Usted está aquí: Inicio Opinión ¿Cuáles son los objetivos de AMLO?

José Blanco

¿Cuáles son los objetivos de AMLO?

Resulta abundante la literatura periodística cotidiana sobre las elecciones en la que se mezclan impunemente tesis y argumentos sobre la injusticia social, previsiones procedimentales de los comicios, elementos de inequidad en las campañas y expresiones descuidadas del consejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), como alegato de un presunto fraude en los comicios presidenciales.

AMLO, de una parte, ha decidido una doble vía institucional para impugnar la elección, pero ha decidido también que el resultado de los procesos relativos al cómputo final, la declaración de validez de la elección y de la de presidente electo, se dé en una atmósfera de agitación social y de presión contra el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y, aparentemente, contra la Suprema Corte de Justicia.

AMLO ha hablado públicamente de un "juicio de inconformidad", pero también ha dicho que en su momento recurrirá a la Suprema Corte de Justicia para denunciar la violación del voto público y la legalidad de todo el proceso electoral, ateniéndose al artículo 41 constitucional.

El artículo 50 de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral dice que "1. Son actos impugnables a través del juicio de inconformidad, en los términos del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales y la presente ley, los siguientes: a) en la elección de Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, los resultados consignados en las actas de computo distrital respectivas, por nulidad de la votación recibida en una o varias casillas o por error aritmético".

Según algunos medios, AMLO ha hablado de 55 mil casillas con irregularidades, aunque otros han registrado la cifra de 35 mil. Como quiera que sea, el miércoles 5 pasado se llevó a cabo el recuento en todos los distritos electorales y fueron abiertos y recontados los votos registrados en todas las actas impugnadas por el PRD. Lo que AMLO reclama ya ocurrió: ¿lo hicieron mal en 35 o 55 mil casillas los ciudadanos insaculados, funcionarios de casilla, o se pusieron de acuerdo para trampear a López Obrador? AMLO ciertamente nos debe una explicación transparente de su reclamo. No parece que este recurso vaya a ser exitoso.

El artículo 41 de la Constitución Política consta de cuatro largos incisos, pero los que acaso serían invocados son, el inciso II), cuya primera parte dice: "II. La ley garantizará que los partidos políticos nacionales cuenten de manera equitativa con elementos para llevar a cabo sus actividades. Por tanto, tendrán derecho al uso en forma permanente de los medios de comunicación social, de acuerdo con las formas y procedimientos que establezca la misma. Además, la ley señalará las reglas a que se sujetara el financiamiento de los partidos políticos y sus campañas electorales, debiendo garantizar que los recursos públicos prevalezcan sobre los de origen privado".

Y el inciso III), que dice (en parte): "La organización de las elecciones federales es una función estatal que se realiza a través de un organismo publico autónomo denominado Instituto Federal Electoral, dotado de personalidad jurídica y patrimonio propios, en cuya integración participan el Poder Legislativo de la Unión, los partidos políticos nacionales y los ciudadanos, en los términos que ordene la ley. En el ejercicio de esa función estatal, la certeza, legalidad, independencia, imparcialidad y objetividad serán principios rectores".

No se entiende a qué viene la apelación de AMLO a la Suprema Corte, dado que no tiene vela en este entierro, salvo que el PRD haya encontrado alguna contradicción entre la legislación electoral y la propia Constitución tal que haya jugado en contra del tabasqueño. La declaración de validez en la elección presidencial corresponde a la Sala Suprema del TEPJF.

En medio del desbarajuste que fueron las pre-precampañas, las precampañas y las campañas mismas, donde los elementos antes citados de la Constitución evidentemente fueron afectados o violados en algún grado, será difícil que el PRD provea de los elementos de prueba suficientes como para anular los comicios, siendo que ninguno de los tres partidos "grandes" está a salvo de haberse saltado las trancas de la Constitución política. Que la elección fue inequitativa, a la luz del apoyo que el candidato del PAN recibió del gobierno, parece indiscutible. Pero, más allá de que no exista en ningún lado del mundo ninguna elección equitativa, tendremos que ver qué peso le da el TEPJF a la inequidad de estos comicios.

Otro asunto que forma parte de la crispación del presente es la falsa aseveración de que el país quedó partido en dos geográficamente, con la pequeña diferencia de votos entre los dos punteros. La verdad es que está partido en tres socialmente, y ello es visible si se asoma uno al Congreso: el PRI y aliados tienen un peso muy cercano al del PRD y aliados, con una mayoría panista no significativa: no le alcanza para decidir por sí misma.

¿Qué propósito de fondo tiene AMLO con sus movilizaciones?

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.