Usted está aquí: Inicio Estados La zona libre de Belice golpea a comerciantes de Chetumal

Los obliga a incursionar en política, instalarse en el país vecino o cambiar de giro

La zona libre de Belice golpea a comerciantes de Chetumal

El declive en la capital de QR inició en los años 90, cuando cambió su estatus a franja fronteriza

Diariamente cruzan miles a ese país, atraídos por la fayuca y una oferta que incluye dos casinos

JAVIER CHAVEZ CORRESPONSAL

Ampliar la imagen La avenida Los Héroes, en Chetumal, Quintana Roo, tuvo auge con la venta de fayuca a partir de los años 70. Actualmente operan ahí unos 200 comercios que luchan por diversificar su mercancía a fin de no ser desplazados por los productos chinos que se ofrecen en la zona libre de Belice Foto: Javier Chávez

Ampliar la imagen La avenida Los Héroes, en Chetumal, Quintana Roo, tuvo auge con la venta de fayuca a partir de los años 70. Actualmente operan ahí unos 200 comercios que luchan por diversificar su mercancía a fin de no ser desplazados por los productos chinos que se ofrecen en la zona libre de Belice Foto: Javier Chávez

Chetumal, QR, 14 de abril. La zona libre de Belice, que desplazó en esa condición a Chetumal, Quintana Roo, en la década de los 90, obligó a los pequeños y grandes comerciantes mexicanos, descendientes de familias libanesas y turcas que vivían de la venta del comercio de importación, a instalarse en esa nación vecina, incursionar en la política o en la actividad burocrática.

Desde la entrada de México al Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio, que cambió el estatus de Chetumal de zona libre a franja fronteriza, miles de mexicanos procedentes de varios estados de la región cruzan a diario a Belice, atraídos por el comercio de importación y una oferta que incluye dos casinos, lo que asestó un golpe a mercados de la ciudad mexicana, otrora uno de los principales centros de la fayuca.

Enfrentados al nuevo escenario, la mayoría de los comerciantes de artículos de importación, que descienden de familias libanesas y turcas establecidas en esta ciudad a principios del siglo pasado, optaron por adaptarse o morir, entre ellos John Baroudi Estéfano, ex líder local de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Farah Wejebe, Amar Shabschab, Barquet y Hadad.

"Nuestras ventas han descendido entre 30 y 40 por ciento", dice Abraham Andrés González, di-rigente de la Canaco local, al referirse a las condiciones en que operan los 200 comercios de la avenida Los Héroes, bastión de la fayuca durante décadas, con auge a partir de los años 70.

Gran parte de los comerciantes de tradición dejó de exhibir en sus aparadores los televisores y equipos de sonido que eran imán para cientos de mexicanos. Los que se aferran al comercio en la avenida Los Héroes han incursionado en la actividad restaurantera, la venta de música, souvenirs, libros...

Tan complicada es la situación de los comerciantes tradicionales de Chetumal que decidieron contratar los servicios de una consultoría, "con el propósito de reorientar la oferta de productos", afirma el líder de los negociantes.

"Nos queda muy claro que la gente ha dejado de visitar el centro de Chetumal, ya que dejamos de ser competitivos, por lo que debemos alistarnos para evitar el cierre de establecimientos, algo que hasta ahora hemos evitado.

"Todos fuimos importadores en Chetumal, pero nos tambaleamos un poco con la conversión de la capital del estado, que dejó de ser zona libre para convertirse en franja fronteriza. Esto significa que ahora para importar es necesario pagar algunos aranceles, lo que nos coloca en franca desventaja ante la zona libre de Belice."

Algunos chetumaleños se han establecido en la zona libre y diversificado sus actividades, como el importador Baroudi Estéfano, de origen libanés, quien se asoció con el beliceño Santiago Castillo para establecer ahí la súper tienda Belmex, con un inventario que incluye licor, juguetes y productos enlatados.

Baroudi, distribuidor de la cervecería Modelo en el sur del estado, ha introducido a territorio beliceño ese producto, adquirido a más bajo precio por miles de mexicanos que saturan los comercios todos los días, sobre todo en fin de año.

Otros comerciantes han incursionado en la política y la burocracia, entre ellos Wadi Amar Schabschab, senador panista cuya familia es propietaria de la antigua Casa Amar, ubicada en el corazón de la avenida Los Héroes.

Diego Rojas Zapata, dirigente local de la Canaco a mediados de los años 80, fue titular de Desarrollo Social en el gobierno de Mario Villanueva Madrid y delegado del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado hasta principios de 2000.

También destaca José Hadad Estéfano, dirigente estatal del PAN, cuya familia destaca en el historial del comercio en la capital del estado.

Guayaberas yucatecas made in China

Con la zona libre de Belice como plataforma, la mercancía china que ingresa por la frontera de Quintana Roo con América Central abarca todo lo imaginable: desde guayaberas estilo yucateco hasta artículos navideños, calzado, ropa y juguetes con personajes de Walt Disney.

El comercio de este paraíso fiscal, ubicado en la ex colonia británica, moviliza diariamente a miles de mexicanos, hasta 20 mil en temporada navideña, que cruzan el añejo puente de la localidad de Subteniente López para abastecerse de mercancía para la venta o uso familiar.

En temporada alta es interminable la fila de mexicanos procedentes de Veracruz, Campeche, Yucatán, Tabasco y Quintana Roo, quienes permanecen hasta cinco horas en la hilera de autobuses y automóviles que avanzan con extrema lentitud debido a la minuciosa revisión que practican los policías fiscales.

"Hasta 2000 ingresaba un promedio de 4 mil 500 vehículos diarios", recuerda Florencio Marín, director general de la zona libre, donde hay 300 establecimientos comerciales, incluidas cuatro gasolineras de la Shell, Esso y Texaco.

Unos 40 chetumaleños se han establecido en ese paraíso fiscal, precisa Marín.

Juan Parra, representante de los comerciantes chetumaleños en la zona libre de Belice, la mayoría de los productos que se ofrecen en ese paraíso fiscal son de origen chino, debido a que son más baratos, además de ser los de mayor demanda.

La zona libre fue impulsada en 1996 y desde entonces ha sido una fuerte competencia para los comerciantes del sur del estado, quienes han decidido instalarse en territorio extranjero, ante la posibilidad de ser aplastados por la "competencia desleal".

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.