Usted está aquí: Inicio Economía México, lugar 53 en el índice de desarrollo humano de la ONU

Noruega encabeza la lista de 177 países; Africa se empantana en la pobreza y el sida

México, lugar 53 en el índice de desarrollo humano de la ONU

Aumenta la brecha de desigualdad: los ingresos de las 500 personas más ricas exceden a los de los 416 millones más pobres

Los noruegos viven casi dos veces más que los nigerianos

AFP, REUTERS

Ampliar la imagen Una mujer y su perro toman sol en un balcón de su hogar en La Habana. Cuba se situó en el lugar 50 del índice de desarrollo Foto: Ap

Ciudad del Cabo, Sudafrica, 9 de noviembre. Los países ricos, encabezados por Noruega, copan los primeros niveles de desarrollo humano de Naciones Unidas para 2006 que mide la calidad de vida, frente a un continente africano que se empantana cada vez más en la pobreza, principalmente por el peso del sida.

En el listado de 177 países en el Indice sobre Desarrollo Humano, que elaboró el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y se hizo público el jueves en Ciudad del Cabo, Noruega reina de forma absoluta, mientras a México lo colocan en el lugar 53, y a Cuba en el 50.

El índice refleja la esperanza de vida, el nivel educativo y los ingresos por habitante. Entre los países latinoamericanos existe una brecha manifiesta si se compara el caso de Argentina, que aparece en el lugar 36, o Chile (38), con los de Nicaragua (112), Bolivia (115) Honduras (117), Guatemala (118) o Haití (154).

Pero la gran perdedora vuelve a ser Africa, relegada a los últimos puestos, que cierra Níger.

''Los habitantes de Noruega son 40 veces más ricos que los de Níger y viven casi dos veces más'', resume el PNUD.

Según la agencia de la ONU, el índice muestra claramente que ''aumenta la brecha entre los países más pobres y los más ricos'' a medida que ''se estanca'' el desarrollo humano en Africa subsahariana y ''se acelera'' en otras regiones del mundo.

''Después de un costoso revés (en términos de desarrollo humano) en la primera mitad de los años 90, Europa central, Europa del Este y la Comunidad de Estados Independientes (CEI, ex Unión Soviética) progresaron considerablemente, mientras los progresos registrados desde 1990 en el sur y el este de Asia continúan acelerándose'', añade el texto.

Por el contrario, la esperanza de vida en Africa subsahariana es inferior a la de hace 30 años. ''Africa subsahariana no ha mostrado, en cambio, ningún signo de mejora, debido esencialmente al efecto devastador del sida en la esperanza de vida'', agrega.

Como dato revelador del creciente abismo que separa los privilegiados del planeta de los más marginados, basta citar que las 500 personas más ricas del mundo superan juntas en ingresos a los 416 millones de personas más pobres.

El sida no es el único responsable del ensanchamiento de las desigualdades en desarrollo humano, señala la ONU. La falta de acceso al agua potable, causante de la muerte de casi 2 millones de niños al año, contribuye a agrandar la fosa.

Según el informe Poder, pobreza y crisis global del agua, más de mil millones de personas no tienen acceso a este recurso y más de 2 mil 600 millones carecen de saneamiento adecuado.

''Las causas de la crisis del agua radican en la pobreza, la desigualdad y las relaciones desiguales de poder, así como en las políticas erradas de gestión'', asegura el informe en el prefacio.

El sida también ha tenido un mayor impacto en las mujeres, cuya esperanza de vida en Botswana, Lesotho, Sudáfrica y Swazilandia está estimada en dos años menos que en los hombres para los cinco años entre 2005 y 2010.

''En los términos del índice de desarrollo humano en sí, obviamente que el único y gran factor que llevó a los reveses que vemos en Africa subsahariana es el VIH/sida'', dijo a periodistas Kevin Watkins, el principal autor del reporte.

Bajo promedio de vida

Los ingresos conjuntos de las 500 personas más ricas del mundo exceden ahora a los de las 416 millones de personas más pobres, mientras la esperanza de vida en los 31 países clasificados en lo más bajo del IDH ­que cubre a 9 por ciento de la población mundial­ es de 46 años, o 32 menos que en las naciones ubicadas en lo más alto.

''Nacer en la calle equivocada de la aldea global acarrea consigo grandes riesgos en términos de perspectivas de supervivencia'', apunta el PNUD. El reporte añadió que la esperanza de vida en el Africa subsahariana es marcadamente más baja que en la década de 1970, debido al VIH/sida.

La región ha sido la más golpeada por la epidemia y en ella se encuentran casi dos tercios de los 40 millones de personas que se estima están infectadas con VIH en el mundo.

La esperanza de vida es sólo de 31.3 años en el pequeño reino de Swazilandia, en el sur de Africa, mientras en Sudáfrica ­la mayor economía del continente­ es de 47, en comparación con los 82.2 años de Japón.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.