Usted está aquí: Inicio Política México ahora "está en orden y en paz; vamos bien": Calderón

Reconoce que el apoyo del Ejército ha sido "vital para fortalecer a las instancias federales"

México ahora "está en orden y en paz; vamos bien": Calderón

Descarta que vaya a haber recortes al presupuesto por la caída en los precios del petróleo

CLAUDIA HERRERA BELTRAN

Ampliar la imagen El presidente Felipe Calderón señaló que con las medidas a aplicar se frenará la escalada de precios de la tortilla, pero el efecto no será inmediato Foto: Víctor Camacho

"Muy contento, muy satisfecho", declaró sentirse el presidente Felipe Calderón con sus primeros 45 días de gobierno, pues afirmó que México ya vive con "más tranquilidad y certidumbre" que cuando inició su mandato. "Estamos en orden y en paz", resumió.

Pese a las críticas que han suscitado los operativos de seguridad y sus constantes apariciones al lado de mandos militares, el mandatario aseguró, en lo que fue su primera conferencia de prensa, que la ciudadanía tiene una "enorme satisfacción" de estas acciones y que el apoyo del Ejército Mexicano ha sido "vital" para fortalecer a las instancias federales.

Sobre la escalada de precios de la tortilla, se mostró optimista de que éstos se estabilizarán con la aplicación de las medidas gubernamentales anunciadas, pero reconoció que el efecto no será inmediato.

Aunque dijo observar con preocupación la caída de los precios del petróleo, porque pueden afectar a México, señaló que aún están dentro de los márgenes esperados, y anunció que por ahora no piensa hacer recortes al presupuesto por esta causa.

Calderón ofreció la mañana de ayer un balance de su administración en las escalinatas de la residencia Miguel Alemán en Los Pinos. A su lado sólo estaban el jefe de la Oficina de la Presidencia, Juan Camilo Mouriño; el coordinador de Comunicación Social, Maximiliano Cortázar, y a mayor distancia su secretario particular, César Nava.

De principio a fin presentó como positivos los resultados del gobierno y se enorgulleció sobre todo de los operativos de seguridad aplicados en Michoacán, Baja California (Tijuana) y Guerrero.

Fue al cierre de la rueda de prensa cuando se le preguntó si como candidato esperaba enfrentar este escenario al inicio del gobierno, y respondió: "Lo digo con toda honestidad, si echa uno la mirada hacia atrás y mira el panorama que se vislumbraba para mi gobierno hace 50 años días, hace dos meses o menos, pues era terriblemente más sombrío y desalentador de lo que ha resultado".

Insistió: "honestamente me siento muy contento, muy satisfecho con lo que hemos logrado; sé que hay muchos problemas enfrente, pero me queda claro que hoy México vive con más tranquilidad y certidumbre de la que había al inicio del mandato, y eso me llena de satisfacción".

De hecho, explicó que los estudios de opinión publicados por algunos medios de comunicación dan una valoración positiva de su mandato, lo que lo llevó a decir: "siento que vamos bien y que México está en orden y en paz".

Al principio de su mensaje, afirmó que ha iniciado con decisión y energía dando respuesta a las demandas más urgentes de la población: seguridad pública, combate a la pobreza y generación de empleos, aunque en este último punto será hasta esta semana cuando se pondrán en marcha los primeros programas.

Se enorgulleció de que su administración está librando una batalla frontal contra la delincuencia organizada, y dijo que aplicará toda la fuerza del Estado "sin titubeos ni vacilaciones", por lo que seguirá actuando en aquellas zonas que representan un peligro para la seguridad de los ciudadanos.

En torno de las críticas que ha suscitado su estrecha cercanía con las fuerzas armadas, porque pudiera reflejar un signo de debilidad del gobierno, señaló: "el Presidente es el comandante supremo de las fuerzas armadas, y el apoyo del Ejército ha sido vital para, precisamente, fortalecer las instancias federales, los operativos y recuperar orden, tranquilidad, certidumbre y condiciones de seguridad".

Fue cuando declaró que sin echar las campanas al vuelo está satisfecho con los resultados obtenidos hasta ahora en materia de la lucha contra la delincuencia.

A pesar de que se ha cuestionado la falta de resultados de los operativos policiacos y militares, afirmó que se ha logrado restablecer las condiciones mínimas en las zonas que están amenazadas por el crimen organizado, y mencionó que en Michoacán el promedio de homicidios con violencia se ha reducido casi en 40 por ciento respecto de los pasados seis meses.

Sobre los actos de represión cometidos por el gobierno de Ulises Ruiz en Oaxaca, primero eludió responder la pregunta y después, al insistirle, dijo que su administración actúa conforme a la ley y que no habrá impunidad para nadie.

Con el argumento de que será respetuoso de la vida interna del blanquiazul, no quiso opinar sobre la crisis que enfrenta su partido y que se advierte en el asesinato de un diputado en Guerrero, las denuncias de fraude en Yucatán y los dimes y diretes con el gobernador de Aguascalientes.

A pesar de los desencuentros que ha tenido con el líder nacional de su partido, Manuel Espino, aseguró que tanto la directiva como la militancia y los grupos parlamentarios han sido solidarios con él y un factor de coadyuvancia muy importante.

En respuesta a las quejas de partidos políticos de que ha lanzado programas sin contar con recursos para operarlos, dijo que no es cierto, y que si se esperó a anunciarlos hasta las primeras semanas de enero fue precisamente porque estaba esperando a que el Congreso de la Unión aprobara los fondos respectivos.

Monopolios y reforma fiscal

Luego de que en esta semana Calderón recibió a los directivos de General Electric, que pugnan porque se apruebe una tercera cadena nacional de televisión ­y posteriormente hizo lo propio con los de Televisa­, se le preguntó su opinión sobre los monopolios.

Aseguró que los monopolios públicos y privados no responden al contexto mundial, y por eso será un Presidente respetuoso de las condiciones de competencia en el país y de las disposiciones que establezca la Comisión Federal de Competencia. En el caso concreto de la tercera cadena, señaló que acatará lo que la Cofetel resuelva sobre la distribución de frecuencias disponibles.

En cuanto a la reforma fiscal, cuyo debate dará inicio hoy en la Cámara de Diputados, dijo que espera una "discusión responsable", y por lo pronto ya giró instrucciones al secretario de Hacienda, Agustín Carstens, para que este lunes se reúna con los coordinadores parlamentarios y analicen la metodología y objetivos para lograr este fin.

Adelantó que no pretende generar expectativas infundas sobre este tema, pero se mostró convencido de que todos los partidos políticos están conscientes de la necesidad que tiene México de incrementar los recursos públicos.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.