Usted está aquí: Inicio Estados Rechazan peticiones de empleados del sistema veracruzano de aguas

Ediles panistas de la zona metropolitana rehúsan mediación del gobierno estatal

Rechazan peticiones de empleados del sistema veracruzano de aguas

Prefieren desaparecer el organismo

Cinco días de huelga y un millón de afectados

ANDRES T. MORALES CORRESPONSAL

Ampliar la imagen Alrededor de 500 trabajadores sindicalizados del Sistema Metropolitano de Agua y Saneamiento marcharon por la avenida Díaz Mirón para llegar a la plaza principal del puerto de Veracruz en demanda de mejores condiciones laborales **** Horacio Zamora

Veracruz, Ver., 10 de julio. A cinco días de haberse declarado en huelga, trabajadores sindicalizados del Sistema de Agua y Saneamiento Metropolitano (SASM), que da servicio a los municipios de Veracruz, Boca del Río y Medellín de Bravo, marcharon por las principales calles de esta ciudad para exigir solución a sus demandas.

Alrededor de 500 trabajadores y sus familiares pidieron la destitución del director del organismo, Daniel Iñiguez, a quien acusan de contratar más de 50 empleados de confianza y desplazar al personal sindicalizado.

La tarde del pasado miércoles los 680 afiliados al Sindicato José Azueta del SASM iniciaron una huelga en demanda de frenar las contrataciones de personal ajeno al sindicato, renivelación de salarios y devolución del impuesto sobre la renta (ISR) descontado de la nómina.

Se calcula que el paro afecta a cerca de un millón de usuarios.

Angélica Navarrete, secretaria general del sindicato, denunció que el SASM ha desatado una persecución contra los integrantes de la dirigencia sindical y, con información tergiversada en los medios de comunicación, pretende poner a la opinión pública contra los trabajadores.

Los manifestantes partieron a las 9 horas del SASM, en este puerto, rumbo al zócalo de la ciudad. En la plaza de armas, exigieron a los presidentes municipales de Veracruz, Boca del Río y Medellín de Bravo, Julen Rementería, Francisco Gutiérrez de Velasco y Maurilio Fernández, respectivamente, solución a sus demandas y no reprimir el movimiento sindical.

El fin de semana, los tres alcaldes panistas, integrantes de la junta de gobierno del SASM, sostuvieron que es imposible aceptar las peticiones de los empleados. Incluso propusieron la desaparición del organismo, despedir a los 680 trabajadores en huelga y crear un nuevo ente administrativo con empleados de confianza y temporales.

El alcalde de Veracruz, Julen Rementería, calificó de inaceptables varias peticiones de la organización sindical, como la retabulación de sueldos y la devolución de impuestos. Afirmó que se mantendrá la negociación y el 17 de julio se realizará la primera reunión para revisar la petición de aumento salarial.

Debido a que la demanda de agua se incrementa en temporada vacacional, el gobernador priísta Fidel Herrera se ofreció como intermediario del conflicto laboral. Sin embargo, los tres alcaldes panistas no han aceptado la mediación del gobierno estatal.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.