Usted está aquí: Inicio Economía En México aumentó la pobreza rural y el desempleo, dice Cepal

Como la mayoría de países de AL, se encamina a bajar 50% la indigencia para 2015

En México aumentó la pobreza rural y el desempleo, dice Cepal

Observa una ''pequeña disminución'' de pobres en zonas urbanas

Destaca una elevada desigualdad entre pueblos indígenas

La región sigue siendo ''muy vulnerable e inequitativa''

ALMA E. MUÑOZ

Ampliar la imagen Habitación hecha de materiales provisionales en medio de una acera en la ciudad de México Foto: Ap

México figura como uno de los países de América Latina donde aumentaron la pobreza rural y el desempleo, a la vez que cayeron los niveles de protección social, de acuerdo con el análisis que con base en datos de 2005 elaboró la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), sobre el Panorama social de la región.

Según el informe, el país además mantiene elevados índices de desigualdad que, sumados a los anteriores indicadores, hacen urgente elevar el actual ingreso per cápita al menos en un punto porcentual.

Pese a lo anterior, el organismo consideró que México, como la mayoría de los países de la zona, está encaminado a reducir en 50 por ciento sus niveles de pobreza extrema o indigencia para 2015, tal y como plantean las Metas del Milenio propuestas por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Desde Chile, el director de la Cepal, José Luis Machinea, presentó el informe donde se asienta que en 2005, el 39.8 de los latinoamericanos (209 millones de personas) vivían en condiciones de pobreza, y 15.4 por ciento (81 millones de individuos) en pobreza extrema o indigencia, lo cual significó una reducción en términos relativos, comparado con los niveles alcanzados desde 1980.

A partir de ese año América Latina alcanzó un aumento de 7.8 por ciento en el número de pobres e indigentes, y después sufrió un estancamiento durante tres años al contar con 44 por ciento de personas en esa condición. Sin embargo, a partir de 2004 comenzó a presentar niveles bajos en este tipo de pobreza, alcanzando el máximo descenso (cuatro puntos porcentuales) en 2005, y se espera que el próximo año continúe igual. La proyección es que habrá para entonces 38.5 millones de pobres e indigentes.

Por separado, Juan Carlos Ferez, especialista de la Cepal, advirtió en entrevista telefónica que la instancia internacional registra que México tuvo una ''pequeña disminución'' de la pobreza urbana, y un aumento ''importante'' de la pobreza rural en 2004-2005 (penúltimo año de gobierno de Vicente Fox, y que según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social creció en un millón de personas).

No obstante, planteó que en términos generales, y considerando que el plazo para alcanzar una reducción de 50 por ciento en el número de personas en pobreza extrema en el 2015 es de 25 años, desde 1998 hasta 2005, ''hay una tendencia de cualquier manera hacia la disminución de la pobreza y la indigencia''.

Es decir, ''todos los países que llevan a la fecha un avance en el cumplimiento de la meta, superior o igual a 64 por ciento, están bien encaminados, y ese es el caso de México. Es cierto, no es un avance lineal, en ocasiones se avanza, en otras hay pequeños retrocesos, pero la situación del país no fue tan buena en 2005 como en 2004, precisamente porque en ese último año (del anterior gobierno) no se avanzó lo que habría sido deseable''.

Precisó que México no es la única nación de la región donde aumentó la pobreza rural, pero ''como pocas veces antes, en estos últimos años la gran mayoría de los países efectivamente mejoró su situación'', aunque disminuyeron los ingresos de los hogares en esas zonas.

Al presentar el panorama social de la región, Machinea expuso una serie de gráficas donde se anotan diversos comportamientos asociados con la pobreza. Entre ellos, el referente a la desigualdad, donde se percibe que México, pese a estar ubicado dentro de los países que reportan una disminución de ese problema, tiene todavía altos índices, en especial cuando se trata de pueblos indígenas.

Al respecto, el director general de la Cepal advirtió que en conjunto ''la región sigue siendo muy vulnerable, inequitativa y con poca protección social''.

Para abordar este último tema, como parte de la evolución del empleo asalariado y las tendencias recientes de la ocupación en áreas urbanas, se apoyó en otras tablas donde se aprecia que México se ubica dentro del bloque de países latinoamericanos que registran niveles de desempleo, que en su caso es de 4 por ciento, es decir, casi un punto más de lo que presentaba en 1990, cuando en la región el total de ocupados (asalariados e independientes) en zonas urbanas aumentó poco más de 5.3 millones por año, ''cifra que supera con creces el incremento anual de 3.3 millones de ocupados en los últimos 12 años''.

La Cepal acentuó que ''uno de los factores que más contribuyeron a la reducción de la pobreza'' de 2002 a 2005 fue la disminución de la tasa de desempleo, con lo cual además aumenta el número de asegurados.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.