Usted está aquí: Inicio Política Espino: "fantochería, eso de que López Obrador es el candidato de los pobres"

"Fox lo debe seguir criticando, porque crea conciencia de lo que puede ser una amenaza"

Espino: "fantochería, eso de que López Obrador es el candidato de los pobres"

"A los desprotegidos, Calderón no les va a calentar la cabeza en contra de los banqueros"

CLAUDIA HERRERA BELTRAN

Ampliar la imagen El dirigente panista Manuel Espino descarta que la aprobación de la llamada ley Televisa vaya a representar un costo en las urnas al blanquiazul Foto: Jesús Villaseca

Manuel Espino, dirigente del Partido Acción Nacional (PAN), califica de "faramalla, fantochería" la afirmación de que el PRD y su candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, representan a los pobres. Asegura que un hecho desmiente tal aseveración: el hombre más rico de México, Carlos Slim, está "vinculado" al perredismo.

Según él, los desprotegidos ven como una opción al candidato presidencial del PAN, Felipe Calderón -a quien describe como "el chaparrito peloncito de los lentes"-, porque saben que no va a "calentarles la cabeza ni en contra de sus patrones ni de los banqueros, ni de los empresarios ni de los ricos de este país".

Espino considera que el presidente Vicente Fox debe seguir criticando a López Obrador porque tiene la responsabilidad de generar conciencia colectiva de lo que, de acuerdo con su percepción, puede ser una amenaza para el país. Por eso, nadie puede reclamarle.

También descarta que la aprobación a las reformas de la Ley Federal de Radio y Televisión por la mayoría de los senadores de la bancada panista les vaya a representar un costo en las urnas. Señala que si los panistas opositores quieren sumarse a la disidencia, están en su derecho, y en este punto comenta que le tiene sin cuidado lo que haga o diga el legislador Javier Corral.

En el caso de Francisco José Paoli Bolio, quien renunció a ser candidato plurinominal al Senado en protesta por la llamada ley Televisa, se pregunta si habría hecho lo mismo de haber estado en el tercer lugar de las listas (ocupaba el lugar 24).

"El puntero"

Si algo distingue a quien lleva poco más de un año al frente del blanquiazul son sus expresiones directas, a veces polémicas. Faltan 76 días para las elecciones presidenciales y Espino se declara satisfecho con los resultados de la estrategia electoral y mediática del PAN, pues asegura que las encuestas colocan a Calderón como el puntero.

Cuestiona a la coalición Por el Bien de Todos por sus candidatos a la Cámara de Diputados y el Senado (por ejemplo, Víctor Anchondo), pero defiende la candidatura plurinominal a la ALDF de Carmen Segura -inhabilitada como servidora pública por el fraude en el Fondo de Desastres Naturales (Fonden)- y sostiene que no la postularon para que gozara de fuero.

A continuación se reproducen extractos de la entrevista con Espino:

-En distintos foros se han escuchado expresiones de simpatizantes de Calderón, de empresarios que tradicionalmente se vinculan al PAN, en el sentido de que su mensaje no está llegando a los más pobres del país. ¿Cómo van a acercarse a este sector, en el que al parecer López Obrador concentra las preferencias?

-Es una faramalla decir eso de los sectores que tradicionalmente se vinculan al PAN. El hombre más rico de este país es Carlos Slim; está vinculado al PRD, a Andrés Manuel López Obrador. Eso de que representa a los pobres es fantochería.

"Creo que los sectores no son patrimonio de nadie. Todos los candidatos deben ser muy respetuosos de los diversos estratos sociales de nuestro país, buscar propuestas que den viabilidad a la participación de todos ellos y al encuentro de oportunidades para el desarrollo de las familias de todos. No somos un partido clasista: somos un partido con una visión más de centro, que reconoce la dignidad humana en ricos y pobres, y que no exacerba ánimos de unos contra otros, como suele suceder con Andrés Manuel."

-La aprobación de la Ley de Radio y Televisión ha provocado severas críticas. A la hora de pedir el apoyo de los senadores para apuntalar la campaña de Calderón, ¿no calculó el costo político que representaría?

-Primero, está haciendo una afirmación que no sé de dónde la ha sacado. No fuimos a pedirles a los senadores una aprobación de la ley para apoyar la campaña de Calderón. Eso es absolutamente falso. Tenemos la obligación de mejorar el marco jurídico nacional y esta reforma, aun cuando es insuficiente, reporta avances importantes. Va directamente en contra del estancamiento que teníamos de 40 años en nuestra legislación.

-Entonces ¿no fue a tirar línea a los senadores, como dijeron algunos legisladores, para decir que la ley apuntalaría la campaña de Calderón?

-No, línea fue la que tiró (el diputado) Pablo Gómez cuando les dijo "esto se aprueba en la Cámara de Diputados" y ni siquiera les platicó de qué se trataba; ni siquiera la leyeron.

