Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia La prostitución masculina ya amenaza a la salud pública, dicen

Homosexuales, 70 por ciento de las personas que recurren a ese servicio

La prostitución masculina ya amenaza a la salud pública, dicen

No existe ningún tipo de regulación, alerta el académico Gustavo Vega Shiota

La prostitución masculina en México se ha incrementado, pues así lo demanda el turismo extranjero y se presenta como resultado de la pobreza extrema, la carencia de fuentes de empleo, el conflicto de valores y la búsqueda de soluciones fáciles, señaló Gustavo Vega Shiota, especialista de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El académico refirió que esta actividad es ejercida principalmente por niños, adolescentes y jóvenes, que atienden principalmente a homosexuales, pues 7 de cada 10 clientes prefieren tener relaciones con personas de su mismo sexo.

Dijo que aunque no existen registros certeros en torno a la cantidad de servidores sexuales masculinos, las ciudades en las que más se presenta son Distrito Federal, Monterrey y Guadalajara, además de destinos turísticos como Acapulco, Puerto Vallarta y Mazatlán.

El fenómeno es un problema de salud pública, advirtió, y aunque las autoridades tienen conocimiento del mismo, carece de control y regulación.

En un comunicado de prensa, el especialista destacó que la prostitución de hombres no es igual de censurada que la femenina, "debido a los valores masculinos", y que los servicios son más solicitados por las extranjeras, "porque acuden a un territorio en el que no corren riesgo de ser identificadas".

Dijo que el fenómeno comenzó a desarrollarse y creció durante la década de los 70 en la costa del Pacífico, "cuando los jóvenes descubrieron un modo de empleo fácil", pero fue en los años 90 cuando inició el auge.

Las mujeres que más demandan estos servicios son, dijo, en su mayoría de clase media o alta, quienes argumentan estar descuidadas por su pareja o que su cónyuge es infiel.

En la ciudad de México el servicio sexual masculino se presenta en antros, cafeterías y bares de colonias como Roma o Juárez -particularmente en la Zona Rosa-; en las calles ubicadas entre la Glorieta de Insurgentes y la avenida Baja California y en algunos lugares del sur de la urbe, sentenció el especialista.

Advirtió que la prostitución masculina se promueve por medio de catálogos o repartiendo tarjetas de lugares en los que se realiza esta actividad, al igual que sucede con la prostitución de mujeres.

De la Vega adujo que el trabajo sexual, tanto femenino como masculino, recientemente es considerado como "un oficio", por lo que se comienzan a manejar derechos laborales, agrupaciones y sindicatos para la defensa de sus garantías.

Manifestó que en Latinoamérica los servidores sexuales son fundamentalmente jóvenes de entre 16 y 30 años de edad. Agregó que Brasil y México son los dos países de América Latina en los que este comercio tiene mayor fomento; sin embargo, adujo que los otros países no están exentos de esa práctica.

Emir Olivares Alonso

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.