Usted está aquí: Inicio Política Balacera en Santa Fe, causa de la muerte de dos gafes: PGR

Cabeza de Vaca contradice a la Sedena, quien aseguró que fue un ''accidente''

Balacera en Santa Fe, causa de la muerte de dos gafes: PGR

Ahí están los impactos, falta un reporte preciso de balística sobre los detenidos, dice el procurador

JESUS ARANDA, GUSTAVO CASTILLO Y ALFREDO MENDEZ

El procurador general de la República, Daniel Francisco Cabeza de Vaca, contradijo a la Secretaría de la Defensa Nacional en relación con las causas de la muerte de dos militares del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (Gafes), ocurrida la madrugada del lunes pasado, al señalar que hubo una ''balacera'' en el lugar de los hechos, cuando la Sedena sostuvo en un comunicado que los soldados murieron en un ''lamentable accidente''.

-¿Qué elementos hay para suponer que hubo una balacera que generó la muerte de los dos militares? -se preguntó al procurador.

-Bueno, ahí están los impactos. Todavía no hay un reporte preciso de balística sobre los detenidos en los hechos.

La solicitud del MP

La participación de los elementos de Gafes fue solicitada expresamente por el Ministerio Público Federal, cuando le pidió al juez 15 de distrito de procesos penales la orden de cateo correspondiente al inmueble ubicado en Paseo de los Laureles 225, colonia Bosques de las Lomas.

Esta fue otra particularidad de esta situación, ya que un juzgado de distrito otorgó a los miembros del Ejército la facultad de actuar en apoyo o por sí solos en cateos en busca de integrantes del crimen organizado.

En dicha petición se aclara que el personal del Ejército, ''de manera conjunta o separada'' con los elementos de la Agencia Federal de Investigación (AFI) pueden realizar el cateo y, en su caso, ''la apertura de puertas, cajones de escritorio, cajas fuertes, archiveros y todas aquellas cerraduras que proporcionen acceso a lugares en donde se puede ocultar los objetos, instrumentos o productos de los delitos que se investigan, así como la apertura de compartimentos ocultos, bóvedas o cajas de seguridad que pudieran encontrarse en dicho inmueble''.

Por otra parte, la Secretaría de la Defensa Nacional emitió su versión oficial más de 24 horas después de ocurridos los hechos en la zona comercial de Santa Fe, en la que informó a la opinión pública ''sobre el lamentable accidente'' en el que perdieron la vida el capitán segundo de artillería Jaime Maldonado Falcón y el teniente de caballería Onésimo Santos Quiroz, y en el que resultaron heridos los tenientes de infantería Javier Pacheco Santiago y José Luis Chino Huichil, y de caballería Gerardo Delgado Cervantes, quienes ''se encuentran en recuperación de sus lesiones en el Hospital Central Militar''.

De acuerdo con la Sedena, el incidente ''tuvo lugar cuando personal de fuerzas especiales al encontrarse desarrollando actividades de inteligencia fue embestido por el conductor de una camioneta Toyota Siena contra el vehículo en que se transportaban, provocando un impacto en una caja de tráiler y ocasionando la muerte de dos y tres lastimados''.

La versión castrense no hace referencia alguna a los orificios de bala que presentaba la camioneta en que viajaban, pese a que fuentes oficiales de la Procuraduría General de la República (PGR) confirmaron que tres presuntos narcotraficantes, Laura Varela Cervantes, Oscar Jiménez y Herminio Noreña Ramírez -que se encuentran detenidos en instalaciones de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo)-, persiguieron a los soldados, con quienes sostuvieron un enfrentamiento a tiros que terminó cuando se accidentó la camioneta de los elementos de Gafes con la caja del tráiler.

Al respecto, fuentes oficiales confirmaron que cuando Varela Cervantes, Jiménez y Noreña Ramírez se percataron de la llegada de efectivos del Ejército Mexicano y personal de la PGR a la calle de Paseo de los Laureles 225, habrían abordado la camioneta Toyota Siena de color blanco para huir. En tanto que unos militares ingresaban al inmueble, otros vestidos de civil a bordo de dos camionetas los persiguieron.

La persecución se extendió hasta la avenida Vasco de Quiroga, en la zona del centro comercial Santa Fe, y antes de llegar a la curva donde se impactaron los cinco militares a bordo de la camioneta roja, ésta recibió varios disparos de bala y un golpe de la camioneta Toyota, lo que provocó que se perdiera el control de la unidad.

Una segunda unidad con militares a bordo persiguió a los presuntos narcos hasta el centro comercial Santa Fe, donde detuvo a los tres sospechosos que pretendían abordar otro vehículo para continuar su fuga.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.