Usted está aquí: Inicio Opinión Astillero

Astillero

Julio Hernández López

Cantinflitas

Presidente muy negado

El sortilegio de mandar

Bush y Zapatero se enredan

Ha vuelto al ring el principal provocador del país, Vicentenario FUC (Fox, Ugalde, Calderón) llamando renegados a quienes no aceptan los avances habidos en Foxilandia. Desdibujado y ya en camino hacia el paredón de la historia, el esposo de la señora Marta (un señor alto, de bigotito, que en estos días dijo traer un "freno de mano" en cuanto a declaraciones) pretende convertirse en el peleador sucio que trabe combate con López Obrador, mientras el plomero de las presuntas manos limpias, Feli-Pillo Cibernético, se hace como que la virgen (y algunos despistados mandatarios de otros países) le habla y como que de verdad se va a instalar en las cabañas del amor II, y por ello desde ahora se afana en ir formando "equipos de transición" y propuestas de "gabinete".

La alharaca vicentina es el punto de arranque de la campaña de provocación que en el libreto del odio y el miedo han diseñado los propagandistas extranjeros que encabeza el español Antonio Solá. Chente entra al pleito porque tras él está la pretensión de fabricar incidentes que puedan ser magnificados por los medios de comunicación confabulados (con las televisoras a la cabeza) y que sirvan de pretexto para desatar represión (al cabo que, cuando sea juzgado, Fox se acogerá a los beneficios jurídicos y políticos que han dejado sin castigo a torvas aves de apellidos Echeverría y De la Barreda).

En el México del pasado los votantes sin alternativa optaban por Cantinflas, pero ahora Televisa impone un México sin alternativas mediante un Cantinflillas de fallida pedagogía política. Al cierre de El privilegio de mandar -el programa con que el Canal de las Estrellas quiso modelar el ánimo ciudadano mediante presuntas comicidades- los mexicanos debieron escuchar al actor Carlos Espejel, en su representación del personaje de Mario Moreno, soltar un editorial en forma (obviamente cantinfleada), convocando a los presuntos perdedores de un proceso electoral a no ejercer su legítimo derecho de inconformarse en tribunales. En la parte final de su rutina, el ideólogo de la gabardina hecha trizas advirtió: "Asté me cae muy bien, Andrés Manuel, pero con su actitud va a perder la credibilidad y la simpatía que ha ganado durante tanto tiempo; o presenta las pruebas que dice, o acepta el resultado y desde su trinchera siga luchando por nuestro querido México", porque "como dijo el matemático (incómoda mención de la soga en casa del IFE y su PREP mal contado), no es hora de dividir, es hora de sumar" (tal vez por ello el FELIFE sumó de más en varias casillas); "aquí no hay ni vencedores ni vencidos" (sino ventas récord de publicidad); "aquí todos somos México", "aquí el pueblo es el único que tiene El privilegio de mandar" (oh patriótico, que se prepara a entonar el Himno Nacional en cuanto terminen los comerciales).

Cantinfleo diplomático también hubo. Que dice el presidente Bush que si (if) hay "ajustes" en la contabilidad electoral mexicana él no tendrá empacho en reconocer y felicitar al mismísimo Andrés Manuel. El español José Luis Rodríguez Zapatero, menos ágil en brincar de una línea a otra del ábaco, sólo insinuó la posibilidad de reconsideraciones, metido como está en un episodio palaciego en que personajes con intereses económicos y políticos en México le han hecho aparecer como párvulo de la diplomacia que da reconocimiento como presidente de México a alguien que no ha sido declarado como tal y que además está en un litigio que podría hacerle perder la ínfima ventaja que le fue mal asignada. En el equipo calderonista festejan los buenos oficios de intelectuales metidos al asesoramiento de Rodríguez Zapatero, como Ludolfo Paramio (contacto que lleva a Jorge Castañeda y a Elba Esther Gordillo), que habrían empujado el tal "reconocimiento" de Rodríguez Zapatero, causando división en el PSOE y generando problemas al ministro del Exterior, Miguel Angel Moratinos, a quien el lance zapatero le tomó en un viaje internacional (en el plano local, destacan las adhesiones entusiastas a Calderón del saltimbanqui veracruzano, Fidel Herrera; del porro ferrocarrilero enriquecido mediante el saqueo de cuotas obreras y negocios con el patrimonio rielero, Víctor Flores, y, desde luego, del gran político -congruente, carismático y profundo- popularmente conocido como Doctor Simi).

La presentación lopezobradorista de dos videos presuntamente demostrativos del fraude electoral inflamó los ánimos blanquiazules al grado de anunciar que pelearán contra la pretensión de "anular" los comicios presidenciales. Basta ver el semblante de los calderonistas presuntamente triunfadores para saber que ni ellos mismos se creen la farsa cibernética. Y es que cada día se acumulan más pruebas de la adulteración comicial (esta columna ha recibido múltiples datos y testimonios que espera organizar para presentarlos mañana a los lectores) y también cada día crece la convicción social de que los ciudadanos organizados podrán enfrentar y derrotar la magna maniobra tramposa del IFE.

Astillas:

Impresionante la lista de regalos que en una selecta tienda podían adquirirse para la pareja de Marcelo Ebrard y Mar(t)iagna Prats: entre ellos, una televisión de pantalla de plasma con un costo de 25 mil dólares. Linda boda lujosa la misma tarde del mitin popular del Zócalo: por el bien de todos, primero los novios... A la hora de cerrar esta columna aún no estaba la bitácora de actas y de cómputos distritales que el IFE había prometido poner a disposición del público desde ayer... Los azules ganaron a pesar de ser los reyes del fraude hecho con los pies. El futbol italiano vive su peor momento en el plano nacional, pues semanas antes de que se iniciara el Mundial de Alemania se habían descubierto las muchas trampas con que la mafia del futbol arregló resultados de partidos, transferencias de jugadores, coronaciones, comentarios televisivos fraudulentos y otras linduras de escándalo... Gracias a todos quienes escriben a este tecleador. Todo cuanto llega es leído. Gracias a quienes se están reincorporando o están conociendo www.juliohernandez.com.mx, sitio que tiene el honor de estar inaugurando las pretensiones de censura del calderonismo... Y, mientras el IFAI es pintado de colores azul y blanco, ¡hasta mañana, en esta sección en la que siempre está el detalle!

* Fax: 5605-2099 * juliohdz@jornada.com.mx *

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.