-En su bancada no hubo unidad. ¿Existe una disidencia dentro del PAN? Por ejemplo, el senador Javier Corral dijo que no va a apoyar la campaña de Calderón.

-Está en su derecho.

-¿Qué le diría a Corral?

-Absolutamente nada. Me tiene sin cuidado lo que Javier diga o deje de decir sobre el tema. Ya se pronunció institucionalmente. Ya hubo una mayoría que se pronunció en un sentido.

-Francisco José Paoli Bolio inclusive renunció a su candidatura al Senado.

-Sí, como yo le dije. "¿A qué renuncias?" Me gustaría saber si hubiera renunciado de haber estado en el tercer lugar de la lista. Tengo mis dudas. Renunciar a un lugar en la lista donde es totalmente seguro que no va a llegar al Senado (el número 24) es renunciar a nada. ¿Por qué no se expresó de la misma manera cuando se aprobó en la Cámara de Diputados? Quizá porque sus amigos del PRD la estaban aprobando.

-¿Usted diría que Paoli se cargó del lado del PRD?

-Yo no sé si siempre ha estado del lado del PAN.

-¿Tiene que aclarar si está del lado del PAN?

-Para mí no es tema la posición personal de un legislador. Yo asumo la posición de la institución, que ya resolvió. Si alguien decide irse por el camino de la disidencia, está en su derecho.

-El PAN ha criticado a otros partidos por la integración de sus listas, pero ustedes también postularon a Carmen Segura, que es investigada por el fraude cometido en el Fonden. ¿Esto no los desprestigia también?

-En lo más mínimo, porque todo lo que se ha manejado en contra de Carmen Segura ha sido evidentemente una estrategia de desprestigio a ella para pegarle al partido y al gobierno de Vicente Fox en su momento. Pero conocemos a Carmen Segura, la avalamos, su integridad moral, totalmente.

-¿Es un hecho la reconciliación con Felipe Calderón?, porque quedó la percepción de que Santiago Creel y su grupo se llevaron los mejores lugares en la listas del Senado.

-Se me hace que son lecturas bobas. Léanlo como quieran, interprétenlo como quieran. Ahí están los candidatos. No lo hicimos con la lógica que se hace en otras partes.

-En su opinión, ¿cuál debe ser el papel del presidente Fox en la contienda presidencial, sobre todo después del debate que ha generado que casi todos los días contesta de manera directa o indirecta a López Obrador? ¿No tendría el Presidente que terminar bien su gestión y dejar de involucrase en el proceso?

-La está terminando muy bien y les preocupa eso a los que quisieran que termine mal, y que el Presidente indirectamente se refiera a la irresponsabilidad populista que pretende llegar al gobierno de la República, me parece que está en su derecho legítimo. Está defendiendo aquello en lo que cree. Yo no soy quien para decir qué haga o deje de decir.

-Pero cuando Vicente Fox era candidato presidencial criticó al entonces presidente Ernesto Zedillo por hacer lo mismo.

-Ya invéntense otro argumento. Cuando el presidente Fox era candidato éramos oposición frente a un régimen autoritario que estábamos tratando de sacar del gobierno. Se entendía en ese contexto la estrategia electoral de ese momento. Nada tiene que ver con lo que está sucediendo.

-Pero el Presidente estaría haciendo lo mismo que Zedillo.

-No, Zedillo tenía injerencia en su partido, ponía y quitaba dirigentes y tenía que ver con las listas (de candidatos). Ahora el Presidente no tiene nada que ver ni con la definición de candidatos del PAN ni con la estrategia de campaña del partido. Está totalmente aislado del esfuerzo electoral que hace el PAN. Es muy distinto. No hay por qué pedirle al Presidente que no meta las manos. No las tiene adentro.

-Entonces, ¿cómo llama a las expresiones críticas del Presidente?

-Lo menos que espero del Presidente de la República es que genere conciencia colectiva, ciudadana, de lo que puede ser una amenaza para este país. No se lo reclamo, al contrario, que lo siga haciendo.

-¿Qué escenarios vislumbra para estos días?

-Yo me imagino un 1º de diciembre así: estar en la Cámara de Diputados en San Lázaro y al chaparrito peloncito de los lentes con la banda tricolor. Todo lo que pase antes ya lo estaremos midiendo. Pero ése es el principal objetivo, acompañar a Felipe hasta que le pongan la banda presidencial.

-¿Cómo ve el corrimiento de algunos países a la izquierda?

-(...) Hay que analizar bien el fenómeno para abrir un espacio a una posición más de centro, más humanista, que confronte menos a la sociedad y a esos países, que vaya menos en actitud revanchista. Si antes estuvo la ultraderecha, ahora va a estar la ultraizquierda. Estamos en el momento de la reacción. El péndulo se ha ido de la derecha a la izquierda radical. Esperemos que venga un momento de reposo hacia el centro, y yo creo que hay con qué.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.