Usted está aquí: Inicio Deportes El título no es una obsesión, pero sí una urgencia a nivel institucional: Torrado

Cruz Azul no se confía y espera un partido difícil ante el Santos Laguna

El título no es una obsesión, pero sí una urgencia a nivel institucional: Torrado

Estamos conformes por haber salido de la crisis, pero tenemos cosas pendientes, dijo Núñez

Paula Mónaco Felipe

Ampliar la imagen El uruguayo Richard Núñez recomienda ir paso a paso Foto: Notimex

Aunque ya está clasificado a la liguilla, el Cruz Azul dice que no se confía y espera un partido difícil ante el Santos, mientras aguarda cauteloso para revertir su historia de campañas truncadas.

El mediocampista Gerardo Torrado aseguró que el pasado no pesa, "porque el presente es que se está jugando muy bien", pero también admitió que, aunque el título no es una obsesión para los jugadores, sí es "una urgencia a nivel institucional".

El clima es de tensa calma en el entrenamiento de cuadro celeste y nadie quiere hablar más allá del encuentro del sábado, el último del Apertura 2006.

En el equipo se apegan a la receta de jugar cada partido como una "gran final" y aseguran que con esa actitud llegan al duelo con los vapuleados Guerreros, quienes sólo llevan una victoria en todo el torneo.

"Sabemos que los de la Comarca Lagunera son un cuadro peligroso y no nos podemos confiar. (Será) un partido importante para acabar lo más arriba posible y cerrar bien esta fase", afirmó el mediocampista Gerardo Torrado. "Es otra final que tenemos que jugar a muerte", agregó.

Por su parte, el uruguayo Richard Núñez insistió en "ir paso a paso" y no hablar todavía de la liguilla ni de las aspiraciones de coronarse campeones.

Torrado y el zaguero Joel Huiqui coinciden en la misma idea, que se repite hasta el cansancio en el entrenamiento de La Máquina.

"Creo que Cruz Azul ha venido de menos a más y ahorita lo que más nos interesa es el partido del fin de semana. Si cerramos bien el torneo podemos estar en una mejor posición en la tabla y así arrancar la liguilla", explicó Huiqui.

Consultado sobre las perspectivas para la siguiente etapa, respondió que "después de Santos platicaremos en función de quien nos toque y cómo nos toque".

A la hora del balance, los Cementeros coinciden en destacar el esfuerzo y la recuperación que se consiguió durante las recientes cinco fechas.

"Sabemos que ya hicimos lo más difícil, que era levantar", dijo Torrado, mientras Núñez es autocrítico: "no estamos satisfechos. Sí muy conformes de haber salido de esa crisis, pero tenemos cosas pendientes y debemos ir paso a paso."

La experiencia de campeonatos frustrados pesa en el sentir del Cruz Azul. Las frustraciones tras campañas exitosas sin un buen desenlace parecen traducirse en extrema cautela y fintas a la pregunta sobre la liguilla.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.