Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia Pura demagogia, el Seguro Popular y el universal, afirma el líder del SNTSS

Se opone a que los trabajadores del IMSS atiendan esas coberturas inviables

Pura demagogia, el Seguro Popular y el universal, afirma el líder del SNTSS

No permitiremos despidos; sólo el área de confianza es recortable: Valdemar Gutiérrez

PATRICIA MUÑOZ RIOS

El Seguro Popular y el universal para los niños que nazcan en este sexenio son "pura demagogia", "populacheros", porque no hay capacidad suficiente en infraestructura, ni recursos médicos y técnicos para enfrentar esta demanda, y si se endilga al Instituto Mexicano del Seguro Social esta tarea, se colapsarán varias áreas médicas y decaerá peligrosamente la atención para los derechohabientes.

El dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS), Valdemar Gutiérrez, sostuvo ayer lo anterior luego de adelantar que el gobierno federal y la dirección general del IMSS pretenden que el próximo viernes se firme un acuerdo para que la atención médica de estos dos seguros se otorgue mediante el programa IMSS-Oportunidades, lo cual definitivamente "no es viable", y es prácticamente imposible, porque de por sí hay sobrepoblación y problemas presupuestales para la institución.

Actualmente el IMSS deja de surtir cerca de 500 mil recetas médicas cada mes ­casi 6 millones al año­; hace falta cubrir 10 mil plazas que quedaron vacantes y está pendiente la contratación de 40 mil trabajadores, como se acordó desde 2005, y no se han concretado; los derechohabientes tienen que esperar de tres a cuatro horas para ser atendidos; ni siquiera hay incubadoras suficientes y sumar a ello la población del Seguro Popular y del "universal" para los niños, sería un desastre médico, expresó Gutiérrez.

Aclaró que el sindicato no se opone a otorgar el servicio, sin embargo, reclama que primero se den los instrumentos físicos y médicos necesarios, además de que a los trabajadores se les tendría que incrementar los salarios y revisar sus condiciones laborales, porque se elevarían sus jornadas laborales.

Por ello consideró que "ambos seguros están en el aire y son pura demagogia, porque no hay nada concreto", son "populacheros", no se planearon bien y el IMSS no podrá hacerles frente, si no se cuenta con los medios suficientes.

"No nos oponemos a proporcionar la atención, sólo que nos den con qué y nos digan cómo", advirtió Gutiérrez. Es muy probable, agregó, que el próximo viernes la dirección del IMSS los convoque a firmar un acuerdo en el que se les obligue a otorgar estos servicios. De ser así, el sindicato iniciará una serie de acciones que irán desde la búsqueda del diálogo y el acuerdo, a la denuncia, junto a otras acciones sindicales.

En cuanto a la declaración que emitió ayer el director del IMSS, Juan Molinar Horcasitas, de que habrá restructuración de la plantilla de personal y austeridad en las áreas no prioritarias, el líder sindical sostuvo que no se permitirá un solo despido de trabajadores de base y planteó: "todas las áreas son estratégicas, únicamente las de personal de confianza pueden ser sujetas a recorte, sobre todo las de empleados allegados a la dirección del instituto, como son los múltiples asesores que cobran altísimos salarios, que se comen gran parte del presupuesto y no lo devengan; ahí sí es necesario el ajuste de personal".

Dijo que es contradictorio que Molinar llame a los sindicalizados a trabajar en forma conjunta para sacar adelante a la institución y por otra, "no los tome en cuenta para asuntos tan importantes como lo es el Seguro Popular y el seguro universal para los niños que nazcan este sexenio, para lo cual definitivamente no hay capacidad".

Consideró que para el sindicato se viene un año "muy difícil" por esta situación que podría generar grandes diferencias entre trabajadores y la dirección del IMSS; además de que se tienen en puerta 15 cambios de comités ejecutivos seccionales en estados de la República; se revisará el contrato colectivo de trabajo y se preparará el emplazamiento a huelga.

Así, 2007 no será fácil, menos aún si se empieza con acciones oficiales como tratar de "endosar al Seguro Social la factura de las promesas de apoyo médico para los menos protegidos y los niños del sexenio, lo cual no lo resistiría la institución".

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.