorros por 8 mil millones la política de austeridad: Finanzas

La Federación ha recibido más recursos por el petróleo y las obras ni se ven, compara

LAURA GOMEZ FLORES

El director de Administración Financiera de la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Distrito Federal, Edgar Amador Zamora, informó que en la gestión actual se ahorraron 8 mil millones de pesos por concepto de servicios personales, generales, materiales y suministros, de los cuales mil 100 millones sirvieron para financiar la primera parte de los segundos pisos: el distribuidor vial de San Antonio y la vialidad de Las Flores a San Jerónimo.

De esta manera, no sólo se evitó comprometer el futuro de la ciudad, pues la deuda pública registrará una contracción de entre 1 y 2 por ciento a finales de año, sino que las finanzas públicas se mantienen en una ruta sostenible para crecer a mediano y largo plazos, la recaudación de impuestos aumentó 40 por ciento y se mejoró el nivel de inversión y la política de gasto instrumentada.

Además "se demuestra que la izquierda sabe gobernar, los logros obtenidos en estos cinco años no son consecuencia de chiripas y el asunto del Tsuru del mandatario capitalino no es un asunto menor, al poner el ejemplo y tener la autoridad moral para decir adiós a los dispendios, a los gastos de representación o hacer fanfarronadas que implicaba en el pasado ser funcionario de gobierno", argumentó.

En la mesa redonda Logros del Gobierno Democrático del Distrito Federal, realizada por el PRD-DF, recordó que el año pasado, por primera vez desde 1991, la deuda de la ciudad se redujo 3.4 por ciento y se mantiene dicha tendencia, aun cuando algunos aseguraban que la izquierda no sabe gobernar y para realizar obras de cualquier tipo recurre al endeudamiento.

La realidad, precisó, es muy diferente, pues el débito público crecerá por debajo de los ingresos de la ciudad mientras las obras se llevan a cabo sin recurrir a más préstamos o al aumento real de impuestos, sino a la confianza de la gente y a instrumentar una política de austeridad, que se ha traducido en ahorros importantes para impulsar el transporte público. Tan sólo para la compra de 45 trenes para la línea 2 del Metro se invertirá el doble de lo canalizado a los segundos pisos.

Mientras, los puentes de Santa Fe "no costaron un centavo al erario ni tuvimos que pasar la charola, porque los constructores los hicieron a cambio de unos terrenos que no nos servían, donde impulsarán desarrollos inmobiliarios y después cobraremos impuestos, lo cual es un negocio redondo, en términos de administración pública", comentó ante más de un centenar de invitados en la sede perredista.

Por ejemplo, el gobierno federal ha recibido entre 30 y 40 por ciento más dinero por las ventas de petróleo respecto de la administración de José López Portillo, y las obras no se ven ni se crece a 8 por ciento, como sucedió entonces, lo cual obliga a la administración capitalina a gastar menos y gastar mejor, e incrementar sus niveles de recaudación al ofrecer a los 8 millones de contribuyentes "garantías" de a dónde va su dinero y en qué se invierte.

"No se trata de una chiripa del jefe de Gobierno, sino de una política bien instrumentada que se ha ganado la confianza de la gente y el reconocimiento en los mercados financieros por la compra de trenes, que significa el doble de la inversión destinada a los segundos pisos o los distribuidores viales, por lo cual resulta una mentira que estemos favoreciendo el transporte privado", afirmó.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.