Usted está aquí: Inicio Cultura Urgente, superar rezagos de la Biblioteca Nacional: José P. Buxó

Falta mucho para decir que se encuentra a la vanguardia, afirma el investigador

Urgente, superar rezagos de la Biblioteca Nacional: José P. Buxó

Apoya la propuesta de Guillermo Tovar de crear una Sociedad de Amigos para el recinto

MONICA MATEOS-VEGA

Ampliar la imagen Entre las necesidades más urgentes de la Biblioteca Nacional de México está digitalizar todo el archivo histórico para preservar los originales, afirma José Buxó Foto: Cristina Rodríguez

La superación de las "deficiencias" de la Biblioteca Nacional de México, mencionadas por Guillermo Tovar de Teresa (La Jornada, 17 y 18 de mayo de 2006), "es urgente y no debería posponerse más, a riesgo de que se conviertan en rezagos crónicos", considera en entrevista el investigador emérito José Pascual Buxó.

Cuando Vicente Quirarte fue relegido en 2004 director del Instituto de Investigaciones Bibliográficas (IIB) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), presentó a la comunidad universitaria el Plan de Desarrollo Institucional 2004-2008, en el cual señaló "con apreciable franqueza", apunta Buxó, los rezagos que vienen afectando a esa dependencia, "por lo menos desde hace tres lustros".

El investigador emérito recuerda que fue Ignacio Osorio, eminente latinista y bibliólogo, quien a partir de 1992, cuando fue director del IIB, logró que se construyera en Ciudad Universitaria un nuevo edificio para que se albergaran los fondos antiguos de la Biblioteca Nacional, hasta entonces depositados en el ex templo de San Agustín, seriamente afectado por daños a su estructura.

Los rezagos en el funcionamiento de la Biblioteca Nacional "debieron empezar a ser atendidos por lo menos desde 1993, cuando se hizo el traslado de los fondos antiguos a la Ciudad Universitaria. Entonces faltó el interés o, por mejor decir, el claro entendimiento del director en turno. Ahora sabemos que es preciso adoptar acciones concretas e inmediatas al respecto", reitera Buxó.

Amigos para la biblioteca

El historiador y reconocido bibliófilo Guillermo Tovar de Teresa tiene varios años impulsando la creación de una Sociedad de Amigos de la Biblioteca Nacional, capaz de proveer los fondos económicos necesarios para superar las antiguas carencias, "entre otras, el inicio real de los planes de digitalización de ese riquísimo acervo histórico, la optimización de los procesos de catalogación, la capacitación permanente del personal que ahí labora, así como el apoyo a los proyectos de investigación que se realizan en torno de los acervos bibliográficos y documentales de la Biblioteca Nacional", continúa Buxó.

Agrega que escribió un documento con sus comentarios y propuestas al Plan de Desarrollo de Quirarte, "mismo que compartí con algunos colegas y entregué en marzo pasado al director del IIB con el fin de señalar cuáles eran, a mi juicio, las tareas que deberían emprenderse con urgencia a partir del momento en que se hiciera realidad la constitución de esa Sociedad de Amigos de la Biblioteca Nacional".

Considera que, "con franqueza, falta muchísimo para que podamos afirmar que nuestra Biblioteca Nacional se halla en la vanguardia, ni en lo que respecta a la preservación de su acervo -uno de los más valiosos del mundo hispánico- ni por los servicios que brinda, pero puedo decirle que, dentro de sus limitaciones técnicas, humanas y presupuestarias, se hace un apreciable esfuerzo por resguardar sus impresos y manuscritos.

"Falta mucho, como dije, para completar la catalogación competente de sus materiales, para ponerlos al alcance de los investigadores por medio de copias digitalizadas que permitan mantener en su integridad los documentos originales. Pero gracias a la enorme experiencia y disposición del jefe del Fondo Reservado, el señor Liborio Villagómez, casi siempre es posible localizar los ejemplares mal ubicados o deficientemente catalogados. He ahí por qué es urgente llevar a cabo, de una vez por todas, un programa de capacitación para todo al personal encargado de esas delicadísimas tareas. Como no es fácil que personas con ese tipo de preparación lleguen de fuera, me parece indispensable que el Instituto de Investigaciones Bibliográficas asuma sin reticencias ese compromiso."

José Pascual Buxó señala en el documento que le entregó al director del IIB, entre otras, las siguientes propuestas: formular un programa de capacitación técnica y de información cultural para el personal que tiene a su cargo la custodia y servicio al público de los diversos fondos de la Biblioteca; establecer programas de actualización y profundización especialmente dirigidos a los técnicos académicos en aquellas disciplinas que determinan las áreas de investigación del propio instituto (bibliografía, bibliotecología, manuscritos, estudio de fuentes, etcétera); depurar los catálogos General y del Fondo Reservado, y registrar, catalogar y describir en forma sistemática los fondos manuscritos, antiguos y modernos.

También la formación de personal especializado en el conocimiento del libro antiguo; regularización de la Bibliografía Mexicana; digitalización progresiva y sistemática de los acervos con el fin de constituir una biblioteca nacional digital; establecimiento de proyectos de investigación, colectivos e individuales, con otras instituciones de educación superior, relacionados con los acervos históricos de nuestra biblioteca; así como la restauración sistemática de los materiales.

"Sería de ayuda invaluable concretar la constitución de esa Sociedad de Amigos de la Biblioteca Nacional, tan generosa y desinteresadamente propiciada por Guillermo Tovar de Teresa; para ello es preciso que se apresuren en lo posible los dilatados 'tiempos' universitarios a los que alude el doctor Quirarte", concluye Buxó.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.