Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 6 de agosto de 2006 Num: 596


Portada
Presentación
Bazar de asombros
Carlos Monsiváis y la poesía
JUAN DOMINGO ARGÜELLES
Carriego, Borges y Gardel: tres artistas de las "orillas" de Buenos Aires
ALEJANDRO MICHELENA
Lo vigente en Jorge Luis Borges
Cristalizaciones de Borges
ADOLFO CASTAÑÓN
Un texto desconocido de Borges en sus contextos
ANTONIO CAJERO
El mundo virtual de Borges
ADRIANA CORTÉS Entrevista con ARTURO ECHAVARRÍA
Al vuelo
ROGELIO GUEDEA
Mentiras transparentes
FELIPE GARRIDO

Columnas:
Y Ahora Paso a Retirarme
ANA GARCÍA BERGUA

La Casa Sosegada
JAVIER SICILIA

La Jornada Virtual
NAIEF YEHYA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Artes Visuales
GERMAINE GÓMEZ HARO

Tetraedro
JORGE MOCH


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 


NAIEF YEHYA
naief.yehya@gmail.com

DOS PROBLEMAS PARA ISRAEL,
DOS GUERRAS PARA ISRAEL (I DE II)

LA GUERRA DE GAZA

La narrativa va así: Israel finalmente sintió que era tiempo de salir de Líbano y de la franja de Gaza porque consideró que su integridad no estaba en peligro y que sus vecinos libaneses y palestinos eran ya capaces de vivir en paz, reconstruir sus ciudades, abrir sus fronteras al comercio y sus puertas al turismo israelí. Israel salió de Líbano el 19 mayo de 2000, pero siguió ocupando el territorio denominado Granja Shaba. Israel salió de Gaza el 12 de setiembre de 2005, pero su ejército siguió controlando las fronteras, el espacio aéreo y los puertos, de manera que cualquier intento de independencia económica era irrealizable. Jamás fueron puestas en vigor las cláusulas del acuerdo de retirada de noviembre de 2005 relativas al cruce de fronteras. Los israelíes no querían cargar más con Gaza, pero no la podían dejar en libertad por temor de que se convertiría en el corazón de la resistencia y en un puente con el resto del mundo árabe para la liberación de Cisjordania. Como señala la profesora de la Universidad de Tel Aviv, Tanya Reinhart (htpp://www.counterpunch.org/reinhart07142006.html), lo que hizo Israel fue "sustituir una ocupación cara por una barata", ejercida desde el exterior con los beneficios de poder reprimir a la población a voluntad y sin tener que cumplir con las exigencias y responsabilidades que impone la Convención de Ginebra a los ocupadores (cosa que de todos modos no hacían). De manera que Gaza siguió siendo el campo de concentración más grande del mundo, una inmensa prisión de millón y medio de habitantes en presunta libertad, pero que no pueden salir del territorio y viven sujetos a los caprichos israelíes. Y cuando los nativos oponen resistencia, Israel responde a sus ataques suicidas y cohetes caseros con misiles y asesinatos extrajudiciales. Los palestinos eligieron en las urnas a Hamas y eso, desde el punto de vista israelí era inaceptable, por lo que lanzaron una campaña de provocación y hostigamiento, como el asesinato del director general de la policía palestina, Jamal Abu Samhadana, el 8 de junio. El 25 de junio de 2006, Hamas lanzó un ataque sorpresa, mataron a dos soldados israelíes y capturaron a uno. Este fue el pretexto usado por Israel para lanzar un ataque masivo e indiscriminado contra Gaza, enfocado a la sistemática destrucción de la infraestructura civil y el secuestro de parte del gabinete. Pero como ya ha sido reportado por numerosos analistas, incluyendo Alex Fishman, en Yediot Aharonot (30 de junio 2006, citado por Reinhart), el ataque israelí había sido planeado durante meses con la finalidad de eliminar al gobierno de Hamas. La autorización del gobierno israelí para lanzar una ofensiva a gran escala llegó el 12 de junio, pero fue pospuesta tras la masacre de la playa el mismo 8 de junio.

LA GUERRA DE LÍBANO

Según Israel y gran parte de la prensa mundial, el 12 de julio el grupo Hezbollah realizó una osada incursión, sin precedente histórico, en territorio israelí, atacó una patrulla fronteriza, asesinó a seis soldados y tomó a dos rehenes. Esto fue inmediatamente calificado como una declaración de guerra y no un acto terrorista y dio lugar el brutal bombardeo de Líbano por parte del ejército israelí. El problema de esta versión es que varios medios, incluyendo la agencia ap informaron que la confrontación y captura tuvieron lugar en Líbano, cerca de la aldea de Aitaa al-Chaab

(htpp://news.bostonherald.com/international/view.bg?articleid=148016). De ser esto cierto las acciones de Hezbollah fueron de legítima defensa y la de por sí endeble justificación de los bombardeos israelíes se desmoronaría. Israel comenzó entonces una sistemática campaña de destrucción de la infraestructura libanesa, precisamente en verano, la temporada de turismo que es absolutamente indispensable para la economía de esa pequeña nación. Los bombardeos no se han limitado a las áreas controladas por Hezbollah ni a las zonas chiítas, sino a todo el país, en áreas sunitas y cristianas indiscriminadamente, con lo que han matado a unas cuatrocientas personas cuando esto se escribe. Durante ese tiempo Hezbollah ha lanzado miles de cohetes contra Israel causando alrededor de cuarenta y cinco muertes. De manera semejante al conflicto en Gaza, varios analistas afirman que esta guerra fue planeada hace meses con la finalidad de eliminar al grupo guerrillero que se jacta de ser la única fuerza que ha logrado derrotar y expulsar a Israel de un territorio que ocupaba.