Usted está aquí: Inicio Política Reclamos a Calderón en Chalco y Veracruz por el alza a tortillas

Ante gritos y mensajes irónicos anuncia un paquete de medidas para frenar el aumento

Reclamos a Calderón en Chalco y Veracruz por el alza a tortillas

Instruye a Diconsa mantener el precio del maíz en $3.50 y a Sagarpa aumentar cupos de importación

CLAUDIA HERRERA, RENE RAMON ENVIADA, CORRESPONSAL

Ampliar la imagen Felipe Calderón a su llegada a Chalco, donde dio inicio al programa de guarderías infantiles Foto: Saúl López /Cuartoscuro

Veracruz, Ver., 11 de enero. Frente a los reclamos que escuchó en sus visitas a Chalco y a esta ciudad, expresados con gritos y pancartas con frases irónicas como ''Gracias señor Presidente por subir las tortillas'', el mandatario Felipe Calderón anunció un paquete de medidas para frenar estos incrementos.

Para desactivar lo más pronto posible el conflicto que está provocando esta escalada de precios, el titular del Ejecutivo federal instruyó a las tiendas Diconsa que mantengan el costo del maíz y de la harina en máximo 3 pesos 50 centavos; a Economía y Profeco, que apliquen la ley a fin de evitar la especulación con este producto, y a la Secretaría de Agricultura, que aumente los cupos de importación de maíz.

Aun cuando aclaró una y otra vez que los precios no son determinados por el gobierno, Calderón dijo que aplicará estas medidas junto con los gobiernos estatales y municipales, y anunciará otras los próximos días.

El anuncio lo hizo después de escuchar diversas expresiones de molestia y preocupación a causa de estos incrementos, que en algunos estados han significado que la tortilla cueste hasta 30 pesos el kilo.

Primer baño de pueblo

La inauguración del nuevo programa de estancias infantiles para mujeres trabajadoras sirvió para que el panista caminara por primera vez, desde que inició su gobierno, por tramos pequeños de colonias populares de los estados de México y de Veracruz.

Con la idea de mostrar acercamientos con la oposición, fue a Chalco, municipio gobernado por el perredista Vicente Onofre Vázquez, y luego al estado de Veracruz, donde el priísta Fidel Herrera Beltrán lo llamó su ''amigo'' y ofreció ''respaldar con toda la fuerza'' su nuevo programa.

Cuando se disponía a inaugurar la primera estancia infantil en la calle Mazatecas, en Chalco, una mujer de las que estaban colocadas detrás de las vallas que dispuso el Estado Mayor Presidencial, lo increpó:

­¡Nos subiste las tortillas! ¿No que nos ibas a ayudar?

­No, yo no subí el precio.

­¡Estamos muy amolados, subió la tortilla, el huevo, la leche!

­Dénme la confianza, no es un tema con el que esté de acuerdo; hoy mismo voy a tomar una decisión para ver qué hacemos para bajar los precios.

Casi llorando, otra mujer gritaba: ''Que bajen las tortillas, queremos que nos ayuden porque no tenemos a veces ni para comer''.

Luego Calderón ya no se dio abasto con tantas exigencias: más seguridad, el cierre de bares, la atención de las escuelas....

Finalmente, acompañado por su esposa, Margarita Zavala, siguió saludando de beso y de mano a las señoras y se dispuso a viajar a Veracruz.

En el aeropuerto fue recibido por el gobernador, el priísta Fidel Herrera Beltrán, y juntos viajaron en camioneta hacia la colonia Dos Caminos. Durante el trayecto se pudieron observar personas sosteniendo cartulinas. Una decía: ''Gracias Calderón por el aumento a precios de productos básicos''.

Luego del recorrido, en el deportivo de la colonia Chivería, el Presidente anunció en su discurso una serie de medidas, porque ­según dijo­ no quería ser omiso a los comentarios recibidos tanto en Veracruz como en el estado de México.

Cuando apenas habían transcurrido dos horas de aquellos intercambios, señaló que había girado instrucciones al gabinete para que se aplicaran todas las medidas para ''cuidar el patrimonio de las familias''.

Aunque de inmediato aclaró que mantendrá una política ''muy firme, muy responsable'' para no cometer los errores del pasado, que se tradujeron en escaladas de precios y en quiebras económicas.

''No me importa de dónde traigan el maíz''

Anunció que instruyó a la secretaria de Desarrollo Social, Beatriz Zavala, que las distribuidoras Conasupo (ya desaparecida), aunque después corrigió y dijo Diconsa, eviten cualquier intento de especulación vendiendo el maíz a un precio que no supere los 3.50 pesos.

Advirtió que la Secretaría de Agricultura deberá comprar el maíz más barato donde sea. ''No me importa que lo traigan desde miles de kilómetros, lo importante es que ese no sea un argumento para elevarle los precios a la gente''.

Al parecer el gobernador Herrera Beltrán ­quien un día antes también criticó el aumento al precio de la tortilla y hasta propuso crear una comisión para evitarlo­ comentó el tema con el Presidente. Calderón dijo que atenderá el planteamiento del priísta de que la solución al problema pasa por incrementar la producción de maíz.

(Con información de Andrés T. Morales, corresponsal).

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.