Usted está aquí: Inicio Mundo Bush aprueba incremento de 80 mdd para la disidencia en Cuba

Condena de La Habana; se busca derrocar a un gobierno instituido legalmente, señala

Bush aprueba incremento de 80 mdd para la disidencia en Cuba

El Congreso de EU debe autorizar la entrega de los fondos, que se realizaría en 2007 y 2008

Washington advierte que impedirá a otros países apoyar la vigencia del sistema revolucionario

AFP, REUTERS, DPA Y NOTIMEX

Ampliar la imagen La secretaria de Estado estadunidense, Condoleezza Rice, al anunciar las nuevas acciones contra el gobierno de Fidel Castro; al centro, el titular de Comercio, Carlos Gutiérrez Foto: Reuters

Washington, 10 de julio. El presidente estadunidense, George W. Bush, aprobó hoy un aumento de 80 millones de dólares para patrocinar actividades de la disidencia cubana y ejercer un mayor control de las sanciones de Washigton contra la isla, dentro de un paquete de recomendaciones del gobierno sobre el futuro político de Cuba, que incluyó por primera vez una advertencia en el sentido de que Estados Unidos no permitirá a "terceras partes" intervenir en "la voluntad del pueblo" cubano.

"Para apoyar un gobierno de transición en Cuba, prometemos suministrar comida de emergencia, agua combustible y equipamiento médico. Y prometemos desalentar a terceras partes de intervenir para obstruir la voluntad del pueblo cubano", señaló la Comisión de Asistencia a una Cuba Libre en el segundo informe que elabora desde su conformación, en 2004.

Según Caleb McCarry, coordinador de una oficina del Departamento de Estado denominada Para la Transición en Cuba, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, es una de "las terceras partes" que el gobierno estadunidense considera que apoyaría la continuidad del régimen en la isla.

Las recomendaciones fueron entregadas hoy a Bush por los copresidentes de la comisión, los secretarios de Estado, Condoleezza Rice, y de Comercio, Carlos Gutiérrez, quienes recibieron de inmediato la aprobación del gobernante.

Los 80 millones de dólares propuestos para "dar poder a los cubanos con el fin de que se preparen para el cambio" y con el objetivo de romper el denominado "bloqueo informativo" en la isla, tendrán que ser repartidos en dos entregas, durante los años fiscales 2007 y 2008.

Tras la aprobación por Bush, los fondos deberán recibir la autorización del Congreso.

Más recursos para emisoras anticastristas

"Estamos aumentando nuestra determinación de romper el bloqueo de información (en Cuba)", aseveró Rice al dar a conocer el informe en una ceremonia en el Departamento de Estado.

El primer reporte de la comisión fue difundido en 2004, año en que, según el propio gobierno estadunidense, repartió por conducto de la oficina de intereses "cientos de radiorreceptores" en la isla para que los cubanos capten información del exterior.

En caso de ser avalados, los nuevos recursos se sumarían a los 35 millones de dólares programados para el financiamiento en 2007 de las emisoras Radio y Tv Martí -con sede en Miami, Florida-, que han transmitido ininterrumpidamente propaganda contra el gobierno de Cuba desde los años 80.

Además de esas sumas, la Agencia Internacional para el Desarrollo dispone de 8 millones de dólares para un programa especializado sobre Cuba, con el que también patrocina acciones contrarias al gobierno encabezado por el presidente Fidel Castro.

La comisión estadunidense recomendó hoy la aprobación de 20 millones de dólares anuales para patrocinar más acciones de la oposición cubana, a partir del año fiscal 2009.

Las propuestas de la comisión se suman a una larga lista de actos hostiles de Estados Unidos a Cuba, que se remontan a los primeros años de la revolución.

El 7 de febrero de 1962, el entonces presidente John F. Kennedy, surgido de las filas del Partido Demócrata, firmó la orden ejecutiva que impuso el bloqueo económico a Cuba, en un momento en que además promovía el aislamiento político a nivel regional.

Un año antes -y también con los auspicios del gobierno estadunidense-, un grupo de opositores al gobierno revolucionario desembarcó en Playa Girón (Bahía de Cochinos), pero fue neutralizado por las fuerzas armadas cubanas.

Asimismo, el presidente Castro ha sido objeto de 637 planes abortados e intentos de asesinato, según un recuento del gobierno cubano. Entre los más sonados se incluye una conspiración del elemento de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) Luis Posadas Carriles, quien pretendía asesinar al dirigente cubano en Panamá, durante la Cumbre Iberoamericana de 2000, por lo cual fue detenido y encarcelado, hasta que fue indultado en 2004, y al salir de la cárcel desapareció; fue aprehendido en Miami en mayo de 2005.

Este lunes, tras recibir el documento de la Comisión de Asistencia a una Cuba Libre, la Casa Blanca emitió un comunicado con declaraciones de Bush, quien expresó: "el informe demuestra que estamos activamente trabajando para el cambio en Cuba, no simplemente esperando un cambio".

Ante esto, el gobierno cubano respondió en un comunicado difundido por la televisión local que la decisión de Bush es "prepotente y bochornosa", porque "se trata de preparar el derribo de un gobierno legítimamente instituido, en abierto desacato a las más elementales normas del derecho y las relaciones internacionales".

Agregó que la aprobación de fondos gubernamentales estadunidenses es un "acto violatorio de la soberanía e independencia" de Cuba, porque será utilizado para "financiar a los grupúsculos contrarrevolucionarios" al "servicio" de Washington y "reforzar el eufemísticamente llamado embargo económico contra Cuba".

El país caribeño ha conseguido en 14 ocasiones el apoyo de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para condenar el bloqueo económico e instar a Washington a poner fin a esa medida.

La Habana logró el 4 de noviembre de 2005 la aprobación de la más reciente resolución en la ONU, con el respaldo de 182 de 191 países miembros.

Además de los conflictos derivados por el bloqueo, este lunes resurgieron los roces por el tema migratorio.

En La Habana, la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación condenó el incidente en que la Guardia Costera estadunidense disparó contra una lancha con 31 inmigrantes cubanos, lo que causó la muerte de una mujer.

La Habana sostiene que Washington propicia el tráfico de migrantes con la "Ley de Ajuste Cubano", que autoriza la entrada de cubanos en Estados Unidos, siempre y cuando no sean interceptados en el mar.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.