Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia Los feminicidios en Juárez, de tipo "sexual sistémico", señalan expertos

Esos crímenes se caracterizan por la tortura, mutilación y violación de la víctima

Los feminicidios en Juárez, de tipo "sexual sistémico", señalan expertos

Investigadores de El Colegio de la Frontera Norte elaboran informe de los asesinatos

FABIOLA MARTINEZ

De 1993 a la fecha han sido asesinadas en Ciudad Juárez, Chihuahua, por lo menos 464 mujeres, en el contexto de violencia prevaleciente en esa ciudad fronteriza. Los especialistas en la materia han calificado esos crímenes como "feminicidio sexual sistémico", es decir, cuando las víctimas son torturadas, mutiladas y violadas sexualmente.

En el periodo 1993-2005 se registraron 442 homicidios de ese tipo y, en lo que va del presente año, se han sumado a esta lista 22 casos, precisó Julia Monárrez Fragoso, investigadora de El Colegio de la Frontera Norte y una de las feministas con mayor número de estudios referidos a este tema. El recuento deriva de un estricto seguimiento hemerográfico, aunque no está exento de la consulta a documentos oficiales; también se incluyen reportes geográficos detallados respecto a las zonas en las que residieron las víctimas o se perpetraron los crímenes, mayoritariamente jóvenes, con nivel de instrucción básico y habitantes de una veintena de colonias urbanas pobres.

Cabe señalar que la Procuraduría de Justicia del Estado de Chihuahua admitió, en su último informe (septiembre pasado) que se han presentado 398 casos y que 162 personas purgan penas como homicidas vinculados a los hechos de referencia.

Ante ese panorama, "la próxima administración tiene que retomar las recomendaciones de organismos nacionales e internacionales, porque Ciudad Juárez es un paradigma y lo que sucede ahí tiene que ver no sólo con las mujeres que viven ahí sino para las del resto del país y del mundo.

"(En esta administración) esa visión quedó trunca, aún queda mucho por hacer. A mí lo que me ha llamado mucho la atención es que aparece el cuerpo de una mujer, en una banqueta, tapada con una cobija, entonces, hay algo que permanece ahí. Además, el fenómeno no se quedó en Ciudad Juárez. La mujer muere no sólo por ser mujer sino que hay una forma específica de matarlos, un crimen sexual que se repite a lo largo de los años", advirtió Monárrez.

Al cabo de 13 años de esta ola de violencia en contra de las mujeres, los investigadores clasifican en dos vertientes principales estos delitos: en hechos organizados, es decir, una actuación en conjunto, y el referido "feminicidio sexual sistemático", cometido por hombres no vinculados entre sí.

La información anterior fue difundida durante la presentación del informe "Sistema socioeconómico y georeferencial sobre la violencia de género en Ciudad Juárez", coordinado por El Colegio de la Frontera Norte y la Comisión para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, de la Secretaría de Gobernación (SG).

La doctora Monárrez hizo un desglose del recuento de los crímenes en contra de mujeres en aquella ciudad: dentro de los 442 crímenes referidos se han establecido diversas clasificaciones; por ejemplo 112 asesinatos de mujeres menores de edad de éstas, 19 son niñas ­38 asesinadas por hombres muy cercanas a ellas; 41 perpetradas por el crimen organizado o el narcotráfico; 36 sin motivo aparente, y 95 en los que la relación víctima-victimario es muy cercana, entre otros. De este último rubro llama la atención de 22 fueron asesinatos por celos y 17 por infidelidad, lo que los estadunidenses llaman "crímenes de pasión".

La doctora Monárrez explicó que se considera feminicidio el caso que conlleva un tinte sexista por parte del victimario que decide quitarle la vida a la niña o a la mujer, muchas de ellas en ocupaciones 'estigmatizadas' (prostituta, teibolera, empleada de bar, etcétera) o asesinatos donde no se encontró una razón de género, aunque esto no significa que no exista.

Respecto al feminicidio "íntimo" subrayó que es el asesinato de una niña o mujer por el simple hecho de ser de ese género, siendo que y el agresor tiene relaciones íntimas de convivencia con la víctima.

El otro apartado se denomina "feminicidio sexual sistémico": donde hay una relación discriminatoria, sexista y misógina; "actos violentos gratuitos en ese cuerpo", secuestro, mutilaciones, violación sexual y el cuerpo se deja abandonado, regularmente en el desierto.

Aquí toma relevancia para los investigadores la forma en que es abandonado el cuerpo de la víctima: desnudo, semidesnudo, con el sostén arriba de los senos, o por la forma en que se acomoda: las piernas se dejan en posición ginecológica, abiertas, el sexo expuesto, para dar "un espectáculo a la sociedad".

Recomendaciones de ONG

El caso conocido como "las muertas de Juárez" ha sido motivo de al menos 10 recomendaciones de organismos nacionales e internacionales defensores de derechos humanos. Por ejemplo, en 1999 Asma Jahangir, relatora de Ejecuciones Sumarias, Transitorias y Extrajudiciales de las Naciones Unidas, destacó en su informe el problema de la impunidad que ha empañado a los casos de asesinadas; un año después, a Dato Peran, relator de Naciones Unidas sobre la independencia de magistrados y abogados, le sorprendió la absoluta ineficacia, incompetencia, indiferencia, insensibilidad y negligencia de la policía mexicana.

Otros reportes nacionales e internacionales han sido difundidos, principalmente centrados en la omisión y negligencia de servidores públicos y en la necesidad de reparar daños a las víctimas o sus familiares, pero sobre todo prevenir estos crímenes. De acuerdo con cifras oficiales de la Procuraduría General de la República, están encarceladas 177 personas como responsables de alguno de los casos de las "muertas de Juárez".

Miles de cuartillas en torno a estadísticas, investigaciones y diagnósticos han sido elaboradas de 1993 a la fecha, y se han creado varias comisiones gubernamentales. En 2003, el gobierno federal creó una comisión, la cual dirige Guadalupe Morfín Otero, quien presentará su tercer informe la próxima semana.

"El informe consta de más de 400 páginas y dos anexos muy voluminosos, uno muy detallado sobre el cumplimiento de recomendaciones. Y en ese sentido, me parece que reunimos buenas cuentas", aseguró la funcionaria.

"Queda en manos de la siguiente gestión poner en marcha (mecanismos de coordinación nacional para esta problemática), que sean dirigidos desde Gobernación para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres", dijo.

Morfín Otero rechazó que la instancia que encabeza haya sido un fracaso; es una comisión, agregó, que hizo todo lo que estuvo en sus manos para activar sistemas de coordinación y enlace.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.