Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 20 de agosto de 2006 Num: 598


Portada
Presentación
Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA
Isabel Turrent y los gérmenes del fascismo
MAURICIO SCHOIJET
Un olor penetrante
JULIO GÓMEZ H. Entrevista con MARGO GLANTZ
Diálogo en torno a Grotowski
JAIME SORIANO y JULIO GÓMEZ
El teatro como revolución de la conciencia
NICOLÁS NÚÑEZ
Técnicas originales del actor
JERZY GROTOWSKI
Un miembro de la pandilla solar
JULIO GÓMEZ H. Entrevista con FRANCISCO GUZMÁN
Al vuelo
ROGELIO GUEDEA
Mentiras transparentes
FELIPE GARRIDO

Columnas:
Y Ahora Paso a Retirarme
ANA GARCÍA BERGUA

La Casa Sosegada
JAVIER SICILIA

La Jornada Virtual
NAIEF YEHYA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Indicavía sonorosa
ALONSO ARREOLA

Tetraedro
JORGE MOCH

(h)ojeadas:
Reseña de Mayra Inzunza sobre Del pez globo al pavo frío


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 


NAIEF YEHYA
naief.yehya@gmail.com

DOS PROBLEMAS PARA ISRAEL,
DOS GUERRAS PARA ISRAEL (II Y ÚLTIMA)

¿LA NUEVA GUERRA?

Noche a noche, López Dóriga denomina, sin atisbo de ironía, a la guerra del Líbano como "La nueva guerra". Al encontrar ese tipo de mensajes en los medios masivos podemos asumir que se deben a ignorancia u holgazanería, o podemos interpretar que reflejan una compleja campaña desinformadora que cuenta con la corta memoria, la pobre inteligencia o el racismo antiárabe del público. Esta "nueva guerra" es sólo la más reciente expresión de una larga y vieja guerra entre Israel y su vecino del norte que supuestamente culminó en el año 2000, cuando el ejército israelí se retiró del sur del Líbano, tras dieciocho años de ocupación. Esa retirada se debió a su incapacidad para derrotar a Hezbollah, un grupo que surge con la misión de liberar a Líbano, pero que no fue una renuncia a la política intervensionista israelí, sino sólo un cambio de estrategia. La incursión libanesa en territorio israelí, que fue el pretexto para comenzar esta devastadora ofensiva, no es gran cosa si se le compara con las incontables transgresiones israelíes al territorio, aire y mar del Líbano. Israel, desde 2000, cotidianamente ha atravesado la frontera para matar y secuestrar civiles, además de que se niega a entregar los planos de la localización de las minas en el sur de Líbano. Las violaciones de la "línea azul" fronteriza han sido documentadas por los monitores de la Fuerza Interina de las Naciones Unidas (cuatro de los cuales fueron "accidentalmente" asesinados en un ataque israelí con misiles de precisión que duró más de seis horas y continuó después de destruido el objetivo mientras los socorristas trataban de salvar a alguien, 26/VII/2006). Durante estos años la doctrina de Hezbollah ha consistido en lanzar katiushas en represalia a las agresiones israelíes. ¿Qué tiene de nueva esta guerra, Sr. López Dóriga?

¿OTRA GUERRA ESTADUNIDENSE?


Soldados libaneses

Dos teorías aparentemente contradictorias: 1. Esta es una guerra de eu contra Siria e Irán, peleada por Israel y Líbano como intermediarios. De ahí que la Casa Blanca es el principal oponente a un cese al fuego y que por semanas Israel haya lanzado una devastadora e ineficaz campaña de bombardeos aéreos y marítimos (al estilo de las campañas militares de eu en Irak (91), Afganistán y Kosovo que lejos de debilitar a Hezbollah (cuando esto se escribe este grupo sigue lanzando más de cien misiles al día contra Israel) ha logrado ganarse el repudio internacional. Esta guerra ha logrado distraer la atención de la catástrofe iraquí. 2. Esta es una guerra israelí que ha tomado como rehén al gobierno neocon de George Bush y le ha impuesto una nueva y peligrosa dinámica bélica, porque ha tenido que adoptar una posición radical que lo llevará a confrontar hasta sus más serviles gobiernos-clientes árabes. Esta guerra ha logrado distraer la atención de la catástrofe humanitaria en Gaza.

LAZOS TECNOLÓGICOS, COINCIDENCIAS IDEOLÓGICAS

Los medios occidentales se han puesto a repetir compulsivamente que Siria e Irán son los amos, proveedores y patrones de Hezbollah, pocos en cambio reiteran con el mismo ahínco que la administración Bush suministra helicópteros Blackhawk, cazas, bombarderos (entre otros productos de Boeing y Lockheed Martín), misiles Hellfire (y muchas maravillas de los amigos de Raytheon), bombas de fragmentación, de fósforo blanco y las armas más modernas de su arsenal. Además, la administración se vio obligada a acelerar los envíos a Israel de bombas inteligentes de "precisión", como reportó el New York Times en su primera plana (22/VII/2006). Si en lo tecnológico estos dos Estados casi son indistinguibles, en lo ideológico parecen también estar en armonía. Recordemos las célebres palabras de John Bolton, el embajador de los eu en la onu: "Yo pienso que sería un error atribuir equivalencia moral a los civiles que mueren como resultado directo de un acto terrorista malicioso, que a las víctimas de las acciones militares de autodefensa de Israel que tienen la trágica y desafortunada consecuencia de provocar muertes de civiles… simplemente no es lo mismo disparar deliberadamente a civiles inocentes para desear su muerte, lanzar cohetes y usar explosivos o secuestros, que las tristes consecuencias de la autodefensa." Es decir: no vale lo mismo un civil israelí que uno libanés. Este malabarismo verbal oculta ecos de aquella odiosa frase del rabino Yaacov Perrin: "Un millón de árabes no valen lo que vale una uña judía." (27/II/1994). Obviamente la gran mayoría de los judíos consideran a Perrin como un psicópata rabioso, pero quizás Bolton no está al tanto de eso.