Usted está aquí: Inicio Economist Intelligence Unit Qatar, a la cabeza de la cadena energética

Qatar, a la cabeza de la cadena energética

El país busca convertirse en un centro global para todos los aspectos de la industria de la energía

Ampliar la imagen Vista parcial de una plataforma petrolera en la sonda de Campeche FOTO Pemex Foto: Pemex

Ampliar la imagen

Durante la próxima década se desarrollarán proyectos con valor de 75 mil mdd

Economist Intelligence Unit/The Economist

Grandes sumas de inversión extranjera han permitido que Qatar se convierta en uno de los principales productores de gas natural licuado (GNL) en el mundo; sin embargo, con la apertura del Centro Financiero de Qatar, en mayo, y el subsiguiente anuncio de los planes para una Ciudad Energética de Qatar, quedó claro que las ambiciones energéticas de ese país del Golfo Pérsico se han ampliado. En vez de dedicarse solamente al procesamiento y exportación de hidrocarburos, Qatar busca ahora atraer a empresas y actores interesados en la ejecución de un proyecto que va desde investigación y desarrollo hasta financiamiento, inclusive operaciones upstream -exploración y producción de petróleo y gas- y downstream -refinación, transporte y comercialización-, con la finalidad de transformarse en el centro energético de la región.

Los planes relativos a la primera fase de la ciudad energética de Qatar se dieron a conocer el pasado 18 de octubre, lo que marca un paso significativo en esta estrategia. La Ciudad de la Energía de Qatar estará diseñada para atraer grandes ingresos de la cadena de producción de hidrocarburos y abarcará centros para tecnología, educación, capacitación, embarque y comercio, así como un centro de información. El proyecto será supervisado por Gulf Finance House (GFH), consorcio de energía del Golfo Pérsico integrado por los principales asesores de energía del mundo y los más importantes inversionistas, dueño de un banco con sede en Bahrein que actuará como principal consejero financiero. El objetivo de la Ciudad de la Energía será crear un centro regional de operaciones de segundo piso en todo el proceso de extracción de hidrocarburos. Las perspectivas para el proyecto parecen ser buenas.

Descrito por el ejecutivo en jefe de GFH, Esam Janahi, como un lugar natural para un proyecto de tal magnitud, Qatar ha desarrollado de manera activa sus fuentes de energía durante la década pasada. Es actualmente el cuarto mayor exportador de gas natural licuado en el mundo, después de Indonesia, Malasia y Argelia, pero, tomando en cuenta los proyectos en marcha, es probable que salte al primer lugar en los siguientes tres años. Atrajo grandes sumas de capital extranjero de las principales empresas energéticas e instituciones financieras y se ha convertido en un destino confiable para los fondos extranjeros. El gobierno no dudará en mantener la reputación de confiabilidad del país y las autoridades han pronosticado que se invertirán cerca de 75 mil mdd en sus programas de gas, petróleo y petroquímicos durante la próxima década. Aunque el gobierno financiará parte de esta suma, fue la enorme cantidad de fondos extranjeros necesarios para cubrir la mayor parte de los costos lo que obligó al Centro Financiero de Qatar (CFQ) a abrir sus puertas el primero de mayo.

Dulcificantes

La fundación del CFQ era un precursor natural de la Ciudad de la Energía. El emirato ha tratado de persuadir a las instituciones financieras que han cofinanciado los proyectos energéticos de Qatar de ampliar sus operaciones en el país. Las instituciones financieras extranjeras que operan en el CFQ están libres de la obligación normal de tener o tomar un socio o un fiador qatarí y podrán recibir una exención de impuestos durante tres años, luego de los cuales se les aplicará un impuesto corporativo de 10% sobre su ganancias. La información inicial alrededor de la apertura del CFQ ha sido positiva; varios grupos financieros del exterior han manifestado intenciones de emprender negocios en la zona. A principios de octubre, la primera licencia fue otorgada a Ansbacher & Co, casa financiera londinense que de manera reciente fue adquirida por Qatar National Bank.

Así, el CFQ espera que una vez que esté bien instalado pueda utilizarse como centro para contrataciones financieras en la región. La estrategia de los servicios de hidrocarburos de Qatar no tiene equivalente en Medio Oriente. Aunque varios países del golfo Pérsico han buscado establecerse como centros regionales de servicios para inversionistas extranjeros, de manera notable Dubai y Bahrein, ninguno se ha concentrado en particular en la cadena de producción de hidrocarburos. Además, el apetito de Dubai y Bahrein de que participen inversionistas extranjeros es más un resultado de la necesidad que una elección: ambos países tienen pequeñas y decrecientes reservas petroleras con las cuales apoyar sus economías. En contraste, muchos de los países productores de petróleo de la región, miembros de la OPEP, como Arabia Saudita y Kuwait, se muestran en general recelosos de la inversión extranjera en sus economías, en tanto un sentimiento de inseguridad en otros donde el clima político es inestable o, como en el caso de Irak, todavía en embrión, los hace inadecuados para que las empresas extranjeras establezcan ahí sus operaciones.

La imagen de Qatar como un bastión de estabilidad en la región, junto con su apertura a la inversión extranjera, le da una ventaja efectiva: esta creencia se refuerza con la actual rigidez de los mercados mundiales de energía, que favorecen el aumento de precios del petróleo, lo cual ha renovado el interés de las empresas petroleras extranjeras por la exploración y el desarrollo de nuevos productos. Con toda seguridad, Medio Oriente, con casi tres cuartos de las reservas conocidas del mundo, permanecerá como un lugar importante para estos esfuerzos. Al anunciar los planes para la primera fase de la Ciudad de la Energía de Qatar, Janahai subrayó que aún hay más etapas por venir. Ante un mercado de energía al alza y la firme reputación de Qatar entre los inversionistas extranjeros, su confianza parece estar justificada.

FUENTE: EIU

Traducción de textos: Jorge Anaya

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.