Usted está aquí: Inicio Economía Permanente, la lucha por mantener la estabilidad financiera: BdeM

El banco central es una institución igual de importante que Pemex, afirma Ortiz Martínez

Permanente, la lucha por mantener la estabilidad financiera: BdeM

EU tiene dificultad para atraer el ahorro externo que permita financiar su déficit: Greenspan

ROBERTO GONZALEZ AMADOR

Ampliar la imagen Fernando Elizondo, Jos�idaoui y Guillermo Ortiz escuchan la videoconferencia de Alan Greenspan, en el acto por el 80 aniversario del Banco de M�co FOTO Mar�Luisa Severiano Foto: Mar�Luisa Severiano

A unos meses de la elección federal de 2006, el gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz Martínez, aseguró este lunes que "la lucha por la estabilidad será permanente".

En la celebración del 80 aniversario del banco central, y a 11 años de la reforma que le confirió autonomía al organismo, el gobernador Ortiz planteó la conveniencia de discutir "si los bancos centrales autónomos están mejor capacitados para cumplir su objetivo de estabilización y si efectivamente han estado menos expuestos a presiones de parte del ciclo político".

Consideró que en el momento actual la "cuestión de la autonomía de los bancos centrales" es un tema fundamental de reflexión. "En particular, resulta importante analizar si esta prerrogativa institucional ha permitido reducir la inflación con menores costos en términos de crecimiento económico."

Para celebrar los 80 años de existencia del Banco de México -creado durante el gobierno de Plutarco Elías Calles- fue convocada una conferencia de alto nivel en la ciudad de México, en la que participaron banqueros centrales y académicos de reconocida influencia en temas monetarios y financieros.

El encuentro fue abierto por Guillermo Ortiz Martínez con una intervención en la que destacó algunos de los logros que, desde su punto de vista, ha obtenido el banco central en la década reciente, señaladamente la reducción de la inflación y la estabilidad financiera. "La credibilidad en la política monetaria, definida como la percepción pública de que el banco central hará lo necesario para alcanzar su meta de inflación, es difícil de ganar y fácil de perder", aseguró.

El pronóstico

En la oportunidad, también habló de lo que espera que ocurra con el banco central en los próximos años: "la lucha por la estabilidad será permanente", definió. "El compromiso requerirá seguir avanzando en el fortalecimiento institucional del banco central, a la vez de afinar sus instrumentos de política monetaria y de información".

En círculos académicos y políticos que siguen la evolución de los temas monetarios y financieros se ha debatido sobre el efecto que ha tenido la política monetaria restrictiva del banco central en la economía en general. Aunque ha contribuido a la estabilidad mediante la restricción del liquidez, por otra parte, se argumenta, ha frenado la expansión económica y la generación de empleo. Ambos razonamientos han sido rechazados por el banco central.

Ortiz afirmó ayer: "aunque en épocas recientes ha ganado aceptación la noción de que la manera en que la política monetaria puede contribuir a impulsar el desarrollo es mediante la conservación de la estabilidad, la tesis dista de haberse convertido en consenso entre los actores políticos".

Después, en declaraciones a la prensa, Ortiz Martínez aseguró que la autonomía del banco central, si bien está plasmada en la Constitución, "hay que ganársela en la práctica". Aseguró que en los ocho años que tiene como gobernador del Banco de México "nunca he recibido presiones políticas de ningún tipo".

También contestó a una pregunta relacionada con la apreciación del empresario Carlos Slim Helú, quien la semana pasada consideró que Pemex era una institución más relevante que el banco central.

Respondió Ortiz: "Cada institución tiene su importancia y relevancia y me parece que andar comparando la importancia relativa de instituciones es un ejercicio que hay que enmarcar en cuál es la finalidad. Creo que Pemex obviamente es una empresa de enorme importancia para el país. Pero yo digo que el Banco de México es una institución igualmente importante".

En la misma sesión de apertura de la conferencia, que continuará este martes, Malcolm D. Knight, gerente general del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés), aseguró que la estabilidad monetaria en México "llegó para quedarse".

El gerente general del BIS, una institución que reúne a bancos centrales de todo el mundo, aseguró que el Banco de México ha logrado "aislarse del ciclo político" y la integración de su junta de gobierno -el gobernador lo es por periodos de seis años y los vicegobernadores de ocho- ayudan a asegurar la continuidad de su actuación.

Preocupación estadunidense

El presidente del banco de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), Alan Greenspan, aseguró ayer que la flexibilización del mercado laboral es un elemento clave para la generwación de empleos, y reconoció que su país puede encontrar dificultades en el plazo inmediato para financiar su abultado desequilibrio financiero, que equivale a 6 por ciento de su producto interno bruto (PIB), y cuya dimensión constituye una de las principales fuentes de preocupación sobre la evolución de la economía mundial.

"La economía estadunidense está experimentando alguna dificultad para atraer el ahorro externo que permita financiar su déficit", indicó Greenspan al participar, por medio de una transmisión en directo desde Washington, en la conferencia organizada en el Distrito Federal para conmemorar el 80 aniversario de la fundación del Banco de México.

Estados Unidos registra un déficit de 6 por ciento del PIB en su cuenta corriente, indicador que mide el resultado del intercambio comercial y del movimiento de inversiones de un país con el resto del mundo. Esto significa que los estadunidenses gastan 700 mil millones de dólares (casi el PIB de México) más de lo que producen.

Este déficit es financiado sobre todo por países asiáticos, en especial China, a través de la compra de bonos del Tesoro estadunidense. En su reunión de septiembre pasado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) consideró que el creciente desequilibrio externo de Estados Unidos era una de las principales fuentes de preocupación para la economía mundial. La pregunta es ¿qué ocurrirá cuando la economía estadunidense deje de atraer suficiente capital para financiar ese desequilibrio?

En su intervención de ayer, Greenspan, quien dejará la presidencia del Fed en enero, después de 18 años al frente del banco central estadunidense, consideró que los inversionistas extranjeros se cansarán de financiar el déficit de su país.

Sin embargo, consideró que la flexibilidad que ha alcanzado la economía de Estados Unidos puede amortiguar el impacto negativo de una regresión en el flujo de capitales.

El déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos "no puede persistir indefinidamente", añadió.

El funcionario comentó que puede haber temor entre los inversionistas extranjeros de tener demasiados fondos comprometidos en bonos estadunidenses. Aun así, consideró que el dólar se mantendrá como la principal moneda de reserva, por encima del euro, la moneda común europea.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.