Usted está aquí: Inicio Cultura Primera exposición individual del artista Carlos Bracho

El próximo jueves abrirán Del corazón a la piedra

Primera exposición individual del artista Carlos Bracho

Forma parte de un intento por revalorar la escultura en México, expresa la curadora Estela Duarte

Se mostrará en el museo Diego Rivera

FABIOLA PALAPA QUIJAS

Ampliar la imagen Carlos Bracho (1899-1966)

Ampliar la imagen Dos de las obras de Carlos Bracho incluidas en su muestra Del corazón a la piedra Foto: Cortesía museo Diego Rivera y Frida Kahlo

Ampliar la imagen Dos de las obras de Carlos Bracho incluidas en su muestra Del corazón a la piedra Foto: Cortesía museo Diego Rivera y Frida Kahlo

Ampliar la imagen Dos de las obras de Carlos Bracho incluidas en su muestra Del corazón a la piedra Foto: Cortesía museo Diego Rivera y Frida Kahlo

Ampliar la imagen Dos de las obras de Carlos Bracho incluidas en su muestra Del corazón a la piedra Foto: Cortesía museo Diego Rivera y Frida Kahlo

Como la escultura no posee el mismo rango que la pintura y el grabado, el Museo Casa Estudio Diego Rivera intenta revalorar esa vertiente del arte mexicano con Del corazón a la piedra, primera exposición individual de Carlos Bracho (1899-1966).

María Estela Duarte, investigadora y curadora de la muestra, señaló que entre la producción volumétrica que realizó Bracho destacan La raza, El campesino que se apodera de la tierra, El abrazo y la Cabeza de Silvestre Revueltas.

La exposición monográfica rescata la obra de Carlos Bracho, integrante del movimiento de escultura mexicana de principios del siglo XX.

Más de 70 fotografías, facsímiles provenientes de los archivos de Jalapa, material hemerográfico, revistas, catálogos originales, herramientas de trabajo del artista y una veintena de esculturas en yeso, bronce, terracota y madera darán cuenta de los distintos momentos que vivió el artista.

Bracho nació en Cosautlán, Veracruz. En 1921, el gobernador del estado, Adalberto Tejeda, lo envió por dos años como becario a París, pero él decidió quedarse más tiempo en la Ciudad Luz.

Regresó en 1927 y se dice que creó varias esculturas para algunos parques públicos. Sin embargo esta información no pudo confirmarse en los archivos de ese municipio.

Trayectoria en la docencia

Duarte expresó que Carlos Bracho no incursionó en el camino de la vanguardia de la primera mitad del siglo XX, a pesar de que vivió en París; al contrario, ''reafirmó su sentido prehispánico y lo denominó estilo aztequista, porque se basaba en la cultura prehispánica".

En 1931, el artista participó en el movimiento nacionalista; durante ese periodo el gobierno de Veracruz le ofreció realizar esculturas oficiales, como retratos de literatos y músicos para embellecer las ciudades.

Recibió diversas comisiones, por conducto del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), para ejecutar monumentos de personajes que han marcado la historia de México. Algunos de estos trabajos se localizan en Puebla, Hidalgo, Veracruz y el Distrito Federal.

Bracho imprime en bronce o en piedra la imagen de Miguel Hidalgo, Venustiano Carranza, los héroes de la Revolución Mexicana y de la Independencia, así como los monumentos de Salvador Díaz Mirón, Rafael Delgado, Josefa Murillo, Johann Sebastian Bach, Miguel Alemán y Sebastián Lerdo de Tejada, entre otros.

Paralelamente a su actividad escultórica, Bracho se desempeñó durante 30 años como docente y fue integrante fundador del Seminario de Cultura Mexicana y del Ateneo Veracruzano.

Del corazón a la piedra, que incluye un texto que escribió el muralista Diego Rivera sobre Bracho, será la primera exposición individual del artista, pues sólo llegó a exhibir de manera colectiva.

Duarte precisó que la realización de la muestra se debe en gran medida a la investigación de José Antonio González Luquín, quien comparó a Bracho con Juan Rulfo, pues éste se consagró con dos novelas, mientras que el escultor, con pocas piezas, dejó huella en la escultura mexicana.

La investigadora recordó que en 1990, en el Museo del Palacio de Bellas Artes, se mostró la obra del artista veracruzano en la colectiva La escuela mexicana de escultura: maestros fundadores.

Asimismo señaló que el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo, que dirige Magdalena Zavala, desde su gestión se ha preocupado por exhibir el trabajo de escultura, ''que es muy poco atendido en el mundo y en México".

Falta de información

Al referirse al trabajo de investigación, María Estela Duarte comentó que en el país hace falta un catálogo de esculturas y monumentos, porque hasta el momento no existe información de muchas obras y se desconoce el paradero.

Deploró que en el Distrito Federal ''es imposible obtener el dato de alguna escultura pública", pues sólo tienen información sobre la obra del Museo de la Ciudad de México.

''Nunca he podido saber dónde están las bodegas de esculturas del Distrito Federal; nadie sabe de qué les estamos hablando; no tienen inventarios, no tienen registros y eso es una tarea que debemos hacer en el país."

La curadora señaló que con el apoyo del Instituto Veracruzano de Cultura, próximamente se editará el catálogo de la exposición, servirá de documento de consulta.

La muestra fue enriquecida con información de Eduardo Bracho Solther, hijo del artista, así como del Fondo Reservado del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de Artes Plásticas del INBA.

Del corazón a la piedra será inaugurada el jueves 29 a las 20 horas y concluirá hasta septiembre en el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo (Diego Rivera esquina Altavista, San Angel Inn).

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.