Usted está aquí: Inicio Política Prisa por aprobar la Ley de Ingresos hace que diputados releguen la Constitución

Turnaron al Poder Ejecutivo un decreto que debieron devolver al Senado

Prisa por aprobar la Ley de Ingresos hace que diputados releguen la Constitución

ENRIQUE MENDEZ Y ROBERTO GARDUÑO

La premura por aprobar la Ley de Ingresos de la Federación, la miscelánea fiscal y la Ley Federal de Derechos para el ejercicio fiscal 2006 llevó a la Cámara de Diputados a no respetar el procedimiento indicado en el artículo 72 constitucional, pues al rechazar adiciones del Senado de la República en materia fiscal no devolvió la minuta a los senadores, y en cambio turnó el decreto al Poder Ejecutivo para su publicación en el Diario Oficial de la Federación. Sin embargo, dio por buena una adición del Senado, que condona de recargos y multas a todos los patrones inscritos en el padrón de IMSS que tengan adeudos fiscales con esa institución hasta el 1º de octubre de 2005.

Desde su curul, el diputado federal del PRI Héctor Gutiérrez de la Garza hizo ver al presidente en turno de la mesa directiva, Francisco Arroyo Vieyra, que no podía aprobarse una parte del decreto y rechazarse otra, porque al ser modificada la minuta del Senado ésta debía devolverse a la cámara revisora para que a su vez los eliminara.

"La única excepción que prevé el artículo 72 para hacer publicaciones parciales de un decreto es cuando ambas cámaras han agotado el procedimiento, a fin de no esperarse a que se suspenda para el siguiente periodo de sesiones. Pero no puede ser que, de manera unilateral, esta Cámara de Diputados ordene la eliminación de una parte del articulado y no regresárselo al Senado en su totalidad", dijo.

Sin embargo, la mesa directiva sólo devolvió al Senado las adiciones contenidas en los artículos 97, fracción 5, segundo párrafo, 222, 227, 228 y 229 de la Ley del ISR, en las que los senadores incluyeron exenciones al pago de ese gravamen a las personas morales no lucrativas que contraten ciudadanos con alguna discapacidad, a quienes inviertan en acciones emitidas por sociedades mexicanas residentes en México no incluidas en bolsa al momento de la inversión, y a las constructoras que inviertan en equipos para la generación de energía proveniente de fuentes renovables.

Durante la primera parte de la sesión de este lunes, la Cámara de Diputados, sin embargo, aprobó una adición en materia fiscal hecha por la Cámara de Senadores, a pesar de que esta materia es exclusiva de los diputados, en este caso para condonar recargos y multas a las empresas que tengan adeudos en sus cuotas con el IMSS.

Esta medida se incluyó en el artículo 8 transitorio de la Ley de Ingresos, que fue impugnado por el PRD y reservado para su discusión en lo particular.

En la tribuna de la Cámara el diputado Miguel Alonso Raya afirmó que ese beneficio a los empresarios "atenta contra las finanzas del IMSS, fomenta la evasión, la elusión y viola flagrantemente la Ley del Seguro Social, que faculta de forma exclusiva al consejo técnico del instituto a fijar condiciones extraordinarias para la liquidación de adeudos, ya sea con prórrogas, pagos a plazos o diferimientos".

El legislador perredista, presidente de la Comisión de Seguridad Social, alertó que "esta medida tendrá dos efectos negativos: una caída en las de por sí escasas fuentes de ingresos del Seguro Social y el mensaje a los sujetos obligados con la institución de que se les permitirá evadir la ley".

Refirió que durante el año pasado el IMSS registró el saldo más alto de cartera morosa de su historia, con un saldo a cubrir, derivado de cuotas, multas, recargos y créditos, por 14 mil 639 millones de pesos, equivalentes a 12.9 por ciento de la recaudación por cuotas obrero-patronales. Dijo que si a esto se suma el porcentaje de subdeclaración en el pago de cuotas, calculada en 19.8 por ciento, el IMSS enfrenta un panorama preocupante que se agravará con la aprobación del artículo 8 transitorio.

Pese a ello, una mayoría panista-priísta aprobó la adición de los senadores por 275 votos a favor y 148 en contra y seis abstenciones.

Votado el artículo, el coordinador del PRD, Pablo Gómez Alvarez, advirtió desde su curul que la mayoría parlamentaria aprobó un ordenamiento de carácter fiscal, cuyo origen fue el Senado de la República, y no la Cámara de Diputados, por lo que "tiene un vicio de constitucionalidad, y el argumento para votarlo a favor fue que se hacía para no devolver la Ley de Ingresos al Senado".

La contradicción se acentuó cuando se rechazaron las adiciones del Senado a la Ley del ISR por 428 votos a favor, ninguno en contra y tres abstenciones y, a pesar de ello, la mesa directiva sólo devolvió al Senado esa parte de la minuta.

Finalmente el pleno aprobó por 429 votos la minuta de la Ley de Ingresos, donde se incluye la deducibilidad del impuesto al activo a personas físicas y morales con ingresos menores a 4 millones de pesos, el desglose del superávit financiero de los organismos y empresas de control presupuestario directo, de Pemex y de la Comisión Federal de Electricidad.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.