Usted está aquí: Inicio Política ¿Gobernar desde el pasado?

Antonio Gershenson

¿Gobernar desde el pasado?

El pasado primero de abril entró en vigor una ley presupuestal encaminada a imponer un presupuesto de 2007 y una política extraídas de lo peorcito del régimen tecnocrático. Es uno de los intentos de seguir "gobernando desde el pasado", lo cual implica, entre otras cosas, el reconocimiento de que ya perdieron las elecciones, aunque los candidatos tengan necesariamente que decir lo contrario.

Ahora hay otros dos paquetes de reformas en la Cámara de Diputados con intenciones semejantes: gobernar desde el pasado. Pero está por verse si van a pasar. Una se refiere a la ampliación de las funciones de la Comisión Reguladora de Energía (CRE). Cada año es renovado uno de sus cinco miembros, o sea que todos los actuales fueron nombrados por el gobierno panista actual. Y será hasta 2007 cuando será renovado uno de ellos, es decir, si se logran aumentar sus funciones, Acción Nacional seguirá tomando las decisiones en esos ámbitos, aunque los votantes lo hayan sacado del gobierno.

Una función importante que se pretende agregar es fijar las tarifas eléctricas. ¿Que López Obrador se compromete a reducir las tarifas eléctricas? Pues con esto se quitaría al gobierno federal esa función e incluso la CRE panista podría aumentarlas más.

También se agregan a la CRE funciones de control de la Comisión Federal de Electricidad y de Luz y Fuerza del Centro. Aunque los votantes hayan decidido que el gobierno, a cuyos organismos corresponden esas funciones, ya no sea panista. Y así en otros casos.

El otro paquete contiene reformas a la Ley Orgánica de Pemex. Plantea la formación de un consejo de administración, cuyos miembros durarán seis años, con posibilidad de ser relectos hasta dos veces. El director general será designado por el Ejecutivo federal a propuesta del consejo de administración y permanecerá en el puesto cuatro años con posibilidad de relección. Panistas y tecnócratas nombran a las autoridades de Pemex ahora, pero para que duren todo o casi todo el próximo sexenio, según el caso, a pesar de que los votantes los hayan mandado a volar el 2 de julio. Algunos miembros del consejo serán nombrados por terceros, para endulzar la píldora, pero el fondo no cambia.

Entre otras joyitas de la iniciativa está la emisión de una especie de acciones de Pemex, unos certificados, que pueden ser adquiridos por particulares. Y todo esto se envuelve en una supuesta "autonomía".

Parece haber la intención de enviar ambos paquetes a plenaria el próximo martes 25. Suponiendo que fueran aprobados, pasarían al Senado, donde, según esa misma intención, serían aprobados el jueves 27, pues la semana próxima acaba el último periodo ordinario de la legislatura. Aprobar los paquetes al vapor implicaría violar el método de trabajo existente, que implica enviar los casos a las comisiones respectivas para su análisis y dictamen.

Es claro que los legisladores que notan estas y otras barbaridades, y que no están confabulados con los promotores de las mismas, estén haciendo lo que pueden para que esos paquetes no pasen. Y si pasaran violando los principios, eso abre la puerta a la controversia constitucional.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.