Usted está aquí: Inicio Política Ninguna revisión ni auditoría a encuestas de Mitofsky: Campos

''Tenemos nuestro propio sistema de supervisión''

Ninguna revisión ni auditoría a encuestas de Mitofsky: Campos

JAIME AVILES

En la segunda parte de la entrevista concedida a este diario, Roy Campos reconoce que las encuestas políticas realizadas por Consulta Mitofsky no son sometidas a una revisión o auditoría externa inmediata para corroborar la veracidad de los datos que esois sondeos reportan. "Tenemos nuestro propio sistema de supervisión", explica el especialista, de cuyos sondeos demoscópicos depende en mucho la credibilidad de la empresa Televisa.

"Hay supervisión directa e indirecta. La primera la hace un supervisor que viaja con los encuestadores para ver que el trabajo se haga; luego hay un proceso que se llama de revisitas, y es el supervisor que revisita entre 10 y 15 por ciento de las viviendas (donde se efectuó la muestra), pero no se vuelve a hacer el cuestionario, sólo se revisa que se haya hecho la entrevista, no se repite toda la batería de preguntas, nada más se corrobora", abundó.

Alberto Roy Campos Esquerra, imagen de Televisa en el mundillo de los sondeos demoscópicos, aceptó en la primera parte de un largo diálogo con La Jornada que al medir la aceptación social de Vicente Fox, sus encuestas cuidan la imagen del titular del Ejecutivo federal, cuyo gobierno, a lo largo del actual sexenio, ha otorgado contratos por más de 19 millones de pesos a otra firma vinculada con el presidente de Mitofsky: Consultores Asociados en Mercadotecnia Publicidad y Opinión (Campo) SC, según consta en la página electrónica Compranet, que registra las adquisiciones de la Presidencia.

Certeza es dinero

Empresas como Cervecería Cuauhtémoc-Moctezuma, o la red de tiendas de 24 horas Oxxo, invierten sumas astronómicas en encuestas comerciales que realizan casas especializadas en ese tipo de estudios, como Bimsa, una de las más prestigiosas del mercado. Pero, como reveló una investigación, Bimsa somete los datos de sus encuestas a la revisión de firmas como Velmarc o Certeza, que determinan la exactitud de cada muestra.

Velmarc, explicaron fuentes que pidieron anonimato, "tiene una escala de uno a 10 para calificar un cuestionario contestado. Si te encuentran cinco malas, tu entrevista se descarta. Si tienes uno o dos errores, te la aceptan diciendo que te equivocaste de buena fe y los corrigen. A las empresas grandes les importa mucho que esas encuestas sean precisas, porque con base en ellas van a arriegar muchísimo dinero".

-¿Y las empresas que hacen encuestas políticas tienen auditoras externas?

-Ninguna -contestaron las fuentes-, las políticas buscan crear opinión y para eso no necesitan comprobar nada.

En sus oficinas de Mitofsky, Roy Campos escucha la misma pregunta:

-¿Mitofsky tiene auditores externos?

-Todas las empresas que pertenecen a la Asociación Mexicana de Agencias de Investigación en Mercado (AMAI) pasamos por un proceso de certificación de calidad; eso significa que hay empresas externas que entran a nuestras oficinas y nos revisan todo, incluso archivos, email, documentación, facturación, y cada año nos certifican que en ninguno de los proyectos que tengamos nos alejamos de las normas. Y eso es importante porque al que no cumple lo sacan de AMAI.

En esa especie de cámara de la industria de las encuestas hay, estimó Roy Campos, 41 empresas, de las que "solamente 7 u 8 se dedican a la opinión pública".

-¿Pero tú no terminas una encuesta y se la das a un auditor externo?

Fue entonces cuando habló de su "propio sistema de supervisión", antes que el reportero le hiciera ver que las revisiones de AMAI son a toro pasado y se hacen una vez que el resultado de un sondeo produjo un efecto político.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.