Usted está aquí: Inicio Política México, dispuesto a llegar a la ruptura de relaciones con Venezuela, advierte Fox

Expresa su indignación ante la televisión de EU por las ''ofensas'' de Chávez

México, dispuesto a llegar a la ruptura de relaciones con Venezuela, advierte Fox

Nosotros tenemos dignidad e iremos tan lejos como sea necesario, afirma el mandatario

ROSA ELVIRA VARGAS

Ampliar la imagen El presidente Vicente Fox y su esposa, Marta Sahag�on la comunidad libanesa FOTO Cristina Rodr�ez Foto: Cristina Rodr�ez

Si persisten las expresiones agresivas de Hugo Chávez, y no se disculpa ''con el pueblo y las instituciones nacionales'', México está dispuesto a llegar a la ruptura de relaciones diplomáticas con Venezuela, advirtió el presidente Vicente Fox Quesada. ''Nosotros tenemos dignidad'', enfatizó.

Entrevistado por la televisión de Estados Unidos, el jefe del Ejecutivo expresó su indignación por las ofensas que, según él, ha proferido el mandatario venezolano en los últimos días. ''Otros países quizá puedan aceptar el tipo de palabras y la manera en la que (Chávez) agrede a todos, y también a las instituciones. Nosotros no estamos dispuestos a aceptar eso; nosotros tenemos dignidad en este país y tenemos instituciones. es algo que no puede soportarse. Y ésta es la única razón por la cual estamos haciendo esto.''

Por lo tanto, añadió, su gobierno ''irá tan lejos como sea necesario'', pues el pueblo mexicano ''necesita una disculpa por el tipo de palabras y por los adjetivos que se usaron'' por parte del mandatario venezolano.

Consideró que al retirarse al embajador Vladimir Villegas ''no habrá tal disculpa'' de Caracas, ''y por lo tanto nosotros también retiraremos a nuestro embajador''. Dijo no comprender cómo una disputa o diferencia de puntos de vista sobre el libre comercio ''pueda acabar de esta manera...¿cómo puede (Hugo Chávez, a quien sólo una vez citó por su nombre) terminar criticando a una persona o bien amenazando al Presidente de México? Por lo tanto, lo que debemos hacer es esto en apoyo a la dignidad del pueblo mexicano''.

Fox definía así la reducción ''al mínimo'' de las relaciones bilaterales y responsabilizaba de ello a la nación sudamericana. ''Este es su deseo, no el mío. A nosotros nos gusta tener relaciones con todos los países del mundo.''

Distanciamiento entre Ejecutivos

Rubricaba asimismo el distanciamiento entre él y Chávez, patente desde el pasado viernes 4 en Mar del Plata, en la cuarta Cumbre de las Américas, donde sus divergentes posturas respecto de la creación del Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) se hicieron explícitas.

Insistente en no responder con ''ningún tipo de comentarios personales'', el jefe del Ejecutivo federal se mostró molesto también por la difusión de las conversaciones y deliberaciones presidenciales en Mar del Plata, pues, afirmó, fueron confidenciales.

''Yo no sé quién sacó los videos o las imágenes, lo que nunca debió haber sucedido. Sin embargo, resulta que Venezuela tiene las copias ¿Cómo se puede explicar esto? No hay comentarios de mi parte, excepto -insistió- una defensa fuerte y apasionada del comercio, porque hoy México es la séptima balanza comercial del mundo, gracias al TLCAN.''

Fox habló consecutivamente con los conductores de CNN Glenda Umaña, Michael Colmes y Kyra Phillips. Y en esa medida fue endureciendo sus declaraciones. A la primera periodista le habló de su alta estima y cariño por el pueblo venezolano y lo ''desafortunado'' y apenado que se sentía por el diferendo surgido entre los dos gobiernos; a Comes le señaló que iría ''tan lejos como sea necesario'' en la defensa de la dignidad mexicana, y ya con Phillips consideró, de forma abierta, la posibilidad de romper relaciones diplomáticas ''si continuamos escuchando lo que hemos estado escuchando. Nosotros no habíamos pedido nada hasta el momento en el que él (Chávez) nos ha agredido repetidamente. Nosotros tenemos dignidad. Esa es la situación''.

Incluso, en su primera intervención y todavía conciliador, el presidente Vicente Fox insistía en remitir todo a la explicación de la cancillería mexicana y pedía ''evitar las personalidades y las personalizaciones. No se trata del señor Hugo Chávez, no se trata del señor Fox. Se trata de dos naciones''.

Aún más, con la periodista Umaña, el mandatario trataba de cerrar el tema y ser ''más positivos, más constructivos'' para insistir en su defensa del libre comercio y la necesidad de configurar a América como un bloque económico poderoso frente a otros ''que nos van ganando terreno'' y para reducir la pobreza.

Al final, sin embargo, habló de la posibilidad de ruptura, escenario que no había sido contemplado por la mañana, pues en su conferencia de prensa el vocero de Los Pinos, Rubén Aguilar, lo descartó y sólo dijo que las relaciones quedarían a nivel de encargados de negocios.

Todavía se albergaba a esa hora la posibilidad de una disculpa venezolana antes de la medianoche del lunes, pero la respuesta de la cancillería de Caracas llegó 12 horas antes.

Por lo menos hasta el cierre de esta nota Vicente Fox Quesada no había hablado con ningún medio mexicano sobre este problema. Al mediodía comió con la comunidad libanesa, cuyo presidente lo colmó de elogios y le ofreció: ''Cuente con nosotros, aun en contra de algunos mandatarios que sólo hablan por hablar''.

En ese marco, Vicente Fox habló de las aportaciones del pueblo libanés, alabó su comida y tradiciones y les recordó que México ha sido siempre ''una nación de puertas abiertas, respetuosa de todas las naciones''.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.