Usted está aquí: Inicio Política Especulación, causa del aumento a tortillas: Ortiz

El movimiento, desproporcionado en relación con los insumos

Especulación, causa del aumento a tortillas: Ortiz

Hay personas que quieren llevar nixtamal a su molino, ironiza

ROBERTO GONZALEZ AMADOR E ISRAEL RODRIGUEZ J.

Ampliar la imagen El gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz, ayer en el ITAM Foto: Cristina Rodríguez

El disparo en el precio de la tortilla, que en la capital del país repuntó 66 por ciento en un par de meses, fue atribuido por Guillermo Ortiz Martínez, gobernador del Banco de México, a un movimiento de ''especulación y acaparamiento''. Precisó: ''El movimiento de precios ha sido fuera de toda proporción en relación con los insumos que se emplean para elaborar'' ese alimento básico.

Ortiz Martínez también cuestionó las posturas de sectores tanto sindicales como empresariales, que ante el alza en el costo del alimento, dijo, han hecho comentarios ''irresponsables'' que generan inquietud.

''Hay gente que está diciendo que la tortilla va a irse a no sé cuánto; digo, todo este escándalo que se ha armado obedece también a que hay personas, organizaciones, etcétera, que quieren llevar, ahora sí, nixtamal a su molino'', ironizó.

En una conferencia ofrecida en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), Ortiz Martínez dijo que el banco central espera ''una acción de la autoridad competente'' para frenar la ola de especulación con el alimento.

Aun cuando el aumento en el precio de la tortilla y el azúcar provocaron que la inflación de 2006, de 4.5 por ciento, superara la meta fijada por el organismo ­que era de 2 a 4 por ciento­, Ortiz Martínez comentó que el Banco de México espera que la inflación comience a ceder hacia la segunda mitad del año.

Estimó que el repunte de la inflación en 2006, más allá de lo calculado, obedeció a que hubo ''choques de oferta'' que no habían sido previstos por el banco central en dos productos: tortilla y azúcar.

''Ambos productos, la tortilla y el azúcar, tienen una problemática con características similares, de alguna manera. Una parte importante son problemas de comercialización'', señaló.

En el caso del azúcar, informó, el precio en México ­ahora en torno a 25 pesos por kilogramo­ es 70 por ciento más alto que en Estados Unidos, país donde de por sí es considerablemente mayor a la cotización internacional, afirmó.

El azúcar al cielo, como por arte de magia

Relató que, a partir de junio de 2006, el kilo del azúcar se fue de 20 a 28 pesos, ''así, como por arte de magia'', y la Secretaría de Economía reaccionó abriendo cuotas de importación, aunque no ha bajado el precio. ''Es un alza totalmente injustificada, o sea, no hay ninguna razón económica para que el producto haya reaccionado de esta manera, así que son problemas de acaparamiento y especulación''.

Luego se refirió a la tortilla, uno de los pilares de la alimentación para la mayoría de mexicanos. En este caso, mencionó, sí ocurrió un aumento en el precio del maíz, insumo principal para la elaboración de tortilla. A escala internacional el costo del grano, que también se está usando para elaborar combustible, creció entre 37 y 38 por ciento en 2006.

Sin embargo, abundó, el alza en el precio del maíz ha sido muy inferior al incremento de las tortillas.

Incremento de más de 60 por ciento

''Las tortillas estaban a seis pesos, más o menos, en enero de 2006, y en los días recientes las dejaron subir a diez aquí, en el Distrito Federal y en otras ciudades de provincia, o sea que es un aumento de más de 60 por ciento en el precio de la tortilla que, repito, no se justifica por el incremento de los insumos; el principal, que es el maíz, y sobre todo porque otros insumos como electricidad, agua, mano de obra, etcétera, subieron en mucho menor proporción.''

Una vez enumerada la variación en los precios de insumos y del alimento ya elaborado, Ortiz Martínez comentó que el alza de la tortilla obedece ''claramente a un problema de especulación, de acaparamiento y de un comportamiento no competitivo en la fijación de precios''.

Abundó: ''Si se observa el comportamiento, por ejemplo, de las tortillerías, todas aumentan el mismo día en las distintas ciudades, bueno, con dos o tres días de diferencia. Ciertamente no hay un modelo competitivo en la distribución de este producto, así que yo espero que las autoridades competentes, que ya lo están haciendo obviamente, tomen cartas en el asunto, porque lo que sí entendemos es que un movimiento en precios relativos del maíz tiene que impactar a algunos de los productos que se fabrican con este insumo, pero digamos, el movimiento de precios ha sido totalmente fuera de proporción en relación con el incremento de los insumos''.

Ortiz Martínez comentó que el alza de precios que hubo en 2006, en productos como tomate, tortilla, azúcar, entre otros, no influyó en las expectativas de inflación para 2007, ''lo que era justamente la preocupación del Banco de México''.

Inflación en 2007, tema crucial

Afirmó que el organismo a su cargo va a estar ''muy vigilante'' para evitar que se generen expectativas de una mayor inflación.

­¿Los choques de inflación son permanentes?

­Yo creo que es la pregunta crucial. Desde nuestro punto de vista, estos choques de oferta son temporales. Lo importante es que esto no contamine a otros productos y no contamine las expectativas, y lamentablemente con todo el escándalo que se ha hecho con esta serie de declaraciones, yo diría irresponsables por parte de algunas personas, están propiciando este entorno, digamos de inquietud e intranquilidad.

El gobernador del Banco de México concluyó: ''Tenemos un problema concreto en un producto o dos, azúcar y tortilla, que tienen una problemática bien definida y que se pueden arreglar; entonces, no veo por qué esto deba contaminar expectativas y hacer que nos desviemos; es cierto que la inflación en estos primeros meses va a estar más alta de lo que habíamos previsto, va a estar seguramente alrededor de 4 por ciento, en algunos meses más altos a 4, pero esperamos que en el segundo semestre otra vez retomemos la tendencia a la baja y podamos cerrar el año con una inflación sustancialmente menor con la que cerramos el año 2006''.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.