Usted está aquí: jueves 18 de mayo de 2006 Opinión ASTILLERO

ASTILLERO

Julio Hernández López

La Inter-net(a)

¡Ya, wey!: Edgar y Letras Libres

Guerra electoral en la Red

Las Otras Navegaciones

EDGAR ES UN niño regiomontano (once años, sexto de primaria, regordete) que ha ganado agridulce fama internacional.

DE PASEO CAMPESTRE con primos durante Semana Santa, fue videograbado cuando uno de ellos le movía uno de los dos troncos que hacían de puente para cruzar un pequeño arroyo. La manera como Edgar gritaba tratando de que no lo fueran a tirar ("¡Ya güey!" es la frase emblemática) y la reacción que tuvo luego de caer al agua, ileso pero ofendido, hicieron que, al ser colocadas las imágenes en Internet, se produjera un fenómeno que en buena parte se explica por el sentido de comicidad deformada que han impuesto programas de televisión en los que se hacen manipuladamente risibles los errores o desgracias que cuenten con filmación.

EL CASO DE EDGAR es impresionante: más de 100 mil personas vieron el video en su primera puesta en la Red; luego llegó a www.youtube.com, la dirección especializada en difusión de videos suministrados por el público, y ahora hay decenas de sitios que ofrecen las imágenes, además de calcomanías, camisetas, temas musicales, videojuegos y tonos para teléfono (una lista de la edgarmanía está en www.ochocuartos.com, un weblog dedicado a asuntos de Monterrey).

CON TAL (y tan peculiar) fama, Edgar ya es visto como humorístico candidato imposible a la presidencia de un país que se ríe de sus infortunios y que juega a la minoría de edad y a gritar en política simplemente un "¡Ya, wey; ya, pinche wey!". En www.edgarparapresidente.org, o, directamente, en www.heroeslocales.com se recogen firmas de apoyo y se promueve material publicitario.

NO CORRESPONDE A la prosapia de los directivos de la revista Letras Libres (www.letraslibres.com) gritar "¡Ya, wey!" a los maldosos que están a punto de hacer que cierre su foro cibernético. Resulta que la publicación dirigida por Enrique Krauze abrió una discusión de Internet sobre el "Primer debate presidencial, 2006". Como base, Letras Libres estableció que "de acuerdo con gran mayoría de encuestas posteriores", Felipe Calderón había ganado ese debate, y que se había mostrado "claro, conciso y propositivo", asumiendo "la posición de puntero", mientras AMLO había sido "el gran perdedor", pues "el misterio, el silencio y 'la estrategia' claramente" le habían fallado al perredista.

FERNANDO F. V. (ffvelard @hotmail.com) reporta que los pro panistas aprovecharon, obviamente, el foro. "Pero pasó que un listillo empezó a hackear a algunos brillantes polemistas pro PAN, poniendo opiniones contradictorias en su nombre y/o ridiculizándolos. Estos se quejaron con la redacción de Letras Libres (...) Ayer, la redacción borró todos los mensajes 'apócrifos', pero esta misma mañana entró el hacker de nuevo con el nombre de La Redacción y puso uno más". Metidos en un insólito pleito por "robo de identidades" y "usurpación de personalidad", los miembros de la comunidad de Letras Libres pudieron ver ayer, por ejemplo, en la portada de su página electrónica, un mensaje supuestamente firmado por José Mota, en respuesta a otro anterior titulado "¿Crees que un burro llegue a Marte?". El grafito en el Olimpo dice: "Por lo que me doy cuenta, eres el usurpador; me parece que no tienes tanates, andarte escondiendo detrás de las faldas de un nombre ficticio. Aunque sea el día internacional contra la xenofobia, no voy a permitir que me andes con joterías. Dale un beso pero a tu madre, si es que tienes, pinche joto".

INTERNET (de la que ayer se celebró su día) está abarrotada de información política y electoral que con pasión cada vez más desbordada trata de convencer de las bondades o los defectos de los candidatos deseados o rechazados. Esta columna recibe diariamente un cúmulo de texto e imágenes politizadas provenientes de nadie sabe dónde (lectores amables piden a este tecleador algún consejo para evitar que sus correos sean atiborrados de propaganda no buscada ni apetecida, petición que por desgracia no tiene respuesta satisfactoria posible). También llegan reportes, información y confidencias (y felicitaciones), al igual que, en menor cantidad, críticas, ofensas y amenazas (aunque este columnero rehúye la posibilidad de armar escándalo con esos gajes cibernéticos del oficio).

ESE ES EL MUNDO de la Internet. Gracias a él ya no hay secretos que se puedan ocultar por órdenes de los poderes religiosos, políticos o económicos. Santa Internet que crea famas efímeras, que permite suplantación de identidades, que hace pasar por cierta alguna información intencionalmente falsa y que puede servir con extraordinaria eficacia para movilizar y organizar, lo mismo rebeldías cívicas, como la previa a las elecciones españolas recientes, que protestas delincuenciales violentas, como las brasileñas de días pasados.

PERO, ANTES de que el estimado Pedro Miguel y sus extraordinarias Navegaciones acusen a esta sección de suplantación de identidad, celebremos señores con gusto este día de Internet, dejando sin mayor comentario los alegatos proyanquis de Fox (encomiando la lógica gringa, arremetiendo contra quienes le tachan de tibio, comparándose con Ana Guevara en el trecho final de los 100 metros), la respuesta obviamente desconsiderada de los gringos que aprobaron la construcción de casi 600 kilómetros de barda fronteriza y que amenazan con deportar a presos mexicanos en California, el señalamiento de Human Rights Watch de que la falta de liderazgo de Fox empantanó el asunto de los derechos humanos, los ensayos pugilísticos de Kamel Nacif y su achichincle Juanito, el salto de los priístas zedillistas que se suben al carro calderonista (entre ellos, Jesús Reyes Heroles González Garza, accionista de Gea-Isa, la muy imparcial empresa de encuestas que comenzó el numerito de los súbitos ascensos de popularidad felipista), la integración facciosa de la Cofetel, y.... ¡Hasta mañana, en esta sección que hoy celebra los triunfos, deportivos y personales, de Rafael Márquez, en el Barcelona, y de Javier Aguirre, en el Osasuna!

* Fax: 5605-2099 * juliohdz@jornada.com.mx *

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.