Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia Subió a $139.3 mil millones el déficit del fondo de pensiones del ISSSTE

Fox, culpable de la descapitalización del instituto, acusa PRD en comparecencia de Moreno Cueto

Subió a $139.3 mil millones el déficit del fondo de pensiones del ISSSTE

El directivo considera valiente la propuesta priísta de reformar la ley; no pasará: sol azteca

Ampliar la imagen Enrique Moreno Cueto (centro), director del ISSSTE, durante su comparecencia en la Cámara de Diputados Foto: María Meléndrez Parada

El equilibrio financiero en el fondo de pensiones del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) sería posible si hubiera 14 trabajadores activos por cada jubilado, fenómeno que sólo ocurrió durante 11 años ­entre 1974 y 1985­, pero ahora implicaría cuadruplicar la planta laboral, lo que en términos económicos resulta inviable, afirmó el director del organismo, Enrique Moreno Cueto.

En este año hay un pensionado por cada 3.7 empleados activos, lo que es uno de los principales factores de la crisis financiera de la institución, advirtió el funcionario durante su comparecencia ante la Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados. Señaló que entre 2001 y 2006 el déficit del fondo de pensiones ascendió a 139 mil 300 millones de pesos, mientras que para el siguiente sexenio el monto se elevará a 322 mil 800 millones.

El funcionario enfrentó las críticas de los diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD), específicamente los integrantes del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (STUNAM), quienes de entrada expresaron su rechazo a la iniciativa de reforma a la Ley del ISSSTE. José Luis Gutiérrez Calzadilla señaló que la descapitalización del organismo se debe a que no se han creado las fuentes de empleo necesarias. Es una promesa del presidente Vicente Fox que no cumplió, dijo.

Solicitó que en la evaluación se incluya este factor y no se quede solamente en los aspectos técnicos. Además, planteó que lo primero que debe hacerse es cumplir con la ley vigente y, en todo caso, cualquier proyecto de reforma debe privilegiar la participación de los trabajadores y sus sindicatos. De otra forma, advirtió, ningún proyecto será aprobado.

La diputada Lorena Martínez Rodríguez, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), aseguró que es decisión de la fracción parlamentaria priísta apoyar las instituciones y no debilitarlas. Existe el convencimiento, dijo, de que se debe entrar de fondo a las reformas. Para ello se requiere el compromiso de todos los sectores involucrados, aun cuando las modificaciones generen disgustos o conflictos.

Resaltó la importancia de que el gobierno federal "haga su parte" y actúe en forma corresponsable con el Poder Legislativo, asumiendo los costos políticos que sean necesarios. Refirió la mala experiencia que los priístas han tenido con el actual gobierno y confió en que ya "sin la inútil presencia de Vicente Fox" se pueda concretar la reforma del ISSSTE.

Por parte del Partido Acción Nacional, Ady Joaquín Coldwel comentó que si está "en el interés del gobierno que encabezará Felipe Calderón dar prioridad a la seguridad social, es razonable empezar por ver la situación del IMSS y el ISSSTE".

Deterioro y abandono

Así, comentó su preocupación por el deterioro y aparente abandono en que se encuentra la infraestructura, la sobredemanda de servicios médicos y la sobrecarga de trabajo que abruma a los empleados de la institución, quienes además carecen de recursos suficientes para desempeñar sus funciones.

El perredista Adrián Pedrozo Castillo, también integrante del STUNAM, rechazó cualquier proyecto que pretenda la privatización del fondo de pensiones, en un esquema similar al del IMSS, el cual "no ha resuelto el problema de fondo de esa institución y, en cambio, sí exentó a los patrones de su responsabilidad para con los trabajadores".

Rechazó que exista quebranto en el ISSSTE; lo que "hay que ver es cómo obtener recursos para garantizar los derechos de los trabajadores y, al mismo tiempo, fortalecer la infraestructura". Así como ha habido fondos para el rescate carretero y de los bancos, con el IPAB, también los debe haber para la seguridad social, apuntó.

En ese mismo foro, el priísta Joel Ayala Almeida retomó la iniciativa de reforma a la Ley del ISSSTE ­que en su calidad de senador presentó en diciembre de 2005­ y la puso a consideración de los nuevos legisladores.

Explicó que el proyecto plantea la creación de una administradora pública de los recursos del fondo de pensiones y reivindica la obligación del Estado de ser garante de la seguridad social de los burócratas.

Para apoyar la iniciativa, Ayala Almeida comentó que entre los aspectos que aborda está la regularización laboral de 300 mil trabajadores que carecen de plazas de base, quienes también contribuirían al financiamiento del instituto.

Al respecto, el director del ISSSTE opinó que se trata de una "iniciativa valiente que pone el dedo en la llaga. Se deben analizar e incorporar las propuestas de los diferentes sectores".

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.