Usted está aquí: Inicio Opinión Eumex y el senador Hamdan

Antonio Gershenson

Eumex y el senador Hamdan

En los años recientes me tocó participar en algunos casos en los que Eumex, la empresa española, y en especial su jefe, cometieron delitos. Su "negocio" ha sido la publicidad, con un componente de alumbrado, en diferentes tipos de soportes.

Uno de los problemas que generaron fue que se conectaban de, por ejemplo, un poste de alumbrado público y usaban, sin pagarle a nadie, la energía para encender las luces de sus anuncios.

Esto se presentó, en casos que me constan, desde hace años, y en los casos más recientemente publicitados, en colonias de alto nivel económico en el poniente de la ciudad.

El pretexto para hacerlo así es que ellos tenían un contrato con Servimet, firmado desde tiempos del ex jefe del Departamento del Distrito Federal Oscar Espinosa Villarreal, en el que se les daba la energía. Pero como acertadamente señalan miembros del Sindicato Mexicano de Electricistas -cuando los vecinos afectados pidieron su apoyo- ni Servimet ni nadie que no sea la Comisión Federal de Electricidad o Luz y Fuerza del Centro puede vender o transferir electricidad a un particular.

Así lo establece la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica.

Estas empresas eléctricas públicas sí pueden, además de venderla, entregar energía eléctrica mediante lo que llaman contraprestación. Por ejemplo, un usuario necesita una instalación para recibir energía. Normalmente debe pagarla por adelantado sobre la base de una estimación que el organismo público realiza.

Pero terminada la obra, se cuantifica su costo real, que puede ser mayor o menor que el originalmente calculado. Si resultó más caro, el usuario debe pagar la diferencia. Pero si resultó más barato, el organismo entrega electricidad sin pago, como contraprestación, hasta que se haya compensado lo que se pagó de más. Pero ni la venta ni esta modalidad de entrega se les permite más que a las empresas eléctricas mencionadas.

Por tanto, no sólo Eumex se estuvo robando la energía, sino que ésta y Espinosa Villarreal o su subordinado en Servimet violaron la ley mencionada. Los miles de dispositivos de publicidad establecidos a lo largo de todos estos años ya suman un gran, gran robo.

El otro problema, ligado con el anterior, es el daño en propiedad ajena. Para hacer esas conexiones clandestinas Eumex rompía lo que hubiera que romper. Fue notorio lo sucedido cuando instaló su publicidad en las banquetas nuevas en Paseo de la Reforma. Esas banquetas son bloques de 90 centímetros cuadrados que se hicieron especialmente para que no fueran resbalosas con la lluvia -uno de los problemas de las banquetas anteriores- y duraran muchos años.

Los empleados de Eumex rompían esas banquetas para llegar a la conexión de un poste de alumbrado y robarse la energía. En reiteradas ocasiones el jefe de Eumex y su personal fueron detenidos en flagrante delito y presentados ante el agente del Ministerio Público. Como era "sólo" daño en propiedad ajena, salían bajo fianza... y a volver a romper banquetas nuevas en otra parte de Reforma.

El jefe llegó a decir con descaro que no era daño, que le podían echar después su cementito, y ya. Eumex solicitó y ganó varios amparos, mediante su abogado, el senador del PAN Fauzi Hamdan. O sea, por si fuera poco, tenemos un conflicto de interés, que ha sido denunciado, por ejemplo, por Andrés Manuel López Obrador, quien se comprometió a prohibir que se ejerzan al mismo tiempo esas dos funciones.

Y tanto éste como el otro senador-panista-abogado, Diego Fernández de Cevallos, han defendido a particulares contra distintos gobiernos, y "ganado". En este caso, el pleito fue contra el Gobierno del Distrito Federal (GDF), pero en otros ha sido contra el gobierno federal panista, es decir, que ni por ser un gobierno de su partido tienen escrúpulos cuando se trata de sacar dinero (parte para su "cliente" y parte para él).

La ocasión más reciente en que Eumex volvió a las planas de los periódicos fue por las protestas de residentes de varias colonias del poniente de la ciudad, mencionados al principio de este escrito. La Federación de Colonias del Poniente de la Ciudad incluye, entre otras, a Bosques de Reforma, Lomas de Vista Hermosa, Lomas de Chapultepec y Polanco. Esta federación, junto con el GDF, lograron parar a Eumex y otras empresas de publicidad colocada en vallas, que obstruían la visibilidad y echaban a perder la vista de las calles. Los residentes no estaban de acuerdo, el GDF ganó al final un juicio que permitió retirarle el permiso otorgado por Espinosa Villarreal. También se están retirando los anuncios clandestinos.

Un juez dictó la formal prisión al jefe de Eumex por daño en propiedad ajena. Cuando sus abogados pagaron la fianza, el Instituto Nacional de Migración ordenó confinarlo a su centro de Iztapalapa.

Defensores de Eumex amenazaron con una campaña en televisión para que no hubiera inversión en México, campaña pagada por sus 50 clientes (los que se anunciaban con ellos).

¿Cuántos empresarios viven en las colonias del poniente mencionadas, afectados por las actitudes gangsteriles de Eumex, en sus propias casas? La citada federación de colonias llegó a un acuerdo con el gobierno capitalino para el retiro total de esa propaganda clandestina.

Si el gobierno federal decide deportar a semejante joyita, tal vez le haga un favor, porque en el probable caso de que López Obrador gane las elecciones se acabarán los abogados-senadores o personajes similares. Enton-ces sí este señor, estando en México, va a tener problemas con la justicia por el robo de energía, los daños en propiedad ajena y los que se hayan acumulado en estos años. No digamos los nuevos cargos de evasión fiscal que se acaban de conocer.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.