Usted está aquí: Inicio Economía Televisa y Tv Azteca, aliadas para bloquear a nuevos competidores

Con su poder político buscan impedir que participen General Electric y Grupo Xtra

Televisa y Tv Azteca, aliadas para bloquear a nuevos competidores

Se defienden para resguardar el negocio televisivo, altamente concentrado, que se proyecta como una de las mayores fuentes de riqueza económica y política en los siguientes años

ROBERTO GONZALEZ AMADOR

Ampliar la imagen Fachada de Televisión Azteca. La empresa capta 28.2 por ciento del gasto en publicidad en la televisión abierta, mientras Televisa se queda con 71.2 Foto: María Luisa Severiano

Con la fuerza de su poder político, acrecentado en los últimos años, el duopolio de la televisión privada en México ha logrado erigir barreras para la entrada de nuevos participantes a un mercado que, según proyecciones de especialistas y autoridades, será una de las mayores fuentes de riqueza económica y política en los siguientes años.

El más reciente capítulo es el esfuerzo tras bastidores que Televisa y Televisión Azteca realizan para impedir que la trasnacional General Electric y su socio mexicano Grupo Xtra ­del empresario Isaac Saba­ obtengan un permiso del gobierno federal para desarrollar contenidos y participar en la posible licitación de un nuevo canal de televisión.

Son ambos temas, el desarrollo de contenidos y la posibilidad de que exista una tercera opción de televisión abierta comercial, los que han unido a Televisa y Tv Azteca, rivales comerciales, en la defensa de un negocio altamente concentrado, criticado por autoridades y que opera en contra de las experiencias internacionales de protección de consumidores.

Según la Comisión Federal de Competencia (CFC), ''resulta necesario crear oportunidades para el desarrollo de canales de televisión abierta alternativos que introduzcan mayor competencia en las actividades comerciales de los operadores establecidos, al tiempo que contribuyan a la pluralidad y diversidad de voces y contenidos en beneficio de la sociedad''.

Que la televisión comercial en México ha sido y seguirá siendo un gran negocio, no hay duda. Más con una estructura concentrada que, por el poder de sus dos participantes, impide en los hechos la entrada de nuevos competidores.

Crecimiento espectacular de la publicidad, prevén

Un reporte de Price Waterhouse Coopers (PWC) estima que el gasto publicitario en televisión en México crecerá entre 2006 y 2010 a un ritmo de 11 por ciento anual, que triplica al previsto para la economía por el gobierno federal, de 3.5 por ciento anual, para ese mismo periodo.

Un reporte de la CFC, el organismo antimonopolio del Estado, fechado el 28 de noviembre, cita fuentes de la industria de telecomunicaciones para señalar que Televisa y Televisión Azteca ejercen un alto grado de concentración del gasto en publicidad y en dominio del mercado.

Sin contar el gasto electoral de las campañas de 2006 ­en las que los partidos políticos de todo el espectro ideológico entregaron prácticamente la totalidad de sus recursos publicitarios a la televisión­ la inversión total en medios publicitarios ronda al año los 45 mil millones de pesos, de acuerdo con las cifras ofrecidas por la CFC. De esa cantidad, 58 por ciento, unos 26 mil 100 millones, es concentrado por la televisión abierta; 3.2 por ciento por la televisión restringida, y otro 38.8 por ciento en otros medios publicitarios.

De los 26 mil 100 millones de gasto publicitario dedicado a la televisión abierta, Grupo Televisa capta, según el ejercicio realizado por la CFC para el periodo de un año, 71.2 por ciento del total y las empresas de Tv Azteca el 28.2 por ciento restante. En 2005, para el que existen datos consolidados, la participación de Grupo Televisa sólo por publicidad fue equivalente a 41.3 por ciento de la inversión total en todos los medios, de acuerdo con la revista Merca2.0, citada por la Comisión Federal de Competencia.

Adicionalmente, Grupo Televisa también tiene participación relevante en otros medios publicitarios como televisión por cable (es accionista de Cablevisión, de la que era consejero hasta el 30 de noviembre Luis Téllez Kuenzler, hoy secretario de Comunicaciones), revistas e Internet. Estas participaciones aumentan su captación del mercado publicitario.

