Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 12 de noviembre de 2006 Num: 610


Portada
Presentación
Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA
El ingeniero Sandoval
FERNANDO HIRIART
Elogio fúnebre
JAVIER BARROS SIERRA
Historias de construcción
ROLANDO CORDERA CAMPOS
Raúl Sandoval y Juan Rulfo
ALBERTO VITAL
Rulfo en el Papaloapan: algunos documentos
JORGE ZEPEDA
Un texto y dos esbozos
JUAN RULFO
La selección mundial de la poesía visual
RICARDO BADA
Al vuelo
ROGELIO GUEDEA
Mentiras transparentes
FELIPE GARRIDO

Columnas:
Y Ahora Paso a Retirarme
ANA GARCÍA BERGUA

La Casa Sosegada
JAVIER SICILIA

La Jornada Virtual
NAIEF YEHYA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Indicavía Sonorosa
ALONSO ARREOLA

Tetraedro
JORGE MOCH

(h)ojeadas:
Reseña de Pedro Granados sobre Fressia y la poesía peruana

Novela
Reseña de Jorge Alberto Gudiño sobre La magnitud de los daños

Ensayo
Reseña de Enrique Héctor González sobre Cuatrocientos años (y uno más)


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 


NAIEF YEHYA
naief.yehya@gmail.com

GUERRA SIN RUMBO

VIENTO EN POPA

Durante meses la administración Bush insistió en el mantra Stay the course, una metáfora náutica que significa mantener el rumbo y que se usa para indicar que se perseguirá una política o acción impopular. La expresión apareció en el léxico político estadunidense en la era de Reagan, luego se volvió una frase favorita de George Bush padre. George, el chico, heredó esa frase y la usó hasta gastarla (basta ver la hilarante compilación en http:/www.youtube.com/watch?v=6Jq0j80UB c&eurl=). Pero el domingo 22 de octubre todo cambió. Después de tres años de usarla compulsivamente, Bush renegó de ella y afirmó que la política nunca había sido mantener el rumbo. No hace falta tener acceso a fuentes informativas privilegiadas, ni una capacidad de análisis prodigiosa, para saber que nuevamente este presidente y su gobierno mienten y una vez más podemos estar seguros de que nada pasará. Pero la administración está preocupada por las elecciones de noviembre y por el gigantesco peso que tiene la catastrófica guerra e invasión de Irak en los votantes. Hace meses que se rebasó la marca de los 300 mil millones de dólares gastados, 101 soldados estadunidenses murieron en octubre (se piensa que están muriendo alrededor de cien civiles diarios, pero el primer ministro Nuri al Maliki ordenó que el ministerio de salud deje de informar a los medios acerca del número de muertos. Investigadores de las universidades Johns Hopkins y Al Mustansiriyah determinaron que ha habido "un excedente de 655 mil muertes en los cuarenta primeros meses de la ocupación… 601 mil de ellos debido a la violencia"), guerrillas, milicias y criminales asesinan, roban y saquean; la lista de revelaciones de fraudes, chantajes y estafas de todo tipo por parte de contratistas internacionales y sus cómplices iraquíes sigue creciendo. Finalmente la guerra comienza a parecerle una mala idea hasta a los más devotos bushistas y a los más despistados.

LA OTRA OPCIÓN


Al Maliki

La situación se complicó aún más para la atribulada Casa Blanca cuando Al Maliki declaró de manera desafiante que su gobierno democráticamente electo no dependía del calendario político estadunidense. Este acto tuvo que ser contrarrestado con una muy promocionada videoconferencia entre Bush y Al Maliki. Si bien la línea oficial es todavía que Al Maliki es el líder adecuado para Irak, crecen los rumores de que en los altos círculos del poder estadunidense se está trabajando en un plan alternativo: abandonar las esperanzas de imponer la democracia al estilo occidental, reemplazar al "gobierno de unidad" de Al Maliki por una "una junta militar modernizadora" ya que esa sería "la única esperanza para un país cuya cultura democrática es débil, cuyos políticos son corruptos o incapaces", como señaló el director del Centro de Estudios Estratégicos de Johns Hopkins School, Eliot, A. Cohen, en el Wall Street Journal. ¿No es fascinante escuchar a un académico y experto recitar otra vez la misma retahíla criminal de justificaciones que hundieron a Chile, Argentina, Guatemala, Honduras, Congo, Vietnam, etcétera, en las grotescas pesadillas genocidas de las que apenas despiertan?

PARTÍRSELA A IRAK

Otra idea genial para resolver el caos iraquí es la famosa partición de Irak en tres regiones autónomas: una kurda al norte, otra chiíta al sur y una sunita en medio. Y este atropello no es propiedad exclusiva de los psicópatas sociopáticos neocons, sino que también lo proponen "liberales" como el senador demócrata Joseph Biden. Esta idea infame no ha sido favorecida por el propio Bush, ya que desde el inicio de esta aventura bélica aseguró a los turcos y a los sauditas que no permitiría la partición del país. Los turcos temen que un Kurdistán independiente desestabilizaría a sus muy reprimidos kurdos, y los sauditas no quieren un estado chiíta, muy probablemente aliado de Irán, en su frontera. Podemos estar seguros de que el mundo está pasando por un momento espantoso cuando los políticos ven la reciente catástrofe de los Balcanes como modelo de estabilidad y progreso.

OTRO GRAN CAÑONAZO FALLIDO

Ante la imposibilidad de resanar su despostillado prestigio, la Casa Blanca intentó otro de sus espectaculares asesinatos a distancia y lanzó misiles contra una madraza pakistaní, donde supuestamente se ocultaban líderes y militantes de Al Qaeda. Ochenta personas murieron. "Ningún blanco de alto valor estaba presente en el sitio al momento del ataque", declaró el ejército paquistaní refiriéndose al liderazgo de Al Qaeda.