Usted está aquí: Inicio Política El desplome, "sin duda" por un accidente: ASPA

Descarta el vocero Sunderland un acto de sabotaje

El desplome, "sin duda" por un accidente: ASPA

Por su peso, no era obligatorio que el Bell llevara caja negra

ALFREDO MENDEZ Y CAROLINA GOMEZ

Un accidente es "sin duda" la causa del desplome del helicóptero en el que perdieron la vida el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal, Ramón Martín Huerta, y ocho personas más el miércoles pasado en el estado de México, considera el capitán Jorge Sunderland, vocero de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA).

En entrevista con La Jornada, el piloto aviador, con más de 28 años de experiencia, precisa que pueden ser tres los motivos del percance: una falla técnico-mecánica, errores humanos de los tripulantes o cuestiones climatológicas.

Si bien las autoridades investigadoras serán las que recaben las pruebas necesarias para determinar cuál de esos tres factores provocó el contratiempo, descartó que la aeronave se hubiese estrellado en la zona montañosa por un sabotaje.

Sunderland informa que no era obligatorio que el helicóptero Bell 412, matrícula XC-PF1, propiedad de la Policía Federal Preventiva, contara con una caja negra, debido a que así lo refiere una Norma Oficial Mexicana (NOM).

"La NOM 012-SCT3-2001 establece los requerimientos de instrumentos, equipos, documentos y manuales que deben llevar a bordo las aeronaves, y en el caso de los helicópteros refiere que sólo los que pesen más de 7 mil kilos tienen que contar con grabadora de datos de vuelo, mejor conocida como caja negra. En el caso del Bell 412, su peso es de unos 5 mil 400 kilos, por lo que está exento del uso de esos aparatos", puntualiza.

"Normalmente esos helicópteros se rigen por reglas de vuelo visual y operan exclusivamente en condiciones de contacto directo con el terreno. El que se desplomó contaba con un transmisor localizador de emergencia, conocido como ELT, que al activarse de manera manual o automática emite una señal en banda de 121.5 megahertz, para que se pueda determinar que está perdido o accidentado. De hecho fue por ese medio como pudieron encontrar los restos del artefacto."

Sunderland indica, sin embargo, que "no se deben adelantar juicios" sobre las razones que ocasionaron directamente la caída de la aeronave.

Finalmente, asegura que el piloto Habacuc de León y el copiloto Rafael Esquivel, quienes estaban a cargo de la aeronave, eran experimentados y conocedores de tácticas de seguridad de vuelo.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.