Usted está aquí: Inicio Capital Detectan autoridades desvío por $20 millones en la expedición de licencias

Anuncia el secretario de Transporte el cierre de otros seis módulos de atención

Detectan autoridades desvío por $20 millones en la expedición de licencias

LAURA GOMEZ FLORES

Los actos de corrupción en la expedición de licencias detectados por la Contraloría General y la procuraduría capitalina afectan al erario con 20 millones de pesos, debido a una "marginal" atención por las delegaciones políticas, a las cuales están adscritos los módulos, aseveró el secretario de Transporte y Vialidad, Francisco Garduño Yáñez, al adelantar que en los siguientes días se procederá al cierre de otras seis oficinas.

Mencionó entre ellas la de Gustavo A. Madero y Benito Juárez, aun cuando los jefes delegacionales no estén de acuerdo, porque no pusieron atención para evitar la comisión de fraudes o abusos de confianza.

"Si hubiera sido personal de la secretaría, ya los hubiera corrido e inmediatamente, antes de que se investigaran los hechos, les hubiera puesto un cuatro, para que los agarraran en flagrancia, pero no lo son. No obstante, solicitamos a ambas dependencias llegar hasta el fondo, y si es hasta el secretario de Transporte, adelante."

Explicó en entrevista que ante algunos problemas de control de ingresos en la Tesorería y bancos solicitó a la Contraloría General que auditara los módulos de licencias y control vehicular ubicados en las delegaciones políticas, así como los establecidos en Galerías e Insurgentes, donde se detectó la falsificación de sellos, la puesta a trabajar de las máquinas registradoras fuera de horario y el machacamiento de los recibos.

De esa manera, por casi seis meses se dió la imagen de que los pagos ingresaban en las arcas del erario pero eran así. "Es casi el mismo modus operandi detectado al inicio de esta administración, que hemos estado combatiendo; los contribuyentes no tienen ningún problema, porque el dinero lo pagaron", precisó.

Recordó que 94 por ciento de los trámites irregulares detectados por la contraloría se llevaron a cabo en las delegaciones Benito Juárez, Azcapotzalco, Gustavo A. Madero, Alvaro Obregón, Iztapalapa y Cuauhtémoc. Y, por su gravedad, se determinó el cierre de esta última oficina, donde los 28 empleados adscritos a ella están sujetos a investigación, pero siguen cobrando su salario.

Ante esta situación se impulsa la apertura de nuevos centros en tiendas de autoservicio, que actualmente suman cuatro: Cuitláhuac, Miguel Angel de Quevedo, Rojo Gómez y Tlatelolco; próximamente se integrará La Villa, pues los tres primeros lograron atender el año pasado 40 por ciento de las solicitudes, señaló.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.