Usted está aquí: Inicio Espectáculos Cazals: "el cine valió madre; hoy importa sólo la mercadotecnia"

Comienza este viernes la exhibición de su cinta Las vueltas del Citrillo con sólo 15 copias

Cazals: "el cine valió madre; hoy importa sólo la mercadotecnia"

Ningún distribuidor se interesó por esta producción; el actor José María Yazpik sale al quite

JUAN JOSE OLIVARES

Ampliar la imagen Felipe Cazals y Angel Godet, director de fotografía, en el rodaje de la cinta

Parece que a los distribuidores no les interesa ya el cine nacional de calidad, pues uno de los actores de la película Las vueltas del Citrillo, José María Yazpik, ha decidido distribuir esta cinta, la más reciente del reconocido director mexicano Felipe Cazals. Con 15 copias comenzará a exhibirse este viernes.

Luego de un recorrido exitoso por diversos festivales y muestras, Las vueltas..., divertida crítica de la clase baja mexicana de principios del siglo XX, llega a las pantallas para mostrar (como dijo Cazals en una entrevista con este diario antes de su proyección en el festival de Montreal) "a las mismas personas de siempre, como en Las poquianchis, Canoa, Los motivos de Luz: a los jodidos, no tengo otro tema".

Cuatro años fueron los que requirió Las vueltas... para su realización: para obtener el retrato de una ciudad aún sin crecimiento desmedido, sus primeros signos de desintegración arquitectónica, sus expendios de bebidas alcohólicas (pulquerías), la inseguridad y la visibilidad de una injusticia social.

Ya valió...

Pero, ¿qué dice uno de los directores más influyentes ante el desdén de los distribuidores?

"El cine como tal ya valió madre, lo que opera es la mercadotecnia, la venta; el espectador ya no existe, ahora sólo está el consumidor de productos de Hollywood", asegura Cazals en entrevista realizada en el Instituto Mexicano de Cinematografía, que producjo la cinta junto con Cuatro Soles Films, Estudios Churubusco, y la Universidad de Guadalajara.

El director acepta que los distribuidores deben tener un margen de beneficio, porque "ése es el negocio. Pero saben que si La mujer araña 2 es un éxito en taquilla, aunque sea mala película, la tienen que distribuir, además de otras 14 películas que les venden en un paquete. Eso ya copa muchas salas y deja sin espacio al cine mexicano.

"Estamos pagando derecho de piso en nuestra propia casa; es la realidad que poco a poco hemos permitido. Por eso el acto de José María Yazpik no es alocado, es un acto de razón, de responsabilidad."

En la misma entrevista, el actor distribuidor interviene: "Más que un acto de responsabilidad es un acto de amor a la película, al trabajo del maestro Cazals, al de mis compañeros y de toda la gente involucrada. Es obvio que no lo hago por dinero, lo hago porque es increíble que no podamos tener salas a nuestra disposición para que la gente vea sus historias, sus actores, sus directores; es absurdo".

De las Chaparritas al Red Bull

Cazals, quien ha sido galardonado por sus trabajos en festivales como el de Berlín, abunda: "El público mexicano ha perdido el derecho a ver su propio cine, poco a poco ha ido cediendo; ha perdido el gusto por ver y escuchar su propio idioma, su propia cara y circunstancias, y todo es el resultado de una avalancha perfectamente conducida.

"Si entras a cualquier consorcio verás que la misma película está en varias salas. Se trata de convertir al espectador en un consumidor, es decir, que en vez de beber Chaparritas tienen que meterle al Red Bull."

Para una de sus protagonistas, Vanessa Bauche, "el hecho de que gente como José María le entre a distribuir puede provocar una reflexión en la juventud de tener iniciativas así. Son 15 copias que van dedicadas a la mayoría de habitantes de este país; es algo que tiene que ver con las raíces de la mayoría de la población. No es una cinta que se hizo pensando en el mercado. Podría haber un cambio si la gente deja su círculo de confort y conformismo, por ejemplo, dejando de consumir malas películas hollywoodenses".

Las vueltas del Citrillo ya se puede adquirir en dvd pirata y tiene su razón de ser. "En Iztapalapa, donde no hay centros comerciales, la van a acabar viendo por ese dinero. Una familia no va a pagar más de 400 pesos en una sala de esos consorcios."

Pero no existe conformismo en Cazals. "Parece que hay que producir películas para no estrenarlas. ¿Dónde están las iniciativas gubernamentales que amparen fondos que defiendan la exhibición de cine mexicano?

"Necesitamos convencer a la gente de que vaya a ver películas mexicanas, que son tan buenas como las de los otros países. El único cine que es lamentable es el de Hollywood: maquinaria que se ha encargado de ajustar y ajustar para dominar e imponerse", afirma el realizador.

Con Las vueltas..., Cazals vuelve a poner en la pantalla a "los personajes que están en la misma situación límite, con posibilidades sociales nulas, que viven alrededor del precipicio. Son personajes sin ilusión, no piensan en superarse ni son consumidores; lo único que quieren es beber para olvidar que son unos miserables sin futuro".

El elenco de cinta lo conforman Damián Alcázar, José María Yazpik, Vanessa Bauche, Jorge Zárate, Giovanna Zacarías, Carlos Cobos y Mario Zaragoza. La fotografía es de Angel Godet y el arte de Lorenza Manrique.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.