Usted está aquí: Inicio Economía Declaran culpable a De Prevoisin por fraude millonario contra Aeroméxico

La pena: 5 años y tres meses de prisión y el pago de más de 12 mdd a la aerolínea

Declaran culpable a De Prevoisin por fraude millonario contra Aeroméxico

La PGR le imputó el delito de administración fraudulenta por 72 millones de dólares

ALFREDO MENDEZ ORTIZ

Después de siete años de litigios en tribunales mexicanos, el ex presidente de Aeroméxico, Gerard Marie Laurent de Leschevin de Prevoisin y Legorreta, mejor conocido como Gerardo de Prevoisin, fue declarado ayer penalmente responsable de un presunto fraude millonario en contra de esa compañía, por lo que se le condenó a cinco años, tres meses de prisión y al pago a la aerolínea de más de 12 millones de dólares, por concepto de reparación del daño.

La sentencia -de lo que representa el primer caso comprobado de financiamiento ilegal de campañas electorales del Partido Revolucionario Institucional (PRI) por parte de una empresa privada- fue dictada por el juez federal Antonio González García, titular del juzgado octavo de distrito del Reclusorio Sur.

El empresario, quien en 1988 tomó el timón de la línea aérea, puede impugnar la resolución ante un tribunal unitario, y después, si continúa inconforme, tiene derecho a interponer un amparo directo contra la sentencia ante un tribunal colegiado.

Hasta en tanto no quede firme la resolución, Gerardo de Prevoisin podrá permanecer en libertad bajo fianza. Si le ratifican la sentencia, entonces deberá ser encarcelado y pasar en prisión los dos años y tres meses que le restan por compurgar, debido a que el juez González García le negó los beneficios penitenciarios, entre ellos el de la preliberación.

La Procuraduría General de la República (PGR) le imputó originalmente el delito de administración fraudulenta por 72 millones de dólares, en contra de la segunda aerolínea más importante del país, administrada actualmente por el consorcio Cintra.

Sin embargo, el juez González García absolvió a Gerardo de Prevoisin de la acusación que le fincaron por las operaciones financieras denomindadas Inverwold y Dynaworld, lo que representó al empresario una rebaja en el monto original de la reparación del daño por cerca de 100 millones de pesos.

De acuerdo con fuentes judiciales, la sentencia deja un "precedente fundamental para el sistema jurídico mexicano", porque es la primera ocasión que se condena a una persona a pagar la reparación del daño en dólares, lo que permitirá preservar el valor de la cuantía original.

Esta es la segunda ocasión que De Prevoisin fue juzgado por el mismo caso. En febrero de 2003 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó reponer el procedimiento del juicio y dejar sin efectos la sentencia anterior de cinco años y seis meses de prisión que había dictado un año antes el juzgado octavo en contra del empresario, nieto del marqués Robert de Leschevin de Prevoisin.

Según consta en la resolución, el juez determinó que "Gerardo de Prevoisin es penalmente responsable del delito de administración fraudulenta; por lo que se le condena a la pena de cinco años, tres meses de prisión y treinta días de multa, equivalente la sanción pecuniaria a 458 pesos con diez centavos; y al pago de la reparación del daño, en favor de Aeroméxico, por la cantidad de 4 millones 330 mil dólares y 15 millones 306 mil pesos (moneda nacional), relativo a la afectación por las cuentas corrientes y 8 millones de dólares, por las erogaciones en esa moneda".

El ex presidente de Aeroméxico se encuentra actualmente en su casa de Cuernavaca, Morelos.

De Prevoisin consiguió su libertad provisional tras haber dejado como garantía judicial un terreno desértico de 100 hectáreas, ubicado en San Felipe, Baja California, presuntamente valuado en 321 millones de pesos, aunque diversos corredores y la empresa demandante argumentan que el predio vale mucho menos.

Actos ilícitos

Según el pliego acusatorio original, que consta en la causa penal 105/2000, el supuesto acto ilícito por 72 millones de dólares se perpetró a partir de cuatro operaciones financieras.

Las dos primeras derivadas de préstamos irregulares con los que adquirió acciones de la aerolínea (uno por 37.5 millones de dólares y otro por 15. 2 millones), en los que de manera dolosa dejó como garantía bienes de la propia empresa.

La tercera operación irregular fue la utilización personal de 11 millones de dólares por intereses generados a partir de los dos empréstitos anteriores.

La cuarta operación, ocurrida de enero a agosto de 1994, se trata de ocho transferencias bancarias de un millón de dólares cada una de cuentas de Aeroméxico a su cuenta personal de Nueva York.

En marzo de 1995, Gerardo de Prevoisin -quien en 1994 huyó de México y se refugió en Francia- declaró en tribunales de Estados Unidos que el desvío de Aeroméxico a sus cuentas personales, por 8 millones de dólares, lo destinó a contribuciones electorales para la campaña presidencial del PRI que encabezaba Ernesto Zedillo, ya que en 1994 era "un año electoral" y requería del apoyo "de la vida de los negocios en México".

El proceso contra De Prevoisin comenzó a principios de 2000 -último año que gobernó el PRI-, luego de que el empresario fue extraditado a México en 1999.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.