Usted está aquí: Inicio Espectáculos El muro fronterizo, para que los gringos no pasen para acá: Ricky Martin

Promueve en México su más reciente material, Unplugged, recopilación de éxitos

El muro fronterizo, para que los gringos no pasen para acá: Ricky Martin

ARTURO CRUZ BARCENAS

Ampliar la imagen Ricky Martin reivindicó sus raíces latinas

"Levantar muros como el aprobado por el gobierno de Estados Unidos es una estupidez; lo único bueno es que serviría para que ellos, los gringos, no pasen más para este lado", expresó el cantante Ricky Martin, quien se asume como puertorriqueño y no como estadunidense: "estoy orgulloso de mi bandera", precisó en conferencia de prensa.

La Bomba, como se le conoce, está en México para promover su disco Unplugged, con una selección de éxitos que calificó de "egoísta", en el sentido de que son los que a él le gustan y punto. Grabado en agosto pasado, en Miami, es el 19 MTV unplugged hecho por la filial para Latinoamérica del canal de videos y la primera producción de MTV Tr3s, el canal recién lanzado en Estados Unidos.

Mostró su tatuaje en arameo en los bíceps. Su disco también contiene nuevas canciones; es acústico y en vivo, además de que ofrece la oportunidad de poder escucharlo en varios idiomas. "La vida me llevó al desconecte", bromeó respecto del desenchufe. "Este es mi proyecto favorito hasta el día del hoy".

Agregó que le expuso a su disquera que el tipo de música que hoy le exigen tarda dos años, "por lo menos, y yo no quería estar dos años metido en el estudio. No estoy para eso. ¡Me aburro! No quiero. En las últimas grabaciones me intoxiqué del estudio. En la última gira creé como un espacio acústico dentro del espectáculo que me gustó mucho. Dije que ya estábamos listos para el unplugged.

"La elección de los temas se me estaba haciendo un poco difícil. Seleccioné los que no volvería a cantar en mi vida y así se hizo fácil."

En su disco escribió: "Cuando se crea música no hay leyes que seguir. Escucha tu corazón". Tal es su actual feeling. Se le hace ver que el Unplugged como que salió de una bohemia. "¡Lo que pasa es que mis bohemias son de puta madre! Los músicos tienen muchos años trabajando conmigo. Después de 200 conciertos, por más complicado que sea, cierras los ojos y ellos tocan.

"Sí hay bohemia, pero también muchas cosas que cuidar", acotó. "Aquí ­en el disco­ no está el entertainment, tampoco el regalito visual. Yo quiero que la gente escuche. En el proceso hubo disciplina, durante dos semanas". Bohemia y negocio. Su imagen se levantó con una inversión millonaria de Pepsi Cola durante el mundial de Francia. "Pagaron muy bueno. ¿Cuántas botellas hay que tomar? ¡Venga!, agarraron de la mata de espinas".

Hace dos meses recibió un premio en Estados Unidos por su labor contra la trata de blancas y la prostitución infantil. Señaló a México y Brasil como países donde aún se ejerce la esclavitud. Dijo: "Mi fundación ­que lleva su nombre--trabaja por el bienestar de la niñez y luego de un viaje a India donde tuve la oportunidad de rescatar a tres niñas de la calle, me pregunté qué hubiera pasado con estas niñas si mi fundación no existiera.

"Llegó a mi vida información de lo que es la esclavitud de una nueva era. Esclavitud hoy, en este 2006. Esa palabra debería ser erradicada, pero me di cuenta de que la trata de blancas es una industria que genera millones de dólares al año; existe en todos los países del mundo.

"Su enfoque es esclavizar sexualmente a niños y a niñas. Estas niñas que yo rescaté tenían cuatro años. En un día fueron esclavizadas 25 veces. Y esto pasa todos los días y está el crimen organizado, y todo pasa por debajo de la mesa. Cuando llamé al Congreso de EU para exigir leyes globales que protejan más, ante la vulnerabilidad de las niñas, el Congreso me exigió que yo diera cifras, números, de lo que está pasando en todos los continentes. Y dije: ¡aquí está! Esto está pasando en Camboya, en Dominicana, en Puerto Rico, en México, en España, en India... así.

El Congreso de EU le pidió cifras, como si no las tuviera ya. "Fue como decir: qué tanto sabes, latinito". El artista alimentará a los planteamientos sociales.

­Esto de lo latinito, la discriminación, el muro fronterizo...

­A mí me encanta la idea del muro, para que no pasen pa'cá. Soy puertorriqueño, estoy orgulloso de mi bandera. De la misma forma en que yo estoy luchando en contra de la trata humana, exijo protección de las fronteras porque son muchos niños los que están siendo secuestrados y llevados a otros países. Pero que quieran poner un muro es volver atrás, a lo de Berlín. O sea, es como una ridiculez, no entiendo. Tantos problemas que existen en la educación de ese país ­EU­, donde hace falta mucho dinero, y construir un muro que cuesta no sé cuántos millones de dólares... ¡yo estoy pagando!, sin querer.

"El muro es un acto totalmente racista... es frustrante. Una nación de inmigrantes, porque, ¿quién nace ahí? Nadie", finalizó.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.