Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 29 de octubre de 2006 Num: 608


Portada
Presentación
Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA
Miguel Hernández:
Rayo que no cesa

RODOLFO ALONSO
El Espía
GRAHAM GREENE
Una legendaria tertulia
ALEJANDRO MICHELENA
entrevista con ABELARDO CASTILLO
Rastros de un amor perdido
OCTAVIO OLVERA
Cartas de Zweig a Freud, Rilke y Schnitzler
RICARDO BADA
Siete días para la eternidad
ODYSSEAS ELYTIS
Al vuelo
ROGELIO GUEDEA
Mentiras transparentes
FELIPE GARRIDO

Columnas:
Y Ahora Paso a Retirarme
ANA GARCÍA BERGUA

La Casa Sosegada
JAVIER SICILIA

La Jornada Virtual
NAIEF YEHYA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Artes Visuales
GERMAINE GÓMEZ HARO

Tetraedro
JORGE MOCH

(h)ojeadas:
Reseña de Arnoldo Kraus sobre El túmulo nunca cavado

Novela
Reseña de Jorge Alberto Gudiño Hernández sobre La reinvención de un estilo

Revista
Once años de mala vida
RICARDO VENEGAS


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Siete días para la eternidad*

Odysseas Elytis

domingo.– Mañana en el Templo de Mosjofóro. Digo: que la bella Mirtó se vuelva verdadera como árbol, y que su cordero, mirando directamente a los ojos a mi asesino, por un instante, castigue al amarguísimo futuro.

lunes.– Presencia de hierba y agua en mis pies. Lo cual significa que existo. Antes o después de la mirada que me petrificará, la mano derecha alta llevando una enorme Espiga azul. Para que yo funde el Nuevo Zodiaco.

martes.– Éxodo de los números. Lucha del 1 con el 9 en una playa totalmente desierta, llena de guijarros negros, montones de algas, grandes espinas dorsales de fieras en las rocas.

Mis dos antiguos y queridos caballos relinchan parados sobre los vapores que levanta el azufre del azul marino.

miércoles.– Del otro lado del Rayo. La mano quemada que volverá a florecer. Que alise los pliegues del mundo.

jueves.– Puerta abierta: escalones de piedra, flores de geranios, y más allá techos transparentes, papalotes, astillas de pequeños guijarros al sol. Un macho cabrío rumia despacio los siglos y el humo sube tranquilo entre los cuernos.

Cuando a escondidas, en el patio de atrás, besan a la hija del jardinero y de tanta alegría cae una maceta y se hace pedazos.
¡Ah, si salvara ese ruido!

viernes.– "De las Metamorfosis" de las mujeres que amé sin esperanza: El eco: ¡Ma-ri-naaa! ¡Ele-niiii! Cada golpe de campana una lila en mis brazos. Luego, luz extraña, y dos palomas diferentes que me jalan hacia arriba a una casa grande adornada de hiedra.

sábado.– Ciprés de mi familia que cortan hombres hoscos y callados: para un compromiso de matrimonio o una muerte. Escarban la tierra alrededor y la rocían con agua de claveles.

Habiendo recitado yo las palabras que desmagnetizan al infinito.

Traducción de Francisco Torres Córdova

*De Seis y un remordimientos por el cielo

Este trabajo es parte del proyecto para el snca 2004-2007