El de la publicidad será un negocio creciente, como piensan participantes en el sector y analistas. De acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Agencias de Publicidad y con las proyecciones de PWC, la Comisión Federal de Competencia considera que ''el nivel que registra la inversión publicitaria en México comparada con la de otros países sugiere que existen posibilidades de crecimiento, incluyendo los medios de transmisión para servicios de video''.

En México, la inversión en publicidad representa medio punto del producto interno bruto, mientras en Brasil es de 1.59 y en Estados Unidos de 1.89 por ciento del PIB.

Según el estudio Global Entertainment and Media Outlook, 2006-2010, de Price Waterhouse Coopers, se prevé que el gasto publicitario total en televisión en México, para el periodo de referencia, registre una tasa de crecimiento anual de 11 por ciento; en televisión abierta sería de 9.3 por ciento y en televisión restringida de 32.6 por ciento.

Falta una oferta variada

Además del reparto del mercado de publicidad, existe otra manera de determinar la concentración en el mercado de la televisión, concentración que en la práctica se expresa en la falta de una oferta variada para los consumidores, sujetos a las decisiones de dos empresas.

Datos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes indican que en México existen 457 estaciones concesionadas para servicios de televisión abierta, de las cuales 382 operan en frecuencias VHF (siglas en inglés de Muy Alta Frecuencia), que pueden captar todos los televisores, y 75 en la banda de UHF (siglas en inglés de Ultra Alta Frecuencia). El Grupo Televisa cuenta con 243 estaciones para transmitir cuatro canales con cobertura nacional o regional. Televisión Azteca detenta 179 estaciones para transmitir dos canales de cobertura nacional; Canal 11 tiene 18 estaciones y, con 40 estaciones cada uno están los canales 22, 28 y 40, este último también asociado a Azteca.

El Banco Mundial, en su Manual de reglamentación de las telecomunicaciones, establece: ''en las economías de mercado en las que existe competencia los distintos proveedores compiten entre ellos para vender sus productos o servicios a los clientes. En régimen de competencia, los proveedores pueden ofrecer precios más bajos, o mejores servicios, y paquetes o calidades de servicios para atraer clientes. La existencia de la competencia es de interés público, pues permite que los proveedores sean cada vez más eficientes y que ofrezcan una mayor gana de productos y servicios a precios más bajos''.

La competencia, según ese organismo multilateral, es la clave de una eficaz modernización del sector de telecomunicaciones. Una de las mayores preocupaciones durante la transición de un monopolio a un mercado competitivo es que se asegure que nuevos participantes pueden tener un libre acceso a las redes y clientes existentes, dice el documento.

Nada prohíbe atacar a posibles competidores: Javier Orozco

Impulsor de la ley Televisa cuando fue diputado, el ahora senador del Partido Verde Ecologista, Javier Orozco, justificó la campaña de desprestigio que las dos televisoras han emprendido en contra del Consorcio General Electric y del Grupo Saba, los cuales pretenden obtener una concesión para operar una cadena nacional de televisión.

Entrevistado ayer en el Senado, sostuvo que ''lo que han presentado las televisoras lo hacen en el ejercicio de su libertad de expresión y de libertad de programación noticiosa, que tiene también los medios impresos''.

Cuestionado sobre qué tan ético es que un concesionario utilice un medio de comunicación electrónica para atacar a un posible competidor, el senador Orozco insistió en que no hay ninguna prohibición en la Ley Federal de Radio y Televisión para que Televisa y Tv Azteca presenten una serie de reportajes.

­Isaac Saba enfrenta una campaña mediática, en la que se le ataca por la distribución de medicinas. ¿En el fondo es porque pretende con Telemundo luchar por una concesión?

­No sabría cuál es la política editorial de las empresas televisoras, pero sin el afán de defenderlas, es lo mismo cuando se les ataca en los medios impresos y se dice que conforman un duopolio.

El legislador llegó al Senado después de que su suplente pidió licencia indefinida apenas comenzada la legislatura, para acallar así las críticas que se formularon tanto al PRI como al Verde Ecologista por haber incluido en sus espacios plurinominales a quienes impulsaron la llamada ley Televisa.

Andrea Becerril

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.