Usted está aquí: Inicio Capital Comienza nueva etapa de combate a grupos delictivos en el Metro

El STC se coordinará con autoridades federales para decomisar contrabando

Comienza nueva etapa de combate a grupos delictivos en el Metro

También incautará mercancía pirata y desalojará a comerciantes informales

LAURA GOMEZ FLORES

Ampliar la imagen Operativo contra el comercio ambulante en la estación Merced, en octubre pasado, durante la primera etapa del programa Metro Limpio Foto: Alfredo Domínguez

El Sistema de Transporte Colectivo (STC) iniciará la segunda etapa del programa Metro Limpio, tendiente a combatir las redes delictivas que distribuyen y venden de forma permanente mercancía apócrifa o de dudosa procedencia; también creará una zona libre de comercio informal en 82 estaciones de las líneas 1, 2, 3, 8 y 9, que actualmente son operadas por 15 líderes de ambulantes.

En ese contexto, se establecerá un sistema de coordinación interinstitucional con la Fiscalía Especializada en Servidores Públicos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, con el propósito de atender denuncias de los vendedores ambulantes en contra de servidores públicos del STC.

Además se realizará la integración "sólida" -por la fiscalía central número 50- de averiguaciones previas por el delito de resistencia de particulares, contra vendedores que desobedezcan reiteradamente el mandato legítimo de la autoridad, con el propósito de que una vez consignados, se solicite al juez penal la negativa de la libertad provisional al ocurrir la reincidencia.

Otras dos líneas a seguir serán el inicio de averiguaciones por el delito de falsedad de declaraciones contra los ambulantes que falten a la verdad en relación con los hechos, o por tratar de inculpar a servidores públicos en un procedimiento legal, así como por encubrimiento, contra quienes sin haber participado en la ejecución de un delito posean, vendan, desmantelen, trafiquen u oculten instrumentos u objetos, indicó.

Asimismo se prevé la integración de averiguaciones por el delito de pandillerismo, asociación delictuosa y delincuencia organizada, cuando el delito se cometa por tres o más personas sin estar organizadas, con "fines delictuosos o con el propósito de delinquir"; y establecerá, en el caso de delitos federales a perseguir, un Ministerio Público Federal móvil, para la puesta a disposición de las personas que perpetren actos ilícitos.

Control de correspondencias

De acuerdo con el programa de seguridad ampliado, se conformarán 10 bases de operación en las principales correspondencias de dichas líneas, como son Guerrero, Balderas, Pino Suárez, Chabacano, Centro Médico, San Lázaro, Pantitlán, Tacubaya, Tacuba e Hidalgo; y se realizarán patrullajes, en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), para disuadir y prevenir la presencia, distribución y venta de mercancía de procedencia ilícita.

Con la SSP y la Procuraduría General de la República se coordinarán además las acciones de aseguramiento de mercancía apócrifa en el exterior de las estaciones y correspondencias de las líneas 1, Pantitlán-Observatorio; 2, Tasqueña-Cuatro Caminos; 3, Indios Verdes-Universidad; 8, Garibaldi-Constitución de 1917, y 9, Pantitlán-Tacubaya.

Para ello, explicó el organismo, se establecerá un puesto de mando y control dependiente del Comando Operativo Metro, para el seguimiento y evaluación de las acciones operativas relacionadas con las actividades de las bases de operaciones y patrullajes en las estaciones y correspondencias del polígono de seguridad, que incluye 82 estaciones, casi la mitad de la red instalada.

El entrenamiento y destacamento de 400 policías de Fuerza de Reacción y 450 vigilantes de los cuerpos operativos, y la "recolección de inteligencia" para detectar y monitorear las redes de distribución de mercancía apócrifa en sus modalidades de dirección, supervisión y administración, serán otras de las líneas de acción operativa a instrumentarse en este ataque frontal contra el comercio informal, donde se reconoce la existencia de 15 líderes.

Mencionó entre ellos a Alejandro Casabal alias El Tuercas, a El Pastas y El Archi, que operan en la parte oriente de la línea 1, y a El Caballo, en la parte poniente de la misma línea, donde ofrecen mercancía apócrifa, productos varios y contrabando; mientras en la línea 2 norte tiene identificados a los Hermanos Andonaegui y en la parte sur a Javier Becerril, El Bizco.

En la parte sur de la línea 3 se encuentran Los Carros; en la línea 8 están El Mamado y La Güera; y en la 9 tienen el control El Gato, El Niñote, El Durazno, El Tamarindo y El Pepe.

Se espera desmantelar esos grupos mediante "el combate al desarrollo de redes de distribución delictiva en sus liderazgos y estructuras intermedias, que se inició en diciembre pasado, con la detención de El Tuercas", precisó.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.