Usted está aquí: Inicio Mundo Pactan Evo Morales y Chávez "plan de batalla" para "frenar al imperio"

CUMBRE UE-LATINOAMERICA

Pactan Evo Morales y Chávez "plan de batalla" para "frenar al imperio"

Los mandatarios de Bolivia y Venezuela acuerdan estrechar los vínculos con cientos de ONG

"Hay que mandar obedeciendo al pueblo", dice el gobernante boliviano al reivindicar a Marcos

AFP, DPA Y REUTERS

Ampliar la imagen Morales, Chávez y el vicepresidente cubano Carlos Lage, durante la clausura de la cumbre alternativa Foto: Ap

Ampliar la imagen Simpatizantes de movimientos sociales latinoamericanos (derecha) dialogan con un representante indígena Foto: Reuters

Viena, 13 de mayo. En un multitudinario acto de cierre de la cumbre alternativa de América Latina y Europa, el presidente de Bolivia, Evo Morales, y su par de Venezuela, Hugo Chávez, pactaron con cientos de organizaciones sociales el estrechamiento de relaciones y la definición de un "plan de batalla para frenar al imperio norteamericano", al que el mandatario venezolano llamó "la bestia".

Unas mil 600 personas se reunieron en un auditorio de la capital austriaca para escuchar discursos de Morales, Chávez y dirigentes sociales europeos como José Bové, durante la reunión denominada Enlazando Alternativas II.

Evo Morales, el orador principal, reivindicó la premisa del subcomandante Marcos, al afirmar que "hay que mandar obedeciendo al pueblo".

El mandatario boliviano estuvo acompañado por representantes de organizaciones indígenas de Ecuador, del Movimiento de los Trabajadores Rurales sin Tierra de Brasil, de la agrupación francesa Attac, de la Alianza Social Continental -organizadora de esta reunión- y de la Confederación Campesina de Francia, encabezada por José Bové.

"La lucha de los movimientos sociales está por encima de los partidos de izquierda", afirmó Morales, a lo que los asistentes al encuentro respondieron con aplausos y gritos de "Evo, Evo, Evo".

La cumbre alternativa se realizó de forma paralela a la reunión de jefes de Estado y de gobierno de 60 países de América Latina, el Caribe y la Unión Europea (UE), que terminó con pobres resultados, entre los que sólo destacó el anuncio oficial del inicio de negociaciones de un acuerdo político-comercial entre los países centroamericanos y el bloque europeo.

"Yo salgo de ustedes, soy parte de ustedes, de esa lucha que me llevó hasta ser presidente de la república", dijo Morales ante una multitud que lo aplaudió de pie, agitando cientos de banderas bolivianas, venezolanas y cubanas.

En la reunión también estuvieron presentes el vicepresidente de Cuba, Carlos Lage; Aleida Guevara, hija del guerrillero Ernesto Che Guevara, la escritora estadunidense Susan George y dirigentes de la izquierda europea.

Aunque Fidel Castro fue uno de los mandatarios ausentes en la cumbre, Morales se refirió a él durante la conferencia alternativa como "nuestro abuelo, nuestro sabio que nos orienta".

Bové, una de las figuras mundiales de la lucha contra la globalización, alentó en su discurso a Bolivia, Venezuela y Cuba, y a los movimientos sociales, a "rechazar los proyectos de la Organización Mundial de Comercio", en una acción "coordinada".

"Hoy en Europa luchamos contra las multinacionales que saquean en sus países los recursos naturales", afirmó el dirigente campesino francés.

Chávez -quien visitará Londres para entrevistarse con el alcalde laborista, Ken Livingstone, pero se abstendrá de tener contactos con el gobierno de Tony Blair-, pronunció un largo discurso en el cual no faltaron citas de escritores o personajes de la historia.

"Tenemos que desmontar, neutralizar y hacer que desaparezca el imperio más cínico", sostuvo el mandatario venezolano.

Un día después de la intensa movilización de comitivas oficiales en Viena con motivo de la reunión interregional, la prensa europea destacó la falta de acuerdos entre los gobernantes, lo que atribuyó a conflictos bilaterales que se han generado este año entre países de América Latina.

Lage señaló que el fracaso de la cumbre se explica por el hecho de que "no puede haber consolidación de una cosa que no existe; la asociación es de la Unión Europea con Estados Unidos".

Reveló que durante las reuniones de los gobernantes escuchó "una andanada de críticas, cuestionamientos y preguntas sobre la política de la Unión Europea, por los representantes de países de América Latina", de lo cual no se habló "en el discurso público".

Además de las tensiones entre Bolivia, por un lado, y Brasil y España, por otro, la cumbre también sirvió para que Uruguay y Argentina pusieran sobre la mesa el conflicto derivado por la construcción de dos papeleras en territorio uruguayo, a lo cual se opone el gobierno de Néstor Kirchner con el argumento de que contaminaría un río que sirve de frontera.

El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, informó a la prensa de su país que varios gobernantes europeos expresaron su respaldo a Montevideo con relación al tema: "Hemos dicho que afecta a la región y que también afecta el posicionamiento internacional de América Latina".

En otro tema a escala bilateral entre países latinoamericanos, el canciller chileno, Alejandro Foxley, destacó la satisfacción de su gobierno por la actitud del presidente Evo Morales al no poner presión ni fecha para solucionar el reclamo de Bolivia de conseguir una salida al océano Pacífico, perdida a raíz de una guerra subregional en el siglo XIX.

De su lado, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, tuvo este sábado su primera reunión con los más altos responsables de la UE, quienes le brindaron un fuerte apoyo y le pidieron que utilice el "influyente papel" de su país en América Latina.

"En este excelente debate abierto, hemos instado a Chile a que utilice su papel de influencia en América Latina. Chile es un gran éxito desde el punto de vista económico y político", dijo el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.