Usted está aquí: Inicio Espectáculos Luego de siete años, se celebrará nuevamente el Festival de Blues

Esta semana se reúnen múltiples exponentes del género en la ciudad de México

Luego de siete años, se celebrará nuevamente el Festival de Blues

Billy Branch, John Lee Hooker Jr, Jaime López y Betsy Pecanins, entre los participantes

TANIA MOLINA RAMIREZ

Ampliar la imagen Billy Branch (al centro con armónica) y Los hijos del blues en el Artis's Lounge, de Chicago

Chicago, 20 de noviembre. Es lunes en el Artis's Lounge. Afuera sopla un frío viento otoñal; adentro las ventanas sudan. Este día es de blues en el Artis's, blues que se crea entre todos en este espacio sin escenario que pone a todos al mismo nivel. Aquí, ejecutantes y público son iguales.

El blues lo hace aquel hombre solitario de sombrero negro, recargado en la barra, que sorbe su cerveza y no habla con nadie; el blues lo hace el poderoso baterista de 61 años, Mose Rutues, que cada vez que suelta una carcajada deja ver una boca a la que le faltan varios dientes; el blues lo hace aquella briosa mujer de 50 años que lleva el ritmo de la música con las palmas y desde su lugar platica a gritos con los músicos; el blues lo hacen el armonicista Billy Branch y 15 músicos, aficionados y profesionales, que participan con el artista y The Sons of Blues (incluidos algunos italianos y Marty Sammon, tecladista de Buddy Guy).

El blues está también en el rumor de las pláticas aisladas, al fondo del bar, y en la elegante y atenta actitud de Debbie, joven que por primera vez escucha un concierto de blues. A sus 28 años, es de las más jóvenes en el sitio. Vino porque el maestro de música se lo dejó de tarea. No se arrepiente. Al contrario, está feliz, emocionada de haber descubierto la experiencia de sentir en vivo un concierto de blues.

Como Debbie, muchos jóvenes en Chicago ya no escuchan el género que dio vida a la música popular estadunidense. Prefieren, sobre todo, el hip hop.

Esta noche en el Artis's se ven rostros de piel morena, afroestadunidenses. Son contados los blancos que llegan hasta este lugar del sur de Chicago. Una de las pocas pieles claras es la de Artis, la dueña del local, elegante mujer de sombrero, sentada al fondo de la barra circular, que no deja en paz su cigarro y disfruta del concierto con satisfacción.

"¡Haz lo que haces, lo que haz, lo que haces, babe!", recomienda alguien a los músicos.

Cuando no anda de gira en Asia o Europa, Billy Branch toca en Artis's, como todos los lunes desde hace 22 años. Aquí vienen sobre todo gente del barrio y músicos de todas partes de la ciudad. Esta noche está presente una hija de B. B. King.

Branch es reconocido como uno de los armonicistas más importantes en la escena del blues. Forma parte de una generación que aún pudo conocer en persona y tener a maestros como Willie Dixon. Muchos se refieren a Branch como portador de la antorcha del blues, y es posible que sea más conocido fuera de Chicago que en su propia ciudad.

México y el blues

"¡México está en la casa!", exclama el armonicista, antes de presentar a Eduardo Serrano, dueño de Ruta 61, oasis chilango en el que recientemente se presentaron bluseros de Chicago, y al promotor cultural Raúl de la Rosa, de quien dice: "Llevó a México a todos que eran alguien en el blues".

Se refiere a los festivales de organizados por De la Rosa a partir de 1978. "Levó a México a la crema y nata del blues", insiste. Y sí, en aquellos legendarios festivales participaron luminarias como Muddy Waters, John Lee Hooker, Taj Mahal, Willie Dixon y Sista Monica, entre otros.

Billy Branch vino en aquella época. Era un chamaco que tocaba en la banda de Willie Dixon. Ahora, maduro, regresa como un gran armonicista: participará en el décimo Festival de Blues, en la ciudad de México, que se llevará a cabo los días 23, 24 y 25 de noviembre, con una cartelera de magníficos músicos de Chicago y de la capital, en el Teatro de la Ciudad. Algunos artistas participarán el domingo en un concierto al aire libre en el Monumento a la Revolución.

En México estos festivales (celebrados a partir de 1978 un año sí, otros no, hasta llegar a 1999, cuando se llevó a cabo el noveno) y Ruta 61 son de los escasos lugares en los que se puede escuchar blues en vivo, interpretado por los herederos de esta tradición. La intención, dice el organizador Raúl de la Rosa, es ofrecer un abanico de lo que hoy se hace en este género.

Programa blusero

El festival, organizado con el Gobierno del DF, la delegación Cuauhtemoc y el Teatro de la Ciudad, dentro de las Series del Jazz y Blues, arranca el jueves 23 con Jaime López, Súper Chikan con las Fighting Cocks, y Otis Taylor con su banda.

El viernes 24 estará dedicado a las mujeres: Betsy Pecanins, Cecilia Toussaint y Zora Young, Shirley Johnson y Peaches Staten (bautizadas por De la Rosa como las Mama's Blues de Chicago"), con la banda de Dave Specter.

El sábado 25 se presentarán John Lee Hooker Jr., Billy Branch con The Sons of Blues, las Mama's Blues y The Siegel-Schwall Band con Marcia Levy.

El domingo, en el Monumento a la Revolución, habrá una gran fiesta al aire libre a partir del mediodía. Ahí se presentan Claudia Ostos con la Dalia Negra, Sociedad Acústica, Vieja Estación, El Charro y los Moonhowlers, Las Señoritas de Aviñón, Billy Branch con The Sons of Blues, la banda de John Lee Hooker Jr. y la Siegel-Schwal Band con Marcy Levy.

Además, de manera paralela al festival, las noches del 23, 24 y 25 algunos de estos músicos estarán en Ruta 61 (3096-3021).

Décimo Festival de Blues: 23, 24 y 25 de noviembre, Teatro de la Ciudad, Donceles 36, Centro. Tel. 5510-2197.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.