Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia Lamenta INER escasa información sobre clínicas antitabaco en México

Existen 250 en el país, de las cuales se desconocen sus resultados: Regalado Pineda

Lamenta INER escasa información sobre clínicas antitabaco en México

Inauguraron en Querétaro la segunda reunión sobre el tema; la primera se hizo en 1999, dice el investigador

Tras un año de tratamiento, sólo 35% de los pacientes se mantienen sin fumar

ANGELES CRUZ MARTINEZ ENVIADA

Ampliar la imagen Pese a que el programa de acción contra el tabaquismo de la Secretaría de Salud está entre los prioritarios de la actual administración, no se le ha dado la importancia necesaria, afirmó Justino Regalado Foto: Alfredo Domínguez

Querétaro, Qro., 28 de septiembre. La lucha para erradicar el tabaquismo es, en realidad, contra un enemigo muy poderoso: la nicotina. Esta sustancia es considerada la droga de diseño más efectiva por el nivel de dependencia física y, principalmente, sicológica, que desarrolla en el individuo, y contra ella muy poco se ha podido avanzar. Al menos ésa es la evidencia que se desprende de las clínicas antitabaco, donde después de un año de tratamiento sólo 35 por ciento de los pacientes se mantienen sin fumar.

Justino Regalado Pineda, jefe del departamento de investigación en tabaquismo del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), aseguró que cada hora mueren en el país cinco personas por alguna enfermedad asociada al consumo de cigarrillos.

Investigaciones científicas han demostrado que al menos 25 enfermedades se desarrollan por alguna de las cuatro mil 200 sustancias químicas contenidas en el humo de tabaco.

Entre ellas están varios tipos de cáncer: de pulmón, laringe, esófago, estómago, páncreas, riñón, vejiga, cérvico uterino y leucemia. Además, males cardiovasculares, aneurismas y afecciones del sistema respiratorio, como enfisema pulmonar y neumonía.

El humo del cigarro también es causante de bajo peso de los bebés al nacer, fracturas de pelvis, baja densidad de masa ósea y enfermedad péptica ulcerativa.

En el marco de la segunda reunión nacional de Clínicas para la Atención del Tabaquismo, efectuada en esta ciudad, Regalado Pineda destacó que el principal obstáculo que enfrentan los médicos con las terapias para dejar de fumar es la adicción de las personas a la nicotina, la cual actúa directamente en el sistema nervioso central y genera una dependencia prácticamente inmediata.

De ahí la importancia de fortalecer las estrategias para prevenir y evitar al máximo que los jóvenes empiecen a fumar. Una vez que se desarrolla la adicción, dijo, es muy difícil salir de ella.

En este punto, el especialista se refirió a las 250 clínicas antitabaquismo que existen en el país, de cuyos resultados no se sabe casi nada. Comentó que el INER, en coordinación con los Centros de Integración Juvenil, ha capacitado a los responsables de las clínicas, pero por falta de recursos económicos no ha sido posible evaluar su nivel de eficacia.

De hecho, la reunión que hoy se inauguró aquí tiene la finalidad de actualizar la información del país. La ocasión más reciente que se efectuó un encuentro de este tipo fue en 1999, y eso que el programa de acción de la Secretaría de Salud (Ssa) contra el tabaquismo está entre los prioritarios de la actual administración.

Avances del gobierno

En la clínica antitabaquismo del INER, donde cada año se atiende a alrededor de 400 personas, 90 por ciento abandonan el hábito, pero al año sólo 35 por ciento se mantienen en la abstinencia, comentó Regalado.

Angel Prado García, director técnico del Consejo Nacional contra las Adicciones (Conadic) de la Ssa se refirió a los avances del gobierno federal en la lucha contra el tabaquismo, como son: la eliminación de la publicidad en medios electrónicos, la regulación de los anuncios en exteriores, el aumento de la leyenda precautoria en las cajetillas de cigarros, y el aumento de los impuestos.

Sin embargo, todavía es limitado el impacto de la estrategia iniciada por la administración foxista para erradicar el consumo de cigarros. Según las estadísticas oficiales, los jóvenes empiezan a fumar a edades cada vez más tempranas y poco es lo que se ha logrado para erradicar el humo de cigarro en los espacios públicos. A la fecha, dijo el funcionario, 400 inmuebles han obtenido la certificación de estar libres de humo, así como 40 mil escuelas primarias del país. Comentó que 80 por ciento de estos planteles educativos "iniciaron el proceso" para que ninguno de sus maestros fume dentro de sus instalaciones.

Aunque evadió precisar cifras, Prado señaló, siempre en tiempo pasado, que para la Ssa era fundamental la protección de la salud de los niños y sobre todo, que sus maestros no sirvieran de ejemplo para que los menores se interesaran en fumar. El objetivo era, agregó, que la mitad de las escuelas estuviera libre de humo de tabaco.

La nicotina, el verdadero enemigo

Jorge Sáenz, médico especialista en el área cardiovascular del laboratorio Pfizer, explicó que la nicotina es un alcaloide que de manera natural se encuentra en la planta de tabaco. Es una droga legal altamente adictiva, que la industria tabacalera se ha esmerado en cada vez "perfeccionar más" para que cumpla mejor su función adictiva entre los fumadores, apuntó.

Lo anterior, sumado al hecho de que la vía inhalada es la más eficaz para administrar una droga, explica que la nicotina sea considerada el estupefaciente de diseño más efectivo. Sáenz afirmó que su capacidad adictiva es comparable a la de la cocaína y la heroína. Una vez que entra en el cerebro, se pone en contacto con receptores neurológicos que liberan dopamina y ésta a su vez estimula la sensación de bienestar.

Además estimula otros neurotransmisores causantes del buen funcionamiento de la cognición, la memoria y el buen humor.

Hasta ahora las únicas herramientas con las que cuentan los médicos para apoyar a los fumadores, 70 por ciento de los cuales quiere abandonar el hábito, son los sustitutos de nicotina en forma de parches, chicles o inhaladores. En los casos más graves, comentó Justino Regalado, se recurre a un antidepresivo, para contrarrestar el llamado síndrome de abstinencia.

En este foro, Pfizer presentó su próximo lanzamiento farmacológico, Vareniclina, el cual ya se utiliza en Estados Unidos y en octubre estaría disponible en México. La novedad de este producto es que no contiene nicotina y su mecanismo de acción está enfocado a inhibir la acción de la misma en el sistema nervioso central. De esa manera, explicó Sáenz, el fumador dejará de tener las sensaciones placenteras que el cigarro le provoca.